cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Propósitos de Año Nuevo
Reflexiones |
26.12.14
  • 4
  • 2
  • 989
Sinopsis

Un artículo en torno a algo muy común en fechas como estas.

De cara al año entrante, eufónico quince, me apresto a hacer algo bastante acostumbrado entre mis congéneres de toda laya y que, no obstante, nunca ha llamado especialmente mi atención ni mucho menos he puesto en práctica, hasta ahora. Esto es, unos cuantos propósitos de año nuevo; incluso de enmienda en más de un caso.

Siempre me ha resultado una pretensión muy poco realista, cuando no de todo punto absurda, el establecimiento arbitrario –un mero cambio de dígitos no me parece razón suficiente- de una serie de metas las más de las veces irrealizables. Probablemente se deba a esa escasa constancia mía que, desde bien pequeño, me reprochara mi padre. Pero eso, la volubilidad de mi ánimo, es harina de otro costal a la que cualquier día dedique tal vez unas líneas.

De todos modos, mis propósitos difieren de los tan habituales y -quizá precisamente por ello- sistemáticamente incumplidos. No aspiro, por ejemplo, a dejar de fumar –no lo hago, o no con una asiduidad que conlleve considerarlo vicio reprochable- ni a porfiar en mis visitas al gimnasio –hará ya cerca de un lustro que pisé el ultimo, si no recuerdo mal- ni, en fin, a seguir la dieta milagro de turno y deshacerme de “esos kilitos de más” – por suerte o por desgracia, unos horarios de trabajo draconianos, casi prerrevolucionarios, mantienen mi línea dentro de los límites del esbelto canon occidental.

Las metas que me propongo alcanzar son mucho menos prosaicas. Ciertamente heroicas algunas, si se quiere, como culminar la ardua lectura del Ulises, de James Joyce, en la que ando un mes enfrascado. En inglés, por supuesto. Asumiendo que no voy a entender nada, que sea al menos en la voz original de su autor. Y, concretamente, en la versión del texto que se tiene por menos adulterada, la dada a la imprenta en 1922.

Ya metido en camisa de once varas, aprovechando el impulso que, supongo, habrá proporcionado a mi voluntad la consumación de la osadía cubista firmada por Joyce, y tal como anunciara en artículo anterior, me dispongo a sumergirme -a arrojarme sin paracaídas, más bien- en los siete tomos de En busca del tiempo perdido, del dandi Marcel Proust. Epopeya lectora ésta que muy probablemente exceda el exiguo arco temporal del año y se incorpore, por tanto, al paquete de proyectos para 2016.

Otra meta, no menos ambiciosa, es concluir la escritura de la novela iniciada hará apenas dos semanas y once páginas de Word. Ya tengo un esquema argumental bastante completo y un título, Yo sólo quiero estar solo –se ve ahora el motivo para la tilde en el sólo adverbial ¿cierto?-, extraído de los hermosísimos versos de Amado Nervo –“Puesto que no estoy contigo / yo sólo quiero estar solo”-. Me gustaría hacer algo que transite entre el melodrama y el horror. Aunque admito que la propia idea es en sí bastante aterradora, a efectos estéticos. Pero no se pierde nada por explorar las posibilidades que el a priori poco sugestivo cruce de géneros pueda ofrecer. 

Para regocijo propio y orgullo de mis progenitores, en el año que termina he visto publicada Giacomo, mi opera prima. Se trata de una cínica comedia urbana que no ha tardado en ofender a media docena larga de personas -a mi humilde parecer, insuficientemente alfabetizadas, en tanto en cuanto incapaces de distinguir entre realidad y ficción-. Tal vez debiera haber incluido un prólogo aclaratorio. Mi error estribó, por tanto, en sobrestimar la madurez intelectual de ciertos lectores. Sólo espero que, caso de publicarse también ésta -de todos es conocida la procelosa lógica del mercado editorial (qué vocablo terrible, por cierto, el de mercado editorial)-, el número de agraviados por el contenido de la misma se reduzca.

Pero no todo en 2015 va a ser contemplación mística y examen de conciencia. Tengo previsto viajar a Roma en inmejorable compañía. Para la primavera, supongo. A ver piedras ancestrales y masticar –más que beberse- el brioso espresso que sirven en la célebre Tazza d´Oro, junto al Panteón.

Claro que, para lo cual, probablemente convenga no volver a romperme una pierna; o que al menos muestre el buen juicio de no hacerlo en fechas próximas a la de partida. A tal respecto, de momento me bato el cobre a cara de perro con la renquera sobre la que hace ya dos meses me arrastro, producto del último percance. En las jocosas palabras de Camilo José Cela, máximo exponente del tremendismo patrio, tan denostado a día de hoy como idolatrado otrora –el gusto oficial, igual que la memoria y los premios Nobel, es veleidoso-: es ésta una “cojera algo temblona, como estremecida (…) una cojera casi cachonda, una cojera coqueta, casquivana”.

En fin, ya para terminar porque temo estar  aburriéndoles, esos fueron, en gran medida y un poco a vuelapluma, mis propósitos de año nuevo. Ambiciosos unos, sospechosos los más, reconozco que me conformaría con cumplir, si acaso, la mitad de ellos. Quizá me falte el tiempo, pero no la resolución. Veremos. Leeremos. Escribiremos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta