cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Polvo de Lágrimas
Drama |
22.04.15
  • 0
  • 0
  • 301
Sinopsis

La conciencia de un hombre y el momento en que la vida te recuerda estas cosas con tal inesperadas que el sentimiento arraigado del hombre y sus vestigios de conciencia le pudren su mente hasta el punto de quiebre

Observando a su alrededor suave arena infinita y sin recordar quien era, observa sus pequeñas y tersas manos  que le indican con ese minúsculo e insignificante detalle para tal panorama su vida tan prematura e inmadura que le bastaba para saber que tal hecho era “extraño”, pero a quien acudir si este paisaje aparentaba soledad; entonces: que preguntar? Como saber si de verdad está allí? Hacia dónde ir? Pues simplemente: caminar… Sin mayor cosa vista encontró una  estructura que simplemente no parecía de aquel sitio que sin importancia desestimo (fuera lo que fuese). De pronto, una voz que sin mayor esfuerzo de memoria  para él era conocida dijo “hijo, no corras” repetidamente. Él trataba de encontrar a esa persona, pero, no veía a nadie y su intriga cada vez aumentaba a la vez que se hacía más constante esta frase que, al cabo de un tiempo se volvía sombría y perturbadora; de pronto comenzó a sollozar.  Él sabía que con tal llanto buscaba paz, pero también que llorar no serviría de nada, lo único que necesitaba era ver a esa persona que le llamaba frenéticamente pues le daría un horizonte al que seguir en tal paisaje tan frio y triste. Dé tanto tiempo observando trataba de dejar de llorar pero no podía, tal vez era la angustia que sentía, pero era como si con el simple hecho de estar allí le produjera ese llanto tan estrepitoso y trajinarlo.

 Sin perder la esperanza siguió buscando y al voltear a ver vio aquella figura de una mujer que le fue tan familiar que su llanto simplemente se detuvo .Ella le miro con mucha felicidad , tal era que la había observado por 2 segundos y parecía llorar de verlo y ,cuando dio el primer paso, un automóvil  inesperadamente se abalanzó sobre aquella mujer , tan rápidamente que su cuerpo voló varios metros y cayó como un trozo de trapo desecho y podrido .El quedo estupefacto y arriesgándose a equivocarse grito “mama”. Corrió rápidamente hacia allí, pero sin verla de cerca sabía que ya había muerto. Se detuvo y justo detrás de él estaba aquella estructura extraña que de pronto se llenó de un color rojizo penetrante, y viendo tal perturbación y encontrándose en estado de shock cerró los ojos y espero.

Amaneció sudoroso y temblando, era el peor sueño de su vida, pero no era del todo un sueño, en realidad era un recuerdo, el que le rememoraba su culpabilidad y su desgraciada existencial. Pensó todo el día por qué? Ya habían pasado más de 25 años desde aquel día, pero él sabía que la vida siempre era inesperada, siguió con su rutina esperando no volver a soñar con ello.

 Acabándose el día se recostó y espero. Vio a su alrededor y se encontró con varias personas en una habitación por la cual podía ver hacia afuera. Les pregunto si recordaban por qué estaban allí pero nadie sabía. Dé pronto vieron a un hombre caminando con un niño de la mano y uno de los hombres en la habitación se puso completamente frio , comenzó a gritar y se rompió en un llanto frenético .Tratamos de calmarlo y le preguntarle “cuál era el problema” y él dijo :”ese niño soy yo” y siguió llorando. Entonces observe y vi como un hombre corría hacia el rápidamente y mientras el niño lo distraía le clavaba en la espalda un puñal con tal fuerza en la nuca que, parecía atravesarle la garganta y el niño solo podía ver. Este hombre que lloraba en la habitación se sentía tan culpable que no paraba de llorar y gritar “por qué lo distraje? , y si no lo hubiera distraído…”.

Dicen que el humando usa  su fuerza animal en momentos de pánico, pues es verdad pues este hombre solo encontró salida para ello en arrancarse la piel con sus gruesas uñas y de una forma tan salvaje que todos quedamos en shock. Tratamos de detenerlo, pero el solo sentía dolor emocional y no le importaba desgarrarse cada parte de su cuerpo sin piedad. Llego el punto en que simplemente se desangro y murió .Solo esperábamos si nos pasaría a todos o que iba a ocurrir. Y pasados unos minutos volvió a suceder. Cada uno de nosotros de los que estábamos en la habitación teníamos que ver como un ser querido moría en frente de nosotros por nuestra culpa, y, evidentemente ninguno podía resistir ver tal atrocidad y cada uno se iba suicidando. Al final solo quedábamos 2 y nos quedaba esperar. En seguida vimos a un niño que miraba hacia el rededor, parecía perdido y yo sabía que ese era yo. Mi compañero me miro y me dijo:” ¿eres tú?”.

Y yo con una cara tan desgarradora que con solo mirarme le bastó supo la respuesta. Trato de huir pero todo tiene su fin, simplemente le dije “no corras” pues  ya sabía que solo había que esperar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • La conciencia de un hombre y el momento en que la vida te recuerda estas cosas con tal inesperadas que el sentimiento arraigado del hombre y sus vestigios de conciencia le pudren su mente hasta el punto de quiebre

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta