cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Perdido
Drama |
29.07.15
  • 5
  • 0
  • 1200
Sinopsis

Como cada martes vuelvo al rincón de sus secretos, mientras en el cubo de la basura asoma el tallo de las flores, que me dejaste anoche sobre el piano. Aún no estoy preparado, aunque bailemos después sobre la sombra de algún enamorado, y tus suspiros, sobre mi cabeza, intenten esfumar mis reservados pensamientos, y solamente, en tu animada conversación declares que siempre estoy en las nubes. No estoy para derrochar sonrisas sobre labios perfilados de carmín, envenenados; y escribir letras como las de antes, en las que la tristeza se asomaba sobre mis virtudes. Solo necesito agua para que suavice mi garganta irritada de maldecir al cielo, aunque mis pequeños aliados intenten persuadirme de lo contrario. No quieras ser quien no eres, solo porque escuches más de la cuenta, al otro lado de mis divagaciones. Enfermo de soledad- me dijiste. Al mismo tiempo que la claridad de la ventana no me dejaba observarte, y tu figura se difuminaba para proyectar otra imagen más familiar: despreocupada y tranquila.

 

Carente de latidos y de costumbres, así es la pérdida sin disculpas, fulminado en mitad de la nada. No te enamores de un desastre que se deshace entre las dudas, y que yace desnudo en los recónditos rincones del olvido, allí donde nadie puede llegar, ni siquiera con palabras embalsamadas, sinceras y desde hace unas sesiones, sin artificio. Me gusta el invierno, y las noches heladas en el tejado de las lamentaciones, en las que puedo divisar aún, como por el aire circulan las palabras con las que me prometiste tener cuidado.

 

No quiero que insistas más, conocerás en que invierto mí tiempo para no estar contigo, si lo deseas puedes venir; pero no hables demasiado. Ellos son los protagonistas, las preguntas déjalas para el final. Deberás llevar un niño de cada mano. Todos iremos en fila desde el centro de educación al parque infantil, al otro lado de la carretera, jugaremos al corro de la patata y al pilla pilla de forma natural, intentado ser como ellos, despreocupados, de una manera sencilla. Después de esta tarde querrás venir siempre, pero yo me lo tendré que pensar, y puede además que venga más veces porque estar con ellos supone más que una terapia. Es simple, es felicidad.

 

-Contarte, que terminamos siempre en aquellos columpios, porque es donde más disfrutan.

 

-Andrés, ¿te puedo hacer una pregunta?, solo una.

 

-Está bien.-Contesté resignado.

 

-¿Por qué crees, que les gusta tanto terminar ahí?

 

-Todo a su tiempo. Espera a que ocurra, no tengas prisa.

 

Final del recorrido.

 

-Venga, ha llegado el momento, móntales con cuidado ¡Ahora Empújales, empújales! es sencillo. Escucha sus carcajadas- Le pedí con una gran sonrisa.

 

Silencio, sin palabras. Solo el sonido de la diversión.

 

-Les gusta tanto, porque aquí elevamos sueños, los suyos. Los míos. Porque creen llegar al cielo y ver cosas, que nosotros los adultos no podemos percibir. Ellos transmiten la paz que necesito, y ya no puedo vivir sin ellos; ahora, que yo también me siento huérfano.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 80
  • 4.4
  • 466

Escritor aficionado. Sin disponer de mucho tiempo intentó leer, y escribir sin reprocharme el que perdí en su día. "Nunca podrán profanar tus ideas y tus pensamientos, mantener limpia la conciencia es vital para un alma transparente"

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta