cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
¿Porque llorar?
Reflexiones |
23.09.15
  • 0
  • 0
  • 460
Sinopsis

Cada lagrima te libra de un atadura, y uno necesita ser libre para poder crecer

¿Porque llorar? Hay tantos motivos....

De pequeño siempre fui el llorica de mi casa. Cuarto de cinco, tenia por encima tres varones mas y claro, habia que apañarselas para conseguir todo capricho infantil, y aun asi puedo decir que mas de una lloricona fue motivo de un pescozon mas que bien merecido por parte de padre. Que enano era.

Con el tiempo uno va creciendo y poco a poco haciendose un machote. No olvidare la vez que me castigaron sin viaje de estudios en la eso. Llore como una niña y sin razón, me lo habia ganado a pulso durante un largo curso.

Cuantas lagrimas derramadas por tonterias, cuanta insensatez y ñoñeria adornaba mi vida por aquel entonces.

Pero hay lagrimas que uno no olvida. Como por ejemplo estando en Sevilla, aquella tarde de julio tras un dia asfixiante y un viaje increible con la persona que pensaba que amaba (15 años en mi haber), me dijeron una frase que me marco durante un tiempo. Consulte a un gran amigo si pedirle salir con mi inocencia de sentirme atraido y me dijo: no lo hagas, si es para ti, sera para ti.
No olvidare aquel recuerdo. No le veia sentido. ¿Por qué? Llore porque no entendía porque debia hacerle caso pero sabia que hablaba con razon y ahora solo doy gracias.

Tampoco olvidare otra tarde de julio, cuando mi abuela subio al cielo. Porque uno por muy hombre que sea es debil en el aspecto maternal. Y tambien que fue el unico momento en que vi llorar a mi padre. Medico, acostumbrado a todo, se le fue su angel de la guarda. Ese dia aprendi demasiado. Todo de golpe. Y a los dias siguientes recuerdo alguna lagrima, ya no estaba aqui me retumbaba en mi cabeza mientras queria cambiar la realidad.

Otro recuerdo viene la primera vez que cortaron conmigo. Y puedo decir que hacerlo sin decir las razones es lo mejor, fue mas facil de digerir de lo que pensaba.

Aunque el mayor sufrimiento fue hace un par de años. Una tarde de septiembre, mi tio dejaba la tierra por un infarto. Sin tan siquiera cinquenta años, con 4 hijos y dejando viuda a mi tia. Increible el acontecimiento, como dios permita tal semejante cosa. Y no se me olvida la llegada al tanatorio al dia siguiente. Tras ser mi primo el primero en ver a su padre se dio cuenta de lo que habia pasado. Ya no estaba, y nunca mas estaría alli. Salio de la sala conmigo, persiguiendole yo y me abrazo fuera. Se caia, no tenia fuerzas. El con 18 años habia perdido a su padre sin tan siquiera poder decirle adios. Un simple y agradecido adios. Y uno llora. Llora porque se da cuenta de que tu mejor amigo se ha quedado solo, de que aquello a lo que uno se mentaliza toda su vida y aun asi no es facil (la perdida de los padres) es peor cuando llega de golpe, Llora porque tiene que llorar y sino lo hiciera no seria persona. Y como no llorar yo, la persona con la que mas intimidad tienes, un primo que es como un hermano y lo ves sufir. Ves sufrir a los cien familiares que tienes sean primos, tios o abuela. Un capitulo de la vida

Y recuerdo las dos ultimas. Una de marzo cuando me pudo la duda y el agobio, no sabia que hacer con el corazón y llore por desesperacion. Uno sufre cuando no sabe hacia donde va ni lo que siente y porqué.

Y la ultima hace un mes. Fue poco, pero intenso. Corte una relacion que sabia que no tenia futuro y me costó. Mucho. Y sabia que hacia bien, pero a nadie le gusta hacerlo. Tras unas semanas ya, puedo decir que no me arrepiento. Es mas, igual deberia de haberlo hecho antes.

 

Cuantas veces habra llorado, unas sin razón o sin motivo, otras por tristeza, algunas por amor, pero si puedo decir que cualquier hombre que se precie ha soltado alguna lagrima. Porque uno, por muy masculino que sea, por muy hombreton que se crea, es debil, y la debilidad es parte del ser humano. Por eso no os avergonceis de llorar, es más, hacedlo con orgullo.

Uno necesita llorar, sino, se ahoga en su propio llanto

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta