cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Pietro - 18 - La rabia
Suspense |
10.09.18
  • 5
  • 0
  • 2439
Sinopsis

Pietro no piensa dormir en el "pozo"...

Empezaba a sentir hambre, aunque no me arrepentía de no comerme el mejunje inmundo. Era una cuestión de principios. Sólo olerlo me dieron ganas de vomitar. Siempre fui exigente con la comida. Mi madre bien lo sabía, desde que era un bebe, si el plato de papilla no me gustaba acababa roto en el suelo. No podía evitarlo. Mi endemoniado mal carácter me perseguía allá dónde fuera.

-¡Guardia, tengo que mear!-Grité sintiendo unas ganas repentinas. El desagradable olor a orín del agujero dónde estaba encerrado ayudaba bastante.

-¡Haztelo encima!-Respondió el guardia desde la cabina de vigilancia.

-Tienes un desagüe para tus necesidades...-Dijo Anastasio en voz baja.

-Gracias.-Respondí buscándolo. Apenas veía con la escasa luz amarillenta que pasaba entre los barrotes de la trampilla, pero lo encontré. Estaba en una de las esquinas y era un agujero en el cemento. Nada más. De ahí procedía el olor tan fuerte.

Tuve que sentarme en cuclillas encima del desagüe para poder desahogarme.

-No quites la rejilla del desagüe o tendrás compañía...-Me advirtió.

-Ni loco...-Sólo me faltaba dormir acompañado de una sucia rata.

Volví a sentarme en el lado contrario al agujero con la mirada fija en él. No me fiaba que alguna consiguiese levantar la rejilla. Un mordisco y cogería la rabia. Una terrible enfermedad infecciosa que casi me mató cuando era niño. Sufrí unas fiebres altísimas y estuve a las puertas de la muerte, pero sobreviví milagrosamente.

Alguien me protegió, pero no fue el de arriba.

-Quizás debía volver a cogerla...-Dije tocando la rejilla.

-No lo hagas, Pietro.-Me suplicó Anastasio.

-La suerte está echada...-Respondí abriéndola.

-Hora de dormir...-Avisó el guardia antes de apagar las luces.

-¡Guardia, el interno 1313 ha abierto el desagüe!-Gritó Anastasio preso del pánico.

-¡Maldito chivato, ya pasaremos cuentas!-Le amenacé.

Continuará...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy un currante de oficina, hago manuales de productos sin alma, pero es un trabajo que me da de comer, pago facturas y me permite vivir cada día pendiente de si el cielo caerá sobre mí... A parte de mi profesión, mi afición es escribir relatos donde dejar volar mi imaginación con tendencia a la ironía... He publicado nueve libros en Amazon. Saludos cordiales, Rafael Núñez Abad

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta