cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
papá yo
Amor |
18.03.11
  • 4
  • 6
  • 2471
Sinopsis

...

 

Papá, yo no ando entre piedras, yo como piedras. Yo no me destrozo los pies con las trampas de la Tierra: mi estómago es una trampa, mi cabeza es una trampa, y en ella no hay más que conejos ensangrentados con todas las patas pilladas. Yo soy un pueblo de adobe en lo alto de una montaña, inaccesible para un enemigo del que vengo huyendo hace miles de años (enemigo que no existe, que ya desapareció, como tantas cosas, pero el pueblo no lo sabe y sigue ahí, colgado en lo más alto, sufriendo agazapado, mientras allá abajo hay valles, playas y buen tiempo, pero ¿cómo saberlo, y arriesgarse a no seguir sana y salva, triste y salva, encerrada y perdida 
papá, yo no te conocía, y por eso nunca vine a matarte. No sabía que existías: era una niña-nube: cubierta de calma chicha de los pies a la cabeza. Ahora subo los sufrimientos uno a uno. Sueño con llegar a lo más alto, y caer desde allí despeñada ¿Puedes imaginarte mayor felicidad? 
papá, yo sería una buena mascota de alguien, si ese alguien se dejara morder. Hace mucho calor, pero yo aún quiero más. Por eso meto las manos debajo de las mantas, y te pregunto ¿porqué te quisiste joder a mamá? No una, sino tantas veces. Hace muchísimo calor, pero yo AÚN quiero más. Me echo encima quince disfraces, la mayoría del revés; salgo a la calle, y nadie sabe de qué voy. Me asfixio dentro de ellos, pero ya todos me dieron por muerta, no hay modo de hacerme oír. Es mi destino morir encerrada a campo abierto, en la avenida principal de una gran ciudad. Si hubiera un solo destino, y no tantas fobias...
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Cuando escribes, masticas sangre.
    Hay en tu texto cierta transgresión en las formas que me cautiva. Cierta obsesión de poner todo "patas arriba", de lograr una salida que nadie espera. Hay frases descarnadas: "papá yo no te conocía y por eso no vine a matarte", estupenda. Juegas con las palabras como en un laboratorio de alquimia.
    Escribe tus comentarios...Una prosa descarnada y llena de fuerza, un dia del padre en nada melifluo, un grito silencioso.
    Estoy de acuerdo con Furor. El texto tiene fuerza y una cadencia que te pilla y te arrastra hasta el final sin que puedas dejarlo. Y con VVAA, en que tienes potencial. Un abrazo, .z
    Hay textos largos, novelas, que requieren “meterse en ellas” antes de empezar a apreciarlas. Hay que tener la paciencia de leer cincuenta páginas, a veces hasta cien, antes de empezar a entender el universo y la forma que proponen. Desde luego, se necesita albergar la intuición de acabarás por dejarte impregnar y, después, acertar en la apuesta. Está bastante claro que le estás dando vueltas a una buena idea. El problema es que no la puedes desarrollar en este formato. Habría que sumergirse durante cierto tiempo, con tranquilidad, con dedicación, en ese tema que vas desbrozando a saltos para llegar a captar su posible calidad. Pero aquí es imposible. Guárdate esos escritos para ti. Ve reuniéndolos. Date tiempo, dos, tres años, para llegar a las trescientas páginas. Revísalo varias veces. E intenta publicarlo. Tienes algo. No dejes que se te escape.
    Hay detalles que no me gustaron, pero tiene una cadencia buena! " Sueño con llegar a lo más alto, y caer desde allí despeñada", es algo que me gusto mucho.
  • Crónica de un país que no sabía que existía y un no-país que, a pesar de todo, existe.

    Vuelto del revés, como un calcetín.

    Para pollos con ojos pez

    ...

    ...

    Bebo ergo escribo

    Diario de campo en torno a Alejandra.

    ...

Twitter: @JFernandezLayos

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta