cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Preguntémonos...
Reflexiones |
27.03.13
  • 4
  • 6
  • 3561
Sinopsis

Relato anteriormente publicado en el Blog http://480kmdepalabras.blogspot.com.es/2013/01/preguntemonos.html

Preguntémonos: ¿Es posible tener respuestas acerca de aquello que somos incapaces de preguntarnos?, ¿de aquello que se sitúa delante o detrás de nuestra lógica, de nuestra manera de entender el mundo?, ¿podemos percibir la luz ultravioleta, o la infrarroja?, ¿y las microondas?, ¿podemos percibir el Tiempo?

No. La naturaleza no nos ha dotado de órganos que hagan posibles estas cosas. Todas nuestras respuestas son aproximaciones. Las endebles y pintorescas aproximaciones de nuestra especie a la realidad. Vemos “cosas de hombre”. Percibimos “cosas de hombre”. Entendemos “cosas de hombre”. Una hormiga percibe otras cosas. Cosas de hormiga. "Somos sitios a cuyo través ocurren cosas" (Levi-Strauss). Sólo eso. Esas cosas dejan una huella a interpretar. Y esa interpretación será imperfecta. Siempre.

Nuestras respuestas a las pocas y limitadas cosas que podemos llegar a preguntarnos son imperfectas, condicionadas por nuestra manera de percibir el mundo. Responden a nuestro modelo. Nuestro modelo de mundo se conforma a base de la percepción que de él tenemos. Toda respuesta acerca de algo que sucede en el mundo y nosotros podemos percibir es sólo una aproximación. Una aproximación basada en un modelo. Un modelo del mundo, de la realidad. Nuestra comprensión del mundo, ese constructo mental global que cada uno se forma acerca de lo que le rodea, es una aproximación basada en ese modelo.

La comprensión y el conocimiento de lo que nos rodea requiere el uso de signos y conceptos que codifiquen nuestro pensamiento. Pero estos signos “cubren” el pensamiento, lo “tiñen”, lo “disfrazan”. Sólo podemos expresar nuestra idea mediante estos signos que “cubren”, que “sustituyen” nuestras ideas (nunca podrán representarlas de manera fiel). ¿Podemos decir que al inventar nuevos signos que codifiquen el pensamiento (las cosas, las relaciones de cosas, los fenómenos…), podemos decir que avanzamos en la comprensión del mundo? ¿O más bien lo que hacemos es aumentar la prostitución del fenómeno, de la idea y del hecho, mediante la palabra?

Expresamos las cosas que pasan a través de categorías y valoraciones. Expresar un hecho real implica siempre una “valoración” del hecho (por muy objetivo y científico que nos parezca) ¿Somos conscientes del peligro que conlleva categorizar fenómenos demasiado diferentes de una manera demasiado homogénea, unificadora? ¿Somos conscientes de la enclenque taxonomía que poseemos para tal infinidad de fenómenos? ¿De dónde nacen ciertas confusiones, ciertos malos entendidos, ciertos horrores, ciertas peleas, ciertas guerras?… Preguntémonos estas cosas…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Daniel Luis, esto que tu dices ¿siempre fue así? , pregunto yo. Quiero decir: ¿Somos un proyecto teleológico (o teleonómico, si seguimos a Monod) finalmente terminado? Obviamente no. Yo no sólo me refiero a las cosas, sino a la completitud de fenómenos , relaciones de cosas... etc. A la obvia ambigüedad que existe al calificar ciertos fenómenos. A la confusión y continua renovacion de las "doctrinas" científicas. A la necesidad continua de estar inventando nuevos términos para definir lo que nosotros llamamos realidad. El ir dejando atrás términos y concepciones obsoletas , que vamos refutando constantemente aún siendo consideradas en su día como verdades irrefutables. etc... etc...
    Nuestras palabras reflejan bien nuestras ideas y nuestras ideas reflejan bien las cosas, pero no tenemos que dar un paso más allá de esto y convertirnos en dogmáticos. Tampoco tiene sentido dudar porque sí. Lo que hay que asimilar es que nuestras teorías siempre pueden modificarse y que hay distintas maneras de estructurar el mundo. Eso tiene que llevarnos a ser críticos, no simplemente a dudar en general y sin argumentos concretos. Por supuesto que comparto la idea de que el mundo que conocemos es el mundo según nuestra percepción, pero ese mundo así condicionado es el único mundo que tenemos. No hay un mundo más allá de toda relación con nosotros, y si lo hay es trivial para nosotros.
    Si yo digo "veo una silla" o "esto es una silla", mi conocimiento puede ser muy cierto y no tiene demasiado sentido decir que es sólo probable. No decimos "quizás veo una silla" o "esto es probablemente una silla". Si decimos algo así es porque la veo quizás a oscuras o porque tiene una forma muy extraña. De lo contrario no tiene sentido dudar de que sea una silla, en la medida que uno no se genere grandes expectativas metafísicas con ello. El problema es cuando pensamos que nuestros conocimientos ciertos nos dan la medida inmutable de lo que es el mundo en sí mismo. Esto es metafísica, o mejor dicho, es ilusión.
    Este me gusta más que el otro que te he valorado-comentado. Me parece interesante que se expongan este tipo de reflexiones aquí. Por cierto, las mismas reflexiones que llevan haciéndose los grandes filósofos desde el principio de los tiempos. Pero es que no espabilamos... Muy bien traída la cita a Levi Strauss. Por otro lado muy bueno el tono del escrito en el que no tratas de "sentar cátedra" si no de "cuestionar valores", lo que para mí es la tarea verdadera del pensador. Nunca me gustó la idea del filósofo que "crea valores". El pensador ha de ser un "picapedrero" que extrae el material con el que luego, entre todos, creemos los valores para una vida "civilizada". Muy bien planteado.
    Bú, si me das unos maderos construyo un puente endeble, pero lo construyo. Si me das vigas y hierro construyo un puente firme. Pero siempre intentamos cruzar al otro lado. Menejamos lo que tenemos al alcance de la mano, aunque seamos conscientes de su fragilidad.
    Efectivamente nuestros recursos son limitados pero son los que tenemos.Interpretamos basándonos en modelos, no sabemos hacerlo de otro modo. La generalización es peligrosa pero en muchos casos acertada. ¿Opinamos basándonos en nuestra experiencia o nos callamos?
  • Tu mirada fría me transforma

    En un futuro de cálculo incierto agoniza la esperanza

    Poesia sobre los gatos

  • 290
  • 4.14
  • 662

Tan solo una sombra de camello sobre la arena

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta