cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Preludio de una victoria.
Reales |
01.06.15
  • 4
  • 14
  • 2932
Sinopsis

Dedicado a mi hermano R. por apoyarme siempre en los buenos y malos momentos, y por incentivarme a vivir aventuras, vivir al límite, vivir sin arrepentirse de no haber vivido. Gracias!

Son las 8 y 55 minutos de la mañana, en el horizonte se vislumbran pocas nubes, cielo despejado, ligeras rachas de viento y nerviosismo en el ambiente. Está todo preparado, la suerte está echada, mi ropa está impregnada de ganas y miedo a partes iguales. Pero ha llegado la hora de asumir que en 5 minutos empieza el reto, no hay vuelta atrás. En la vida hubiera pensado que acabaría aquí, madrugando un domingo, con mis mallas cortas y mi camiseta patrocinada, en la línea de salida, con a saber cuántos miles de personas más. Retrocedo un par de años en el tiempo y no me lo creo, aquella muchacha que se afixiaba literalmente tras 10 minutos de trote. Mira dónde está ahora, a punto de lanzarse al vacío a correr su primera 10km. Me espera una hora por delante, con mis piernas como única arma para afrontar esta guerra personal. Los límites están para traspasarlos, pienso. Un minuto y el miedo desaparecerá por acción de la adrenalina. No puedo evitar mirar con cara lastimera a mi hermano, el que nos apuntó a este despropósito, él puede con eso y más, tiene más experiencia, mejor composición y más competiciones a sus espaldas. Su mirada denota serenidad y calma mis nervios. "Lo conseguirás" me dice, y yo, por primera vez, me lo empiezo a creer.

 

Suena la señal de salida, el ritmo es lento, no conviene fatigarse en los primeros kms, ya vendrá lo malo. Despacio, me digo, no tienes prisa, debes aguantar una hora... 

 

Kilómetro 3, comienza lo bueno, una cuesta pronunciada que parece interminable, las rodillas sufren y chillan misericordia, pero no les doy tregua. Sigo subiendo a pesar del dolor. Ya voy notándome ahogada. Las cuestas tiran mucho, pero todo lo que sube baja ¿no? Y efectivamente, tras unos minutos me encuentro llaneando y mi respiración se sosiega, por ahora. 

 

Kilómetro 5, la mitad del recorrido, el cansancio aún no ha hecho mella, pero me da la sensación de que en un par más mis cuadriceps van a pedir clemencia. El tiempo acompaña, ni frio ni calor, lo cuál agradezco, porque soy de las que se "afogonan" rápido y necesitan hidratarse cada poco. Volvemos con las cuestas, con lo que odio yo las cuestas, y más después de un par de lesiones y unas rótulas algo tocadas. Al lío, no hay tiempo para quejidos de señora artrósica, ya me daré unas friegas al terminar. 

 

Kilómetro 8, ya no queda nada para el final, pero mis piernas duelen horrores, parecen a punto de romerse, creo que estoy notando la llamada "barrera del corredor". Debo pasar al otro lado para poder acabar mi reto. La fatiga es muy grande, mi corazón late a un ritmo frenético, no sé si por las ganas de llegar a meta o por el esfuezo. A la mente me viene ese "lo conseguirás" de hace tres cuartos de hora. Él seguro que ya ha llegado a meta, no le veo desde la mitad del recorrido, es más veloz y le he dado permiso para cumplir su propio desafío: bajar sus tiempos. El mío es acabar la carrera sin morir en el intento, como quién dice. 

 

Último kilómetro, se ve la meta al fondo, depués de la última cuesta, del último esfuerzo... ¡Vamos! Le grito a mis pies, no me defraudéis ahora. Cada vez la veo más cerca, me inunda la alegría extrema, eufórica, ese es el adjetivo que mejor me describe en este momento. Como alma que lleva el diablo traspaso la ansiada meta. Sin respiración, reventada, acezando como un perro. Me tumbo en el suelo con una sonrisa bobalicona en la cara. Felicidad, parece mentira que pueda conseguirse con tan poco. Me doy cuenta de que estoy riéndome a carcajadas como una loca, hay gente a mi lado mirándome, igual piensan que estoy en shock o algo así. Y a decir verdad, es algo parecido. No me lo creo, lo conseguí. Puede que no sea la mejor marca de la historia, ni siquiera sea una marca decente, pero he llegado, en el puesto que sea, no me importa, estoy aquí. 

 

{Probablemente, a aquellos que acostumbran a correr maratones les parezca mediocre mi éxito. Para los que tenga tiempos reseñables, les resultará insignificante mis 10kms. Lo entiendo, el hombre va poco a poco evolucionando. Pero quizá, si se remontan a sus orígenes, a esa época en la que comenzaban a hacer sus primeras salidas, en las que a la media hora les dolía hasta dedo meñique de la mano, quizá puedan comprender la dicha que recorre ahora todas mis venas.}

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • exelente relato , muy bien narrado
    Es un cansancio compartido Nacho =). Un saludo!
    Buf, casi me agoto yo más que la protagonista. Lo mejor es la descripción progresiva del cansancio y de los dolores que te acechan por todas pares. Muy real.
    Cierto, jaja, no me había enterado del gazapo. Gracias Arruillo =). Un saludo!
    Una carrera vivida de principio a fin. Queda bien reflejado lo que significa el espíritu de superación. Eso sí en el km 8 parece que se te "romieron" las piernas ¡je,je!, y eso debe doler mucho. Saludos afectuosos.
    Gracias por los ánimos Nubis e Isabel! :).
    Hoy 10, mañana el mundo. Ánimo con ello, porque la maratón te la harás: lo sabes.
    Me gusta separar para dar tensión, jaja. Gracias a todos! Moraleja: no haya que rendirse ante nada, si se quiere se puede :). Saludos!
    Jajaja. Lo vi "apelmazado" y realmente cuando separas, SEPARAS. Excelente la narración de como gratifica el superarse. Un beso
    El triunfo de nuestros propios retos, la victoria mas saboreada por los mortales. Sin importar los comparativos con seres que se pueden creer superiores por determinadas circunstancias, pero que no demeritan un triunfo personal ante nuestras propias limitaciones... Muy bueno tu relato. Saludos
  • Remonto después del veranito... espero estar más activa con el frío =).

    "Su piel posee un característica llamada dermografismo, que consiste en que cualquier contacto le deja una marca que tarda un rato en borrarse [...] Si la piel es sensible, ¿qué no dejará marca en el alma?" -Marwan-

    Amapolas.

    "Cando penso que te fuches, negra sombra que me asombras, ó pé dos meus cabezales tornas facéndome mofa." -Rosalia de Castro-

    Unas zapatillas, voluntad y ganas de olvidar.

    Micropoesía en colaboración con el paisano BLUESS. Gracias por todo =).

    Vuelvo a las andadas tras una temporada perdida por la realidad del trajín diario, pido perdón por la ausencia, aunque esté justificada... Os deseo feliz año a todos!

    "Entre la hojarasca / el pecho de la ardilla / se llena de luz." -Haiku de Otoño-

    “El espectáculo es imponente. Todas aquellas negras murallas de la gran caldera, con sus crestas, que parecen almenas, con sus roques enhiestos, ofrecen el aspecto de una visión dantesca. No otra cosa pueden ser las calderas del Infierno que visitó el florentino. Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava, más que de agua." - Miguel de Unamuno-

  • 105
  • 4.74
  • 9

Lectora compulsiva. Aprendiz de escritora en mis ratos libres. Enamorada de la naturaleza. Desencantada con el egolatrismo de la sociedad. No conozco mejor forma de organizar mis pensamientos que plasmarlos en papel.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta