cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Pesadilla
Terror |
01.12.14
  • 2
  • 1
  • 712
Sinopsis

Pesadillas que terminan siendo la más terrible realidad.

Una nube negra se acerca, tan oscura que daba miedo camina bajo ella, la misma nube de ayer, los pajaros alzan el vuelo y salen disparados de donde se hayaban posados a descansar, caen las primeras gotas de la noche, tiendo la palma hacia arriba y veo como caen impactadas en mi piel y como se unen a causa de la fuerza de la gravedad en el cuenco de la palma. Gotas heladas muy heladas, cada vez caen más rápido, me provocaban más dolor al caer mas fuerte. Suena a exageración decir que unas simples gotas de lluvia duelen al chocar con mi cuerpo, pero todo final de una historia tiene su lógica. Mi paraguas rompió debido a una fuerte corriente de aire y me quedó "desnuda" bajo aquella nube. Mi ropa cada vez mas empapada iva calando mi cuerpo y luciendo mi ropa interior, mi sostén. Mi pelo mojado, mi cara negra del maquillaje, mis labios palidos del frío y menos lilas del color de mi gloss. Escalofrio, un hormigueo poseyó mis piernas dejándome caer, desplomada en el suelo. Caí sobre asfalto y me dañe las rodillas, rozaduras en pies y manos. Fue una caída tan grave, que las pocas fuerzas que tenía las eché por la boca pidiendo ayuda. Pero nadie me oía. El mundo estaba sordo. Pasó un joven por mi lado y lo único que supo hacer es mirarme, observarme y seguir su camino. Apenas me podía salir la voz, cada vez más ronca, sonaba a voz desgarrada, chirriante, hasta llegar al punto de apenas poder decir una palabra. Mi voz se esfumó, me quedó mas sola de lo que ya estaba. Veía como las pocas casas que tenía a mi alrededor se alejaban de mí, todo lo que por un momento se encontraba cerca mía se lo inhaló la niebla. Terrible sensación de vacío. Dejaba de tener cada vez más, menos campo visual ya que aquellas fuerzas me impedían poder, levantar la mirada hacia el cielo. Mi resistencia iva empeorando, ni las manos me servían ya de ayuda. Minutos de angustia, que parecían años de pesadumbre, intranquilidad. Poco a poco mis párpados se cerraron uniendo así las pestañas superiores con las inferiores. Dos segundos después volví a abrirlos. Menos mal, me dije.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 9
  • 4.41
  • -

Ni apenas sé yo de mí.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta