cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
¿Qué nos pasa?
Reflexiones |
22.04.12
  • 4
  • 12
  • 2662
Sinopsis

Más que reflexión, me salió una proclama, pero ahí va.

¿Qué nos pasa?

 

     Definitivamente, estamos muertos. Alguien ha dado muerte a nuestro instinto de supervivencia. Nos han suministrado algún tipo de droga, quizá pulverizándola desde los cielos. ¿Será posible que se haya desarrollado una tecnología que sature la atmósfera de algún tipo de somnífero que nos mantiene serenos y confiados pase lo que pase a nuestro alrededor? Debe de ser así. Porque si no es así, no se entiende esta estúpida tranquilidad, esta enervante calma ante los sucesos de las últimas semanas. Asistimos impasibles al anunciado desmantelamiento del estado del bienestar. Recortes en la sanidad y educación, una primera dentellada a dos de los pilares básicos de cualquier política con aspiración social.

¿Dónde están las masas indignadas? Muertas, están muertas; borró su rastro la marea azul. Una marea azul de desesperanza, atemorizada por los mercados y claudicante ante el poder financiero; dispuesta a pagar tributo a cambio de paz. Tributo contabilizado en derechos sociales. Tributo en vidas, cien doncellas entregadas al rey moro para salvar el reino. Pero la plaza no se salva, los mercados atacan; España es más rentable hundida en la bancarrota. A pesar de todo, impera la serenidad soporífera de la resignación. El reino continúa tranquilo, apenas un ligero zumbido con el tema del rey cazador, acallado por la infantil disculpa del soberano.

En su día, sintetizamos esperanza mezclando las imágenes de las cámaras de Sol: toldos, cuerdas, cartones y consignas, con nuestra indignación. Nos agarramos a esos tenderetes llenos de vida y verdad, y nos sentimos fuertes, capaces de luchar contra cualquier gigante. ¿Y ahora qué?, ante una reforma laboral ultrajante, respondemos con una pálida huelga general convocada por unos descoloridos sindicatos. Una huelga esperada y hasta deseada por el poder; un mero instrumento para suavizar las draconianas imposiciones sobre el déficit público.

Necesitamos, más que nunca, una respuesta desde la calle, una voz que se articule desde la masa, que nunca había tenido, hasta este siglo XXI, tal capacidad de autoorganización. Las tecnologías nos han otorgado el poder de la comunicación instantánea y una enorme capacidad de reacción a cualquier intento de manipulación. Se acumula en nuestras manos el mayor poder de la historia; el de reescribir nuestro destino, obligando a los gestores públicos a convertirse en lo que deberían ser: servidores al bien común, al bien de la mayoría. Podemos imponernos a los mercados y al auténtico poder en la sombra: el financiero, si nuestra voz es lo bastante clamorosa, si suma millones de voces pidiendo unas formas de política cuyo referente sea lo humano. Políticas para la ciudadanía,  no para los mercados.

Se impone la necesidad de una nueva marea humana, una ola multicolor que, superando la dialéctica del rojo y el azul, trascienda fronteras, como en los vivificantes días de la "spanish revolution", hasta que todos los poderes se sometan al único soberano posible: el pueblo.

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Comparto!! En Argentina tuvimos hace pocos años el mismo espectáculo, se recortó presupuesto drásticamente en varias oportunidades y nos decían que así se iban a solucionar los problemas, y la gente lo aceptaba porque el FMI decía que era así y porque los medios decían lo mismo, que con el recorte todo iba a andar perfecto. La cuestión estalló cuando el gobierno, en el 2001, anunció lo que se llamó "el corralito", que era una medida que congelaba los depósitos bancarios: nadie podía sacar sus ahorros. Ahí la cosa estalló, la clase media se despertó del sueño porque ahora le estaban tocando el bolsillo. No era más problema de los "otros" (desocupados, marginados). A partir de esa crisis del 2001 (renuncia del presidente mediante) lentamente se revirtieron muchas cosas, pero siempre saltan los que dicen que lo mejor para el país es recortar presupuestos en salud y educación, o bajar los salarios y las jubilaciones, porque así lo dice el FMI o EEUU o algún titán de la UE. Ese tipo de discursos lamentablemente no se acaban nunca.
    Buena proclama. Mientras el poder militar,político-judicial y económico siga estando en manos de unos cuantos fascistas la cosa seguirá igual por lo menos aquí en España.Y se me hace difícil una revolución.Todo lo tienen muy bien atado.Administraciones,Sindicatos,Bancos,Ministerios.Todo está en las manos de un grupo de personas que no cree en la democracia sino en el más feroz autoritarismo y capitalismo dictatorial.Es mi opinión por lo que he podido observar a lo largo de mi vida.Solo hay que ver el mamoneo y la corrupción que existe en las administraciones públicas,la corrupción que hay en la justicia etc etc...Y si a esto le añadimos que la mayor parte de la juventud de hoy está atolondrada por un falso estado de bienestar y por unos valores de consumo.Tenemos que la cosa está muy pero que muy mal.Sin embargo;no nos queda otra que luchar (aunque solo sea de forma individual) por nuestro futuro y nuestra dignidad.Ha sido un placer leer tu relato.Se nota que eres una persona honesta y de buena voluntad.Hasta siempre.
  • La presión de la imagen y la necesidad de estar delgada en el mundo que vivimos.

    Más que reflexión, me salió una proclama, pero ahí va.

    Hoy Viernes Santo, 6 de abril de 2012, se cumplen 20 años de la muerte de Isaac Asimov. He escrito este relato a modo de pequeño homenaje. Está basado en uno de sus relatos cortos: "La Última Pregunta". Espero que su espíritu no venga a pedirmen cuentas, perturbando mis sueños.

    PODEROSO CABALLERO...

    El pasado siempre nos alcanza.

    Una reflexión sobre la crisis actual

    Una cena..."romántica".

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta