cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Por el afán de voltear testigos apresaron a Uribe y a Cadena.
Reflexiones |
10.08.20
  • 3
  • 0
  • 242
Sinopsis

Por el afán de voltear testigos apresaron a Uribe y Cadena

Por: Felipe Solarte Nates

Sin ser abogado como ciudadano curioso empecé a leer el voluminoso documento publicado por la Corte Suprema de Justicia, sustentando la detención preventiva del senador Uribe, investigado por inducir al Soborno y al Fraude procesal, con el fin de influir a una decisión errada en la investigación que le adelantan. 

No quedan dudas de la desesperada cadena de acciones, que durante cinco días, desde el momento en que la CSJ, exoneró de culpa al senador Iván Cepeda por acusación de Uribe sindicándolo de comprar testigos; y abrió investigación contra el expresidente Uribe por posiblemente incurrir en el mismo delito; llevó al equipo a favor del expresidente, urgidos por el vencimiento de términos, a dejar huellas y cometer errores, cuando visitaron la Picota y otras cárceles, lo que influyó para que tanto Uribe, como Cadena, investigado por la Fiscalía, quedaran con detención domiciliaria.

Esa gavilla de abogados, amigos personales, representantes a la Cámara, delincuentes comunes y exparamilitares, en cinco días intentaron convencer por las buenas o a las malas, al testigo Monsalve y a otros que inicialmente habían señalado a Álvaro y Santiago Uribe, como patrocinadores del Bloque Metro de los paramilitares. 

No sólo buscaban que Monsalve se retractara de su señalamiento contra los hermanos Uribe. También, que acusara a Iván Cepeda de haberle ofrecido dinero y otras ayudas para que declarara contra Uribe, lo que a pesar de la visita a la cárcel, poco antes del vencimiento de términos procesales,  que hizo todo un equipo integrado por: el aboganster Cadena, el representante a la Cámara del Huila, Álvaro Prada y -haciéndose el que visitaba a Pardo Hasche, la oveja negra de una encopetada familia bogotana, condenado por el secuestro y asesinato de Enrique Puyana, suegro de Andrés Pastrana,- de ‘lejitos’ pero a la vista del preso Monsalve estaba uno de los abogados de mostrar de Álvaro Uribe: el cotizado Jaime Lombana acompañado de la señora Willianson que supuestamente iba a visitar al secuestrador Pardito, a quien el INPEC lo había juntado en la misma celda que Monsalve, el testigo estrella, para que a toda hora tratara de convencerlo, de que sí estaba con Uribe estaba con Dios, porque es el más poderoso de este país y le iba a ir bien y a toda la familia.

En toda esta trama, es de admirar el papel que jugó la médica Deyanira Gómez, esposa del testigo Monsalve, a quien por su papel en la defensa de su esposo, los tentáculos del todopoderoso expresidente se extendieron para que la echaran de Coomeva, donde atendía pacientes, antes de asilarse en otro país para salvar su vida.

Por iniciativa de esta valiente doctora, grabaron clandestinamente las conversaciones con los enviados de Uribe, aportando pruebas sólidas complementadas por las numerosas interceptaciones telefónicas de las que recopilaron comprometedoras conversaciones entre: Uribe, el ‘aboganster’ los abogados de mostrar o ‘decentes’,  exparamilitares y toda una tropilla que desesperadamente buscaban que Molsalve firmará un documento exonerando a los Uribe e involucrara al senador Cepeda en la compra de testigos.

Un procedimiento similar de comprar testigos falsos para descalificar a sus investigadores, había utilizado el equipo de defensa del senador Mario Uribe, primo del expresidente, cuando intentaron descalificar al magistrado auxiliar Iván Velásquez, acusándolo de comprar testigos para que lo acusaran falsamente al igual que otros dirigentes implicados en la parapolítica que en 2002 catapultó a Álvaro Uribe a la presidencia de la república.

A pesar de todos los esfuerzos, tantos viajes a prisiones y tantos millones invertidos al equipo del expresidente Uribe les salió el tiro por la culata.

  • 315
  • 4.47
  • 333

Escribo por necesidad de expresar lo que no puedo hablar con mis conocidos y otras personas que nos limitan con su presencia y nuestros temores y prejuicios. El papel nos permite contar historias sin las limitaciones de tener alguien al frente. Me ha gustado leer desde la niñez y empecé a intentar con la narrativa a mediados de la década del 70 del siglo pasado.Soy columnista de algunos periódicos regionales en Locombia. Publiqué mi primer libro "Relatos en busca de Título" en 2011 .

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta