cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Paz en la tormenta
Reflexiones |
21.09.15
  • 0
  • 0
  • 370
Sinopsis

Voltea a ver el mundo, mira en la etapa tan oscura que la humanidad está pasando: las masacres inhumanas en el Medio Oriente, la incertidumbre política global, una economía a punto de colapsar como nunca antes. Aún así, hay una manera de encontrar paz en medio de la tormenta, aun hay felicidad en medio de la tribulación.

Siendo extranjero visitante en un país tan liberal y moralmente azotado (Canadá), Dios me ha dado la oportunidad de darme cuenta de muchas cosas; hemos jugado a ser dioses, nos vestimos de filosofías humanistas haciéndonos creer que somos capaces de forjar nuestro propio destino dejando a Dios aparte y que las cosas nos saldrán bien. Creemos que somos capaces de transgredir las leyes morales divinas y que no tendremos consecuencia alguna. Démonos cuenta de la realidad, por un momento reflexionemos. La humanidad está pasando por una etapa muy oscura y esta se pondrá peor; vemos el dolor causado por las guerras en el Medio Oriente, la economía mundial está sostenida por un delgado hilo, la incertidumbre política se extiende por el planeta y cada vez son más los jóvenes que se pierden en libertinaje, drogas e inmoralidad sexual (un mundo en el cual una vez decidí revolcarme pero del cual la gracia y misericordia de Dios me libró de él). No digo esto con intención de ser pesimista, sino de dejar en claro que algo muy fuerte se avecina y debemos prepararnos espiritualmente hablando. "Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes" Efesios 4:13 "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán." Mateo 24:32-35 Las señales son claras, éstas nos están gritando "¡Los últimos días se acercan! ¡El día del juicio está a la puerta de la esquina!" pero nuestros oídos están aturdidos por mensajes mundanos y nuestra mente enfocada en "el presidente tiene la culpa de todo", "tengo que ganar más dinero", "voy a cumplir mis sueños", "voy a alcanzar el éxito" etc. "Sed sobrios" dice la Palabra, no nos emborrachemos con el vino que la humanidad nos presenta, no nos revolquemos en el profundo sueño amargo en el que la humanidad nos quiere someter. Estamos embriagados por lo que el mundo nos ofrece, estamos enfocados y desesperados por alcanzar lo que la sociedad ha definido como éxito; los "sabios según el mundo" se la viven leyendo libros de éxito financiero y superación personal humanista para alcanzar sus sueños pero tienen una Biblia (si acaso la tienen) empolvada por el pasar de los años. Aún no tengo el privilegio de ser padre, pero veo que la mayoría educa y presiona a sus hijos para que sean grandes estudiantes, excelentes profesionistas, para que consigan un buen empleo y sean "exitosos" en la vida, pero son pocos los que animan a estos a amar a Dios sobre todas las cosas... muy pocos les enseñan a "buscar primeramente el reino de los cielos y su justicia". Por eso es que cada vez somos más jóvenes que al vernos presionados en este mundo tan competitivo, sin esperanza y lleno de angustia buscamos desesperadamente un escape, algo que nos mitigue el dolor aunque sea por unas cuantas horas. "Pásame esa botella," dice un joven mientras enciende desesperadamente un cigarro, "aun no puedo llenarme de esa falsa euforia y felicidad para olvidarme de la realidad que me estrangula". Si tan sólo le dijéramos a los pequeños que la verdadera paz y felicidad se encuentra bajo el cobijo de nuestro Creador y que el verdadero éxito es hacer la voluntad de Dios y no la nuestra el mundo sería totalmente diferente. Hermanos, velemos y oremos, en este tiempo de gracia preparémonos en fe y acerquemónos a Dios porque el día se acerca. “En paz me acostaré y asimismo dormiré; porque sólo Tú, Señor, me haces vivir confiado” Salmos 4:8 Los que nos decimos ser creyentes y seguidores de Cristo somos peregrinos en esta tierra, solo estamos de paso en este mundo porque sabemos que nuestro verdadero hogar se encuentra al lado de nuestro Señor; no debemos preocuparnos ni angustiarnos a pesar de la tormenta porque Jesús está en nuestro barco y no nos hundiremos. La Biblia menciona "no temas" 365 veces, una vez para cada día. "Aunque pase por valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento." Salmos 23:4. Nadie dijo que el caminar cristiano sería fácil, nadie dijo que seguir a Jesús estaría despejado de tribulaciones. De hecho Él mismo nos advirtió, "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." Juan 33:16. Puede que llegue el momento en que por defender nuestra fe nos persigan y vituperen, puede que una gran tormenta rodeé nuestra vida y que caigamos entre la espada y la pared pero con gozosa seguridad en Jesús podemos afirmar "que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados ; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos" 2 Cor 4:8-9. No importa cuán difícil sea el camino, no importa cuán fuertes sean los golpes, no importa la magnitud de la tribulación que azote nuestra vida porque el amor de Cristo nos sostendrá, su diestra nos mantendrá firmes en su nombre y alcanzaremos la corona de victoria en su gloriosa eternidad. Anímate porque hoy a llegado el milagro a tu vida, seas quien seas, si es que te encuentras en medio de un momento de aflicción e inseguridad, si sientes un nudo en la garganta por la desesperanza y no puedes dormir por las tribulaciones y afanes de la vida que taladran tu cabeza te invito a que cedas tu vida y descanses en los brazos de Jesucristo; Él quiere y puede librarte de lo que estás pasando, lo único que se necesita es tener fe en su Palabra y entregar tu vida a Él. Da ese salto de fe, entrega tu vida a sus manos y Él te ungirá con su bálsamo de paz y te guiará por sendas de justicia. Las montañas serán altas pero tenemos un Dios que es infinitamente mayor, "Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa." Is 41:10. No importa lo que venga y lo que se avecine. En medio de esa terrible tormenta y tribulación que está por llegar recordemos y gocémonos en sus palabras, "¡HE AQUÍ VENGO PRONTO!"
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Voltea a ver el mundo, mira en la etapa tan oscura que la humanidad está pasando: las masacres inhumanas en el Medio Oriente, la incertidumbre política global, una economía a punto de colapsar como nunca antes. Aún así, hay una manera de encontrar paz en medio de la tormenta, aun hay felicidad en medio de la tribulación.

    ¿Qué pasaría si Jesús llegara mañana? Como dice la Biblia, "toda rodilla se inclinará". ¿Qué pasaría si toda la humanidad fuera esclavizada? ¿Quién sería nuestra única esperanza? (recomiendo leer mi relato anterior "El Planeta Rojo" para comprender algunos conceptos)

    John Kallester, uno de los mayores genios en ciencia ficción, fue escritor de "El Planeta Azul". En mi historia, intento dar un toque al estilo Kallester explicando como es que nuestro planeta sobrevivió a uno de los mayores eventos catastróficos gracias a un Imperio que hasta la fecha sigue perdido.

    ¿A veces sientes que la vida te hace malas jugadas? ¿La pérdida de un familiar? ¿Una vergüenza inhumana? ¿Un amor fracasado? ¿Una oportunidad que se fue a la basura? Si tan solo la vida fuera tan fácil como la de este cuento

Tengo 18 años, desde pequeño me ha gustado escribir y prefiero relatar cuentos de ciencia ficción. Quisiera ser un exitoso escritor y tengo estas esperanzas en un libro que estoy haciendo. Mientras tanto compartiré cuentos cortos con ustedes.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta