cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

8 min
Pardiez
Varios |
06.06.15
  • 0
  • 0
  • 306
Sinopsis

                         La pitonisa que jugaba a las cartas conmigo, mientras los críos del abuelo de la casa de enfrente le gritaban a una señora mayor. Me  susurro al oído- hoy fue domingo, mañana  serás una pelusa de cobre. Rasparas cualquier bota que se aloje al margen izquierdo del cordón de cada vereda.

Cierro los ojos . Las nubes del cielo se acercan a un fin. Amenaza de chubascos. Una cortina medio sucia  apoyada sobre la mesa del comedor del convento. Los monjes sentados dispuestos a comenzar. Cuatro pares de manos investigan y  afilan cuchillos. Los platos se acercan, humeantes.

Abro los ojos. 6 am de la mañana, suena una radio y escucho una canción espantosa. Era de una banda de nombre Sátiros o algo así. Tengo La mala costumbre de utilizar un despertador roto que solo suena en un dial de la sintonía entera. Encima pm. Pardiez!. Me revuelvo en la cama y la sabana ya desarmada cae completamente al suelo. Noto una marca en la almohada que dejo un hilo de baba la noche anterior e intento desenchufar el aparato con un manotazo endeble. La canción se sigue repitiendo sin parar. Hace que la habitación suene como una especie de cono invertido inalámbrico. Tengo  hongos psicotrópicos guardados adentro  de una cajita de madera  y por alguna extraña razón  creo que es el momento  de regalárselos a alguien. Tomo la determinación.  Pongo los pies en el suelo y todas las cosas que están a mi alrededor cobran una especie de extraña estabilidad. Todo esta en su lugar y el aire fluye. Agarro  el cable de la toma de la pared y simplemente lo retiro. Chau  radio…

Hola radio. Perfumo una camisa sucia que esta tirada en el piso y  la junto con un jean agujereado.  Evidentemente no estoy acostumbrado a esto de los medios. Salgo a la Calle. Paro   un Taxi. El conductor luce un poco enojado porque se le había quemado una bujía el dia anterior y perdió la plata de su día libre en repuestos. Lo miro por el espejo retrovisor y asiento con la cabeza. La verdad no entiendo del todo que me dice pero esta demasiado compenetrado con su discurso. Nadie en la calle durante el  trayecto parece estar enterada de la dirección del lugar al que me dirijo  y eso me calma los nervios. El auto para delante de una puerta de vidrio transparente. Hay  un guardia de seguridad roncando.  Parece  un  animal de zoológico.  

– 68 pesos- Hicimos solo quince cuadras.  Pago con cien y me devuelve dos billetes de cinco falsos…la nafta esta un poco cara.

Mi compañero de discurso todavía no llego. Prendo un cigarrillo y miro a los costados.  La calle esta completamente vacía. Cada tanto aparecen padres y madres con niños a caballito que cantan. La pitonisa me había dicho muchas cosas pero terminamos de hablar justo a las 12am.  No  podía saber a que dia se refería. Jeremias llega y entramos  pateando la puerta de la entrada.   El guardia manifiesta un leve sobresalto. Nos  mira y  pide documentos. Llama  por  un teléfono fijo al interno 1084 y nos informa que ya baja el productor. Veo  un payaso escondido al fondo del pasillo, en medio de la oscuridad.   Tiene pintura en la cara, blanca y violeta. Su  nariz va abrochada junto a  con un clip oxidado   con un poster de Mario Pergolini. Menudo lugar, Pergolini y secuaces.  El payaso saca una bandeja de la galera y nos ofrece medialunas de manteca mordidas. Jeremías lo mira y le sonríe parece que ambos están conectando con algo que no logro percibir. El guardia mastica y mira el pronóstico del tiempo en la televisión. Una Tv de 14 pulgadas coreana: BS AS VA A TENER INUNDACIONES.  Aparece el productor. Botas chatas de color ocre, remera moderna, pelo al costado. Va  a ser divertido el asunto.  

-pasen, bienvenidos chicos.

Subimos la escalera. Están los paneles de los estudios centrales enfrentados. Cada uno tiene una puerta. Entramos a la nuestra. La  habitación es una repartija de cables cortados que cuelgan  perpendicularmente desde el techo, hacia el vacio en formato de serpentina. Da la impresión de que alguien enojado había estado allí y no tenia ganas de dejar trabajar tranquila a la gente. Aun asi los buenos trabajadores se las ingeniaron para unir cables con cinta aisladora y estaño para las consolas. Luce desprolijo pero suena en orden. Radio.

                                                                             AIRE

-Estamos acá en la rock and pop 95.9 con el conjunto Babulinka. Dos de sus músicos Jeremias aufranc y Sebastian Presta, vinieron al estudio a saludarnos. ¿Cómo están chicos?-locutor

JA: Bien

SP: Un gusto

Locutor: Queremos comentarle a la gente que son las personas que hicieron la música de la apertura de este programa. ¿Como sintieron esa experiencia?

JA: Estaba en la calle haciendo unos tramites para el trabajo y me llego un mensaje  que decía: -Nos ofrecieron hacer la   apertura para el programa de nacho. Justo estaba sonando Dalila en un auto en la calle y le escribi a sebo, Crédito Prendario.

SP: La verdad al principio no me cayo bien la idea, pero tenia razón. Era un tema nuevo.       

LO: Lo que notamos cuando escuchamos la canción es que es muy pegadiza, ¿en que se basa la letra?

SP: Te cuento nacho, estaba leyendo unas obras de Chejov, otras de strindberg. Habia fallecido un perro que tenia en la casa de mi abuelo y  justo conoci a una chica preciosa que tenia en su casa  la vieja revista satiricon. Todo ese contexto de imágenes y lecturas hizo uno poco de mezcla,  puff.  Romanticistas, simbolistas, surrealistas y existencialistas. Pardiez!!!! Comete unos hongos te va a hacer bien.  Cuestiones del acto creativo- me rasco el bigote le señalo al chico de la consola que se equivoco de canción.

LO: ¿pero cual es el detonante?

SP: Bueno todo lo que te contaba y que me habían echado de dos trabajos en dos semanas de diferencia. Pero a nivel inconciente, claro. Lo hable esta semana con mi psicólogo.

JA: la verdad es que había una canción por ahí y la armamos entre todos. Cuando sebo nos conto que el programa se llamaba encendido pensamos en varias opciones pero bueno eran un poco mas complejas.

SP: claro teníamos cuatro coros pero resolvimos dos nada mas. Teníamos la toma de la bastilla, cromañon y los bosques del sur.  La verdad fue un bodrio laburar asi, porque la canción tenia cinco partes mas, pero quedo pegadiza. Nos focalizamos un poco en la madera de la cama y en la plata de sadaic.

LO: ¿Cuales son sus planes a futuro?

SP: hacer aperturas o cortinas de radio.

JA: Ir de gira a Yugoslavia.

De pronto apareció una chica. Estaba detrás de la pecera y parecía comentarle algo al sonidista.  Intente buscarla en un breve espacio de silencio pero desapareció.  Cuando me decuide la tenia al lado mio y me hacia preguntas

MUCHACHA: ¿Por qué hacen música?

JA: por chicas como vos.

MUCHACHA: ¿Sebastian?

SP:  no se, ¿Quién sos?

MUCHACHA: Soy la sobrina de marta Argerich. ¿Me contestas?

SP:  Se nota,  sos muy linda. –era una chica difícil

MUCHACHA: Entonces….

Nacho estaba ya alejado del control y me hizo una seña que asentía el momento. Evidentemente esta chica era importate.

SP:    ¿Dividiste la cara A y la cara B de filosofía barata y zapatos de goma?

MUCHACHA: ¿entonces?

SP: Bueno por Nisman

JA: Y por la democracia

MUCHACHA:  ¿Entonces…?

SP:  Las cosas importantes se cuentan en privado-giro unos débiles veinte centímetros hacia ella. El dedo gordo de mi mano derecha rosa la comisura inferior de sus labios suaves. Sus dientes atrapan mi dedo mordiéndolo levemente  y lo manejan a su antojo. Una parte mas de mi cuerpo ya no era mía. Pero era solo parte de una entrevista.

LO: MUCHAS GRACIAS  A LOS CHICOS DE BABULINKA POR VENIR VAMOS A UNA TANDA…    

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta