cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 216 - Hienas sedientas
Suspense |
14.05.20
  • 0
  • 0
  • 185
Sinopsis

Pietro pide explicaciones a Guillermo...

-Habiendo solucionado este malentendido, creo que puedo marcharme...-El doctor Cardoso cogió su maletín negro y se dispuso a abandonar el piso.

-Le acompaño a la salida.-Ofreció Guillermo con una forzada amabilidad que me sorprendió por lo falsa que sonó.

-Muchas gracias, señor Fernández.-Respondió el doctor deseando salir de la habitación dónde cayó en la tentación de la carne cómo diría el padre Tomás.

Me dejaron solo en el dormitorio con cara estúpida. Recordé que seguía con los pantalones bajados y me los subí. Mi tierno culo se había salvado de milagro.

Los seguí al comedor y vi cómo Guillermo le abría la puerta de la calle al doctor Cardoso. Éste le agradeció el gesto con la cabeza.

-Hasta la noche, Pietro...-Se atrevió a decir el doctor Cardoso dando a entender que no había pasado nada. El tratamiento médico continuaba sin problema...

-¿Por qué te has aprovechado de mi intento de violación para sacar beneficio?-Me quejé a Guillermo, el padre amoroso.

-Los pobres, cómo yo, sobrevivimos si no despreciamos las oportunidades que nos ofrece esta miserable vida de penas... No nos queda más remedio que sacar provecho de la desgracia ajena...-Se justificó Guillermo con sinceridad.

-Pero te comportabas conmigo cómo un padre...-Le recordé sus cuidados cuando sufría las fiebres en la cama.

-Sólo tengo un hijo y es una pesada carga para mí...-Replicó Guillermo ahora que Tobías no se encontraba en casa.

Reconozco que no me sorprendió la respuesta. El padre demostraba ser un egoísta que sólo pensaba en él. Un borracho fracasado a quién abandonó el amor de su vida dejándole un bebé para criar...

Pero yo tampoco era tan inocente cómo cuando llegué a La Gran Ciudad. Hoy me enseñaban otra lección cruel:

Todos se comportaban cómo unas hienas sedientas de carne putrefacta de cadáveres aún calientes...

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta