cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 41 - Edad para beber
Suspense |
26.10.18
  • 5
  • 1
  • 1755
Sinopsis

Pietro recibe una lección de Guillermo...

-¿No te importa que me agarre a ti, chico?-Dijo Guillermo colocando su brazo derecho sobre mis hombros. Tampoco me dio elección.

-Claro que no...-Yo le sujetaba por la cintura mientras bajábamos por las estrechas escaleras grisáceas. Con mi mano derecha me cogí a la barandilla. Aún así temí que Guillermo se cayera a medio camino arrastrándome con él.

-No vamos muy lejos.-Explicó Guillermo señalando un bar que estaba a escasos cinco minutos de su puerta. Cruzamos la calle cambiando de acera. Apenas se veía gente en la calle pese que debía ser la una del mediodía. La Barriada de la Colina parecía uno de esos lugares olvidados por la Gran Ciudad, pero lo prefería.

El bar se llamaba “La Colina”, por supuesto, y su aspecto envejecido dejaba mucho que desear. Aunque encajaba con el resto de la barriada. A la colina no venían a vivir los habitantes afortunados de la Gran Ciudad, sólo los parias que malvivían de las sobras.

-Entremos.-El padre de Tobías se separó de mí para entrar sin ayuda en el bar. Me sorprendió. Aún le quedaba algo de orgullo en su cabeza ahogada en alcohol.

-Buenas tardes, Rodrigo.-Saludó al camarero que limpiaba un vaso de cristal tras la barra de mármol desgastado. El local estaba casi vacío salvo por un par de obreros de una obra comiendo en una mesa. No había televisión, lo que era un alivio para mí, pero si oí una radio que ponía música para mayores.

-Vengo a comer.-Continuó Guillermo sentándose en una mesa. Yo hice lo mismo.

-¿Qué quieren?-Preguntó el camarero viniendo a tomar nota.

-Yo quiero un plato de lentejas, que tienen mucho hierro, y vino con gaseosa. El chico tomará un refresco...-Decidió Guillermo por los dos sin preguntarme. Los mayores tenían la manía de decidir por nosotros.

-Quiero una cerveza.-Le corregí. No era mi padre.

-No tienes edad para beber, chico...-Replicó Guillermo cómo si un padre borracho pudiese darme alguna lección. Pero él pagaba así que me tuve que callar.

 

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... Llevo publicados seis libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta