cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Página en Blanco
Varios |
24.08.21
  • 5
  • 7
  • 301
Sinopsis

-Bueno, algunas veces responden, en realidad casi siempre dicen cosas, escriben cosas. Y me contaron que en ese/este mundo en el que están, un suspiro pueden escribirse en cientos de páginas en blanco, una sonrisa en un centenar de libros, una palabra dicha por un enamorado puede sumar varios volúmenes de páginas… Cosas así.

En estos días pasados, tuve un fuerte dolor de garganta. Típico cuando el frío hace su aparición tan bruscamente. Y avanzó con rapidez, el dolor, luego la febrícula y tuve que llamar al médico. Y claro, estamos en tiempos de pandemia, del COVID-19, año 2021. Y antes de que venga un médico, me mandaron hisopar. Bueno, qué más remedio…

Un día después de llamar, casi sobre las diez de la noche vino el “hisopador”, bueno, el técnico, el que realiza el servicio, enfundado en su túnica de tela de arroz, y los guantes, y el protector para el cabello. Saludó y explicó brevemente el procedimiento. Todo fue muy ágil y al salir se dio una charla superficial. Comenté… De Covid no me voy a morir… Sí, dijo sin estar muy convencido. Y respondí, que igual por alguna razón dejaremos este mundo para entrar al otro, al distante y cercano a la vez… Él, con muy bueno modos, no lo negó, pero dio a entender no creía en otro mundo… Se concretó a decir: “Si usted cree, está bien…”

Yo lo miré y le dije: sabe que yo llevo adelante un Podcast, al que llamo Página en Blanco.

-Perdón... escuché la palabra pero no sé bien qué es

-Es una suerte de programa de radio, pero a la carta. Usted elige un programa, y luego escucha los episodios que los responsables van generando. Hay Podcast de diversos temas…

-Entiendo…

-Yo empecé a hacer el programa y, poco a poco, del otro mundo se empezaron a contactar conmigo…

-¿Cómo? No le entiendo…

-No me tome por loco, amigo. No lo estoy y se lo voy a demostrar. Venga, pase. Aquí está mi notebook, y en este cuarto hago las producciones…

-Interesante, es de lo más común, perdón, no hay nada raro, excepcional…

-Por cierto, no. Pero toda la comunicación se inicia un rato después de encender la máquina, verá… Enciendo la notebook, y espere un minuto. Sé que lo esperan, y otros pacientes también, pero no se arrepentirá. Siempre y cuando ellos vengan…

-¿Quiénes?…

-Ellos -dije, al tiempo que iban apareciendo los rostros de docenas de escritores, muchos desconocidos, otros no

-Yo conozco a ese, y a ese, a esta mujer no como escritora, pero era una vecina. Falleció hace diez años… No puede ser…

-Sí, eso pensé yo, también. Sí, lo pensé. Pero se comunican por medio de la pantalla, en realidad por medio de la página en blanco.

-¿Y qué le dicen? ¿Cómo están? ¿Dónde?

-Bueno, algunas veces responden, en realidad casi siempre dicen cosas, escriben cosas. Y me contaron que en ese/este mundo en el que están, un suspiro pueden escribirse en cientos de páginas en blanco, una sonrisa en un centenar de libros, una palabra dicha por un enamorado puede sumar varios volúmenes de páginas… Cosas así. Y me confesaron que si hubiesen tenido oportunidad de contar algo más de sus escritos lo hubieran hecho, pero no siempre hubo estas posibilidades de compartir las cosas, incluso, rara vez pudieron publicar sus textos.

-Interesante… increíble… No lo puedo creer, pero los estoy viendo, y me miran… Increíble. ¿Y qué piensa hacer con esto?

-¿Con qué?

-Con esto, con esta comunicación que ellos tienen con usted…

-Nada, nada. Es lo que acordamos, pero hay excepciones. Una es usted. Quise compartirlo, y ellos aceptaron, de lo contrario, no hubiesen aparecido.

-Entiendo… Bueno, no sé, si realmente entiendo. Pero, bueno, gracias. Creo que gracias. Debo irme.

-Vaya usted tranquilo. Quizás nos volveremos a ver, en esta o en la otra vida…

-Sí, claro… Definitivamente, sí. Gracias por compartirlo. No se lo diré a nadie. Es mejor, como usted dice… Lo pueden tomar a uno por loco.

Pedro Buda

2021

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Pamela, Serendipity muchas gracias por leer y comentar. Y sí, exista o no ese mundo paralelo, etc., es bueno que podamos imaginarlo...
    francesc sí, tienen que haber algo más. Que no logremos conocer más cosas aún, que no logremos comprender, que no tengamos certezas aún, no implica que esos temas se vayan aclarando con el tiempo y popularizando su conocimiento. Investigaciones serias a las que se tiene acceso hoy por hoy, van mostrando que hay más que no vemos habitualmente, pero que están ahí. Creo que depende de factores o capacidades que debemos aprender a manejar, conocimiento que aún debemos asimilar...
    Muchas gracias Roluma. Placer tener un lector así...
    Que historia, Walter y que simpleza para meternos en "ambiente". Muchos sucesos para pensar, para tratar de entender cosas que suceden a nuestro alrededor y nuestra capacidad o incapacidad de entenderlas. Un gran abrazo, amigo. Tus historias siempre tiene esa especial magia para mi. Un abrazo.
    Muy interesante. Este tema paranormal lo he estudiado, y sí hay psicofonías y psicoimágenes de personas fallecidas que aparecen en los televisores, en apararos tecnológicos. El proesor que tuve de Química tenía en su casa un verdadero laboratorio con toda suerte de aparatos en los que aparecían seres ya fallecidos. Una de ellas erla actriz alemana Romy Shcneider. Yo he visto estas grabaciones, y creo que hay un algo en el Más Allá.
    me encanto te cuento una idea fantástica . abrazos
    La idea de un espacio eterno para expresar sentimientos es cautivadora, como el nexo creado desde "el después" con tu Página en Blanco. Saludos, Walter.
  • -Bueno, algunas veces responden, en realidad casi siempre dicen cosas, escriben cosas. Y me contaron que en ese/este mundo en el que están, un suspiro pueden escribirse en cientos de páginas en blanco, una sonrisa en un centenar de libros, una palabra dicha por un enamorado puede sumar varios volúmenes de páginas… Cosas así.

    Cuando te llaman y no podes hacerte el distraído...

    Eran como las tres de la mañana, más o menos. La noche estaba fría, pero el fuego del brasero encendido nos mantenía un tanto acalorados... [El cuento es ficción, pero basado en un hecho real, según me contaron siendo muy chico]

    Recuerdo perfectamente cómo llamó mi atención una portera que vi, una mañana que recorría un camino en mal estado. Era una ruta provincial que ciertamente necesitaba ser reparada.

    Quizás muchos conozcan sobre la vida, allá ité, en las tierras de las largas siestas e interminables tererés; pero supongo que todos no. Por eso les acerco estas narraciones de don Arturo, un viejo conocedor de la zona y sus pormenores.

    Este texto lo escribí en estos tiempos de cuarentena, tras leer algunas notas periodísticas y utilizando ese tiempo de ocio que nos permitió escribir, un poco más, sin el apuro que conlleva nuestra vida en tiempos "habituales", por decirlo de alguna manera.

    Hay lugares vinculados a situaciones que nos marcaron de por vida... Este cuento está basado en lo que me contó alguien hace tiempo atrás...

    Me dijeron que escribiera, que escribiera un informe de la situación para dejar un registro para los seres del futuro… Ese sería el legado de los que ellos llaman “Human”

    La Comisión Vecinal del Pueblo El Edén propondrá incluir como parte del patrimonio de la Comisión la motocicleta del P. Luis, quien fuera el celebrante en nuestra capilla, los domingos, durante muchos años de este siglo.

    “Esto es cuestión de cambiar de rutina. No hay otro modo de vencer… Repito -insistió- esto es cuestión de cambiar de rutina”.

Me considero un escritor pues parte de mis días están dedicados a esa actividad. Crear o recrear situaciones y personajes es un trabajo que disfruto realizar. Firmo como Pedro Buda. También produzco el programa "Página en Blanco", escuchalo en Ivoox.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta