cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Peor que el Miedo.
Varios |
17.09.15
  • 0
  • 0
  • 402
Sinopsis

El tiempo se detuvo ese día. Recuerdos amargos y dolorosos como el adios humedecen mis ojos, que nunca han estado tan abiertos como esa vez. Era el día prometido. El día que una persona se atrevio a desafiarlos, llenando la mente de mis hermanos con algo mas que simples ideas. Fue la chispa que desperto lo que todos encerrabamos en nuestro interior. Iluminando nuestra vista, nublada por la resignación y el miedo. Miedo... Era la primera vez que no sentía miedo. Ese sentimiento que me consumia se había ido. O eso pensé. Mis hermanos llenaban las calles, cada vez mas y mas, se agrupaban como un ejercito listo para emprender la marcha. Eramos muchos, demasiados diria yo. El sol iluminaba nuestro rostros, y cientos de estandartes se alzaban entre aquel descomunal grupo de personas. Casi podia sentir que las cadenas que nos apresaron por tanto tiempo estaban por romperse. El tiempo las habia hecho mas fuertes, pero ese día estaban mas frágles que nunca. Caminamos todos juntos entre las calcinadas calles de nuestro mundo, entre la destrucción que ellos habian causado. Eramos una legión, la esperanza brotaba desde lo mas profundo de todos nosotros. El miedo era cosa del pasado y nuestros pasos eran firmes. Nada podia detenernos... Casí nada. No habia señal de ellos. Tienen miedo, saben que estan por caer. Mientras mas grandes son mas dura es la caida. Sabía que no aparecerian. No se atreverian a venir en persona. Los buitres solo llegan despues de la muerte. Nunca dan la cara. Son unos cobardes Nos detuvimos, algo nos obstruía el paso. ¿Seran ellos? Me dirigi al frente del grupo. Ellos no estaban, pero sus perros si. Una fila de uniformados que alguna vez fueron mis hermanos. Demonios que obedecian cada una de sus ordenes, no tenian esperanza ni sentian miedo. Estaban vacios por dentro, ciegos... y hambrientos. El silencio de apodero rapidamente del lugar. Mis hermanos mas valientas estaban al frente del grupo, observandolos, esperando que hicieran algun movimiento. Pero solo estaban ahi, inmoviles como estatuas. ¿Aquí terminaria todo? ¿Este sería el fin? No podia ser el fin. Ellos ya nos han quitado nuestro mundo, nuestras familias, y nuestras metas. Solo nos quedaba nuestra vida ¿Cual vida? Eramos sus prisioneros, eso no es una vida. Un fuerte estallido rompio aquel largo silencio. La campana que dio inicio a aquel enfrentamiento. Sus perros, que un dia juraron defendernos, arremetieron sin piedad contra nosotros. Los superabamos en numero. Pero ellos estaban mejor preparados. Tenian armas, nosotros un deseo. Tenian escudos, nosotros esperanza. Pero habia algo de lo todos careciamos en ese momento, de miedo ¿Por qué peleamos entre nosotros? ¿Por qué si viviamos en el mismo mundo estabamos tan separados? Otro estallido llamo mi atencion. No debí voltear a ver. Un hermano estaba tendido en la calle. Sus ojos estaban mas vacios que los de los perros uniformados, pero sentia que me observaban ¿Existia algo mas vacio que los demonios verdes? Esos ojos, los ojos de mi hermano, carecian de miedo, carecian de esperanza, carecian de libertad y tambien, carecian de vida ¿Por que nos hacen esto? ¿Tan malo es pensar diferente? Senti que algo se apoderaba de de mi. Devorandome poco a poco ¿Sera el miedo que volvía? No, no se había ido, solo se había escondido. Pero el miedo no era lo que me devoraba. He pasado tantos años siendo consumido por el miedo que lo conocía perfectamente. Esto era algo mas intenso, y peor que el miedo. ¿Qué puede ser peor que el miedo? ¿Qué puede nublar aun mas tus pensamientos? Ese sentimiento tan fuerte que se apoderaba de mi, un sentimiento considerado mas que un sentimiento, un pecado, solo podia ser una cosa. Era la ira.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Antes de que "Ellos" envenenen mi mente estare relatando historias.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta