cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
¡Por fin es viernes! (+18)
Amor |
25.02.17
  • 4
  • 2
  • 572
Sinopsis

Para Alice, el viernes es un dia muy especial. Un día que nunca olvida. Y tú, ¿La podrás olvidar? (ATENCION: Contenido para mayores.)

     — Hoy es el mejor día de la semana, y para rematarlo, mi amiga no ha venido. ¡Por fin es viernes!

     Se decía Alice pensativa e ilusionada, mientras salía de su casa, cruzaba el paso de cebra, hacia la cita con su nuevo flechazo. Le llegó directo a lo más profundo y desde entonces espera ansiosa ese momento, en el que poder deleitarse y gozar al máximo de tan deseado día. Además no tocaba la visita impertinente aunque inevitable de su “amiga”.

     — Ya estoy aquí Fred. Como me mira, espero que hoy sea tan cortes y considerado, como siempre—pensaba—. Siii!

     Decía con una tenue voz sensual, alargando las palabras y como si se fuera a derretir, no podía contenerse, lo agarró mientras se sentaba, acariciando todos sus contornos, esa silueta tan estilizada, notaba el calor y ese perfume tan penetrante y profundo, no podía aguantar más.

     — Tengo que contenerme, tengo que disfrutar este momento al máximo, nunca se sabe cuánto puede durar esto.

     Pensaba mientras disfrutaba acariciando y sintiendo todo ese derroche de fuerza contenida, que tenía entre sus manos, cada vez más sentía ese calor interno, esas mariposas en el estomago, ese sofoco al borde el desmayo.

     — Concéntrate, tienes que relajarte y disfrutar este momento, mientras penetra por mi cuerpo.

     Su cabeza no podía contener tanta pasión y su cuerpo menos, era un todo de placer,  mientras sentía como iba penetrando en su cuerpo, ese calor interno, afrodisiaco, el éxtasis era tal, que a punto estuvo  de soltar un gemido, pero se contuvo interiorizando ese último placer, mientras se mordía ligeramente el labio inferior, y se relamía suavemente el labio superior.

     — Es lo mejor que me ha pasado.

     Decía Alice, con una voz suave y llena de placer, mientras cogía una servilleta y se aseaba, los restos de tan sublime delirio.

     — Fred, hoy ha sido excelente.

     — Me alegro. El próximo viernes la espero como siempre.

     Dijo Fred, el camarero, con pleitesía y cuasi reverencia, mientras recogía la taza de café vacía, ya templada, con esa delicadeza que tanto le agradaba.

     — Si Fred, ¡Por fin es viernes!

     Confirmo ella. Se levantó y salió del local, la cafetería “Sweet Pleasures”, alejándose rumbo al trabajo, para comenzar este maravilloso día.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 17
  • 4.54
  • 303

En algún momento siempre habrá alguien que lo hará mejor que tú. ¡Incluso tú mismo!.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta