cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pesimismo Universitario
Reflexiones |
25.10.10
  • 3
  • 5
  • 1039
Sinopsis

Recogí aquel papel que servía para demostrar que había estado perdiendo el tiempo encerrado en cuatro paredes escuchando a una larga lista de oradores de diferentes credos intentando inculcarme algo que ellos llamaban profesionalidad. Lo cogí entre mis manos y lo miré. Pensé, pensé largo rato. Pensé en esos cuatro años que había estado allí metido, pensé en toda la cerveza que bebí en el bar al salir de clase, pensé en las chicas que había intentado seducir, pensé en las personas que había conocido y que intentaría mantener mientras me fuera posible y entonces pensé por fin. ¿Qué me queda? A partir de ese momento las horas de trabajo se alargarían cada vez más día tras día, tarde tras tarde y llegado el momento, también noche tras noche. Un nuevo mundo de normas, obligaciones, burocracia, responsabilidad, todo se habría ante mí en su inmensa, colosal tempestad y me pregunte si sería feliz a partir de este momento. Si todo el trabajo no había sido más que un atropello a mi propio destino. Como dicen muchos, los mejores años de tu vida se acaban con la universidad, ¿y ahora que Qué me queda, solo lo malo? Una inmensa tristeza se adueño de mí y pensé otra vez si merecía la pena. Volví a alabar, como tantas otras veces, al ignorante, al granjero esclavo de sus tierras, incapaz de pensar en nada más que en subsistir, ignorante para el resto del mundo. Sin necesidades más halla de las mundanas. Tan grandioso sería eso… tan grandioso…
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Si disfrutas d elo que haces verás que te sientes dueño de tus obligaciones, que el cansancio es más reconfortante y que por primera vez tiene sentido tener ideas... y materializarlas. Yo nunca había sido tan dueño de mi vida, aún cuando no haya cañas a media mañana. Un universitario en la piel de un profesional será infeliz... pero es que ere stú el que te vas a convertir en un profesional, no es sólo la circunstancia que te rodea la que cambia
    Es una reflexión por la que ha pasado mucha gente... Sostenían los musolinianos que el saber lleva a la infelicidad,: la consecuencia política de ello era que el lider y sus colegas se sacrifican acarreando el conocimiento preciso para tener el poder en aras de un pueblo feliz e inculto... y, a poder ser, analfabeto. Pasar por la Universidad es un gustazo para muchos -para mí lo fue, aunque nunca he podido ganarme la vida con lo que allí estudié, pero me ha servido para ir por la vida con suficiente sentido crítico y no me ha hecho infeliz para nada- Es cierto que la vida de estudiante es buena.. y es que la juventud tiene esas cosas que luego se van atemperando desgraciadamente. / Personalmente, prefiero a filólogos haciendo de zapateros, a que los zapateros sean analfabetos. Le orientación utilitarista de la educación que domina hoy en día se enfoca al beneficio de las empresas, no a la felicidad humana o al crecimiento del éspiritu. Ojalá las universidades permanecieran abiertas para todos, lejos de la competitividad mezquina que nos domina. Un saludo, z.
    Pensar en subsistir te parece poca cosa?
    No está mal. Gracias a dios yo empiezo ahora mi vida universitaria, así que me toca disfrutarla.
    Habría que probar. Es muy difícil saber lo que uno quiere hacer con su vida. Porque la mayoría sigue la filosofía de "cómo sé que eso es lo que quiero si no he probado nada más?" En lo personal, me parece una filosofía incorrecta. Porque no se trata de saber qué es lo que no quieres, sino lo que quieres. No se trata de descartar opciones, sino de elegir una.
  • Para todos los que trabajamos en psiquiatricos, por favor, no olvideis que tambien son personas.

    Una niña sin mundo, un recurso cruel, una vida a la sombra.

  • 3
  • 3.89
  • -

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta