cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Pequeños asesinos.
Varios |
06.07.20
  • 4
  • 5
  • 428
Sinopsis

Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

La restauración de la mansión había sido todo un éxito, nadie creía que volvería a verla en todo su esplendor, sobre todo después de la desgracia familiar con la que comenzó su declive.

Es lo que suele ocurrir en las historias de las grandes casas abandonadas, las historias de fantasmas eran habituales en ellas, y esta no iba a ser una excepción.

Después del asesinato de todos los miembros de la familia por el hijo menor, varias familias intentaron vivir sus vidas en dicha casa, pero tras la primera aparición la leyenda empezó a tomar forma, con la muerte del hijo menor de la segunda familia el mito tomo forma, y con la desaparición de la única hija del tercer matrimonio que oso comprar la casa, el terror se hizo patente sin que nadie osase comprar aquella vivienda, hasta que dicha historia quedo como un mito con la que asustar a los niños en Halloween.

Cien años después alguien vio en aquella casa abandonada una oportunidad única donde invertir parte de su extenso patrimonio y crear una vida familiar lejos de la ciudad.

Una gran fiesta fue el acto que dio por finalizada la remodelación, la celebración duro hasta bien entrada la madrugada donde aquella familia desconocedora de lo ocurrido con las anteriores paso a la historia como las demás.

Todo empezó con un ruido de cadenas, como las típicas películas en blanco y negro de principios de siglo, la familia sobrecogida se reunió en el salón principal de la vivienda.

El sonido de las cadenas fueron aumentando en volumen situando dicho ruido a las puertas del salón, el padre se dirigió a la doble puerta y la abrió.

Bajo la mirada y frente a él había un niño pequeño de unos seis o siete años con un pequeño cuchillo en la mano; el resto de la familia se acercó al padre y todos empezaron a reír mientras comentaban entre ellos que como podría aquel pobre niño acabar con todos ellos, lo que no pudieron ver a sus espaldas fueron las decenas de pequeños niños desaparecidos de las aldeas aledañas que fueron víctimas y ahora se convertían en verdugos, con sus caritas inocentes y sus pequeños cuchillos, algo que pudieron atestiguar aquella familia que había osado reformar aquella vivienda impidiendo que la misma se derrumbara por el paso de los años, acabando con la maldición que los tenían allí atados condenados a matar a otros niños.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Que mal rollo me dio el niño, muy interesante la historia me sentí como en una película de terror, enhorabuena
    me dio miedo..... yo tengo un vecinito que encaja en el personaje.....
    Me ha gustado el relato, amigo. Se vive la tensión y la localización y eso es muy importante para el lector
    Este relato me recuerda aquella película de Narciso Ibáñez Serrado de los niños asesinos de aquel pueblo. Las cassas encantadas existen, aunque lo que hay en ellas son impregnaciones psíquicas de la gente que hubo allí. Pero si en alguna de estas casas hubieron sucesos sangrientos, es muy fácil que ronde en ellas las energías , los espectros de las víctimas de dichos sucesos. Claro que a partir de una visión de fantasmas de cualquiera que habite estas casas, se genera un mito y mucha exageración. Es un excelente relato que se presta a debate.
    Si juntas espíritus y niños, sobretodo asesinos, el escalofrío lo tengo asegurado. El vello como escarpias, se me ha puesto. Muy bien expresado. Un par de besos para cada uno.
  • Extremadamente corto

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    .....

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Desde el abismo Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    Cometa escribe, yo publico, valoro y comento otros relatos como un trato llevado a cabo entre los dos, como un compromiso de no rendición.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

    A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

  • 1126
  • 4.52
  • 258

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta