cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
PERICA
Amor |
21.04.15
  • 4
  • 6
  • 1096
Sinopsis

La paciencia es un animal que se domestica

                            PERICA, LA HORMIGA VOLADORA

 

Hoy es el cumpleaños de la Hormiga Perica.

Perica se ha puesto un vestido y su mejor sombrero.

La mamá está cocinando una torta con pétalos de jazmín.

La abuela de Perica, que es una hormiga con anteojos, ha traído un regalo. Parece interesante. Perica está contentísima.

-¿Puedo abrirlo ahora, abuela?

-Después. Tenés que tener paciencia-dice la abuela.

Perica obedece, pone el regalo a un costado y no deja de mirarlo de a ratitos.

Muchos invitados llegan a la fiesta.

Las hormigas lucen vestidos floreados y con rayas. Los hormigos usan corbata de moñito.

Entre todos hacen una ronda.

Juegan a esconderse.

Saltan sobre las flores.

Trepan por los tallos.

Corren y cantan.

Algunos no quieren jugar. No tienen ganas.

El cumpleaños de Perica es muy divertido.

Por fin es la hora de comer la torta.

Cantan el felíz cumpleaños.

¡...que los cumplas Perica, que los cumplas felíz!

Ahora todos comen la torta y se ríen.

Perica come más torta que nadie. Ella es la del cumpleaños y puede comer todo lo que quiera.

El regalo está ahí, quietito, con su moño rojo.

-Ahora podés abrirlo-dice la abuela con los anteojos empañados.

Perica termina de comer el quinto pedazo de torta y se dirige apurada hacia donde esá el regalo.

 

Abre el paquete con mucho cuidado. Todos hacen ¡Uhhhh! y ¡Ahhhh!

Adentro de la caja hay dos alas de mariposa. Dos hermosas alas. Con miles de colores. Transparentes como la lluvia, suaves, livianas.

Perica se las pone enseguida y todos aplauden admirados.

-¡Siempre quise ser una hormiga voladora!-dice entusiasmada. Perica corre para levantar vuelo...pero no puede.

Y otra vez...y tampoco puede.

Perica se pone triste y llora.

La mamá le acaricia las antenas.

-Es porque comiste mucha torta. Estás pesada como un abejorro.

-Mañana-dice la abuela-y guarda las alas en la caja con gran delicadeza.

A la noche, Perica sueña que es una mariposa enorme que vuela entre las flores más perfumadas del jardín. Es un lindo sueño.

A la mañana, Perica se levanta, toma su juguito de néctar y se pone las alas.

El sol brilla. La brisa es suave.

Allá va Perica.

¡Miren que alto vuela!

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta