cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Para los 142
Reflexiones |
06.08.15
  • 5
  • 1
  • 408
Sinopsis

no hay sipnosis

Escribir. Parece que hay un puto abismo entre lo escrito y la intención. ¿Acaso soy el único que siente esto? Me contesto solemnemente que no. Lo cierto es que tampoco sé lo que significa solemnemente. ¿Os ha pasado alguna vez eso? Es decir, que estas escribiendo algo, cualquier tontería simple, y uno llega a sorprenderse de cómo las palabras llegan a venirse solas, sin cuestionarse o pararse a pensar una autocrítica a priori [(después)] del punto y final. Si  todo conocimiento o saber sobre la cosa o sobre ese estado de cosas que sustentase una linea racional social-objetiva, sustentada en la individualización de la Persona, fuese Dual, contemplaríamos dos opciones:

Una, que nos llevase por lo Racional,

y otra, que nos llevase por lo Esotérico.

 Escribes. Empiezas, ves tu objetivo, haces andar las letras. Das otro calo, no sabes en cuál empezaste ni sabes en cuál acabaste como para llegar a cuestionarte si ese humo viene de la hoguera de la inspiración, o si sólo es algo distorsionado convexamente que distorsiona de forma cóncava algo que ya es innato en nosotros.

Lo escribes, lo lees, y te percatas de esa palabra que en tu vocabulario cotidiano. Buscas su significado en una página de diccionario de dudosa validez, (nosequé de una real academia) y te encuentras de que esa palabra daba el sentido preciso a la intención no intencionada de lo escrito, no cómo sustentando el significado, sino que coloreándolo con ese matiz que querías. Y una vez leído, lo piensas, y piensas que no has escrito tú esas palabras, que has sido una simple figura dada con su forma de figuración semejante a un cristal siendo atravesado por la luz. Ora eres el cristal, ora eres la onda y la particula. 

A los 142, no espero que me entendáis, yo tampoco espero entenderme. Simplemente que no somos lo que aparentamos en esa mascarada que llaman sociedad; al menos a mí me da miedo quitármela;

y a veces las palabras no son suficientes.

Escribir, y ni autocriticarse uno a sí mismo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Buen juego de reflexiones.
  • Siempre salgo de las habitaciones como esas con un muerto cargado a las espaldas,

    Ni siquiera sabré su nombre. Todo por simplemente no

    ....

    Una amiga que; no se sabe si; musa o poesía;

    no hay sipnosis

    "Dicen, que hay dentro de nosotros una mujer que nunca podremos sacárnosla de dentro, y no perdemos nunca la fe..." Pero la perdimos, y por fin, pudimos aprender a ver y a aprehender la belleza del mundo que nos rodea

  • 6
  • 4.63
  • -

Somos la puta y simple "y" de la proposición: "Somos ángeles y demonios"

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta