cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Prólogo
Fantasía |
06.12.14
  • 3
  • 1
  • 468
Sinopsis

Este es el prologo de un libro todavía en proceso de escritura, la historia va sobre Marcus, un chico muy peculiar. opinar que os parece.

Prólogo


Era una fría noche de invierno y el viento agitaba violentamente los árboles como si quisiera arrancarlos del suelo. El silencio reinaba en la cuidad a excepción del bufido del viento, el hospital de forcs parecía ser el unico edificio operativo en aquellos momentos. Dentro del gigante de hormigón costruido a finales de los 90,se oía el ruido de camillas corriendo de un lado a otro y el murmullo de los doctores discutiendo acerca de complicaciones en quirofano. Si se observaba mas detalladamente tambien se podian oir los gritos de preocupación de los familiares y amigos de los pacientes en las salas de espera,gritos que no eran emitidos desde la garganta pero si desde sus pensamientos. El encapuchado que avanzaba lentamente,deslizandose desde las sombras del pasillo 103 las oia perfectamente,aun así sabía que a pesar de tratarse de sus semejantes,los humanos no podían.

Avanzo con tranquilidad y sosiego por aquel pasillo que olía a sal y anestesia y llegó al cuarto de la incubadora donde los recien nacidos dormían. Una enfermera rolliza de pelo cobrizo y gafas de culo de botella hacia la guardia en la sala de los bebés, el encapuchado se acerco a ella por detrás hasta quedar a escasos centímetros de la mujer; Fue entonces cuando esta pareció notar su presencia y se giro,sus miradas se cruzaron y la enfermera descubrió unos preciosos ojos dorados que la escudriňaban desde la sombra de una capucha; No supo el porque pero noto que aquellos ojos le querian decir algo,le ordenaban hacer algo. Sintiendo que su voluntad se levantaba contra ella,dio media vuelta y se fue de la sala preguntándose el porque de sus actos y dejando a aquel hombre solo con los recien nacidos.

El encapuchado observo detalladamente los distintos bebes de la sala y al final pareció elegir a uno; Avanzo hasta situarse junto a la cuna y leyó el nombre del bebé: Marcus Blackmoon. Blackmoon,luna negra,le gustaba y el nombre no estaba mal; Del lugar de donde venia los nombres eran muy distintos pero aquel le pareció digno. Retiro la capa que lo cubría descubriendo debajo a un bebe de ojos marrones duros como el titanio que lo observaba sin decir nada,no era un bebe convencional y aquel hospital,aquella sala,aquel mundo no estaba hecho para él. El hombre de los ojos dorados cogió al bebe que dormia desperazosamente en su cuna y lo intercambio por el que traía. Durante la operación el recién nacido de la penetrante mirada castaňa no abrió ni la boca,no fue sin embargo lo que hizo el otro retoňo que rompió a llorar desconsoladamente, el encapuchado lo acerco a su cara hasta que sus miradas entaron en contacto,de repente, los llantos del bebé cesaron asi como la luz en sus ojos.

- Lo siento pequeňo,pero esto es por un bien mayor- dijo el encapuchado con evidente tristeza en sus ojos a pesar de que su voz no denotara el minimo atisbo de humanidad en él.

 El hombre de la extravagante tunica negra metió la mano en un bolsillo y saco una pequeňa esfera de metal con extraos grabados por su superficie y una bola verde en el centro de la esfera; Lo deposito cuidadosamente junto al bebé y se le quedó un rato mirando.

- Ahora te llamas Marcus,Marcus Blackmoon y eres un humano más,vive tu vida alejado de este mundo de traiciones y mentiras y espera,espera mi regreso,sobrino.

El encapuchado se alejo unos pasos atrás y en su mano se materializo un espada de empuňadura lila y hoja roja como la sangre; El extraňo arma brillaba como una estrella en miniatura,arrojando luz a la sala. Con un rápido movimiento el hombre corto el aire con la espada,el aire y algo más,algo que estaba ahí pero que no se veia. Una especie de red,entrelazada por la realidad y el azar,un portal al otro lado,a su tierra. El hombre le dedico una última mirada al bebé y cruzo el desgarro que se cerró como si allí jamas hubiera pasado nada.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Perdón, me equivoque en la valoración. En mi opinión se merece las cinco estrellas. Creo que es un prólogo alucinante, muy bien escrito y que te deja con esa intriga, esas ganas de comenzar a leer el capítulo 1. Enhorabuena :)
  • Este es el prologo de un libro todavía en proceso de escritura, la historia va sobre Marcus, un chico muy peculiar. opinar que os parece.

    Pensamiento de una noche de verano,posible realidad o una simple conjetura pero recomendada para todos inconformistas amantes de las paranoias.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta