cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
¿Qué significa ser fanático?
Reflexiones |
01.12.17
  • 5
  • 0
  • 1420
Sinopsis

La vida sin respeto.

¿Qué significa ser fanático? Según la definición de la RAE (Real Academia Española) el fanático, es decir, una persona fanática es aquella y cito textualmente: “[persona] Que defiende una creencia o una opinión con pasión exagerada y sin respetar las creencias u opiniones de los demás”, Se preguntarán, ¿A qué viene todo esto? Pues, en los últimos años en la República Argentina al menos, esta definición ha incrementado de un modo espantoso representada por cientos de miles de personas, al punto que, incluso, muchas familias han sido víctimas de la división que produjo violentas discusiones (muchas veces con agresiones físicas, otras con insultos al aire) por cuestiones políticas en su mayoría, otras por temas futbolísticos tal vez y así va.

No proporcionaré nombres de figuras que en mi opinión, no vale la pena mencionar porque sería arriesgarme demasiado y en otro orden de razones, echarle más leña al fuego de lo que ya han echado personas desde su ignorancia y que ejecutan el habla, porque el aire es gratis. No quiero decir con esto que nadie pueda opinar sobre el tema que quiera o dar su punto de vista, pero sí creo, que aquel que se atreva a hacerlo debe ser consciente de ello y hacerlo con argumentos propios, desarrollados desde su intelectualidad y experiencia propia. Tampoco quiero decir que para hablar, por ejemplo, de política uno deba ser analista político, pero sí tener una mirada objetiva, abierta a objeciones y sobre todo, que lo que dice no es la verdad absoluta.

Unos años atrás, en una fiesta familiar, me tocó experimentar una vivencia que es hoy en día gran parte de la inspiración y el punto de partida para escribir este ensayo. No sé si las lágrimas desconsoladas de una mujer que acababa de cumplir 70 años y que al fin, solo por esa vez, había podido reunir a la familia completa después de tanto tiempo o las agresiones físicas que se dieron entre los propios parientes fue lo que más hizo despertar el instinto salvaje de escritura que hoy funciona como descargo. ¿Hasta dónde hemos llegado señores? Acaso ¿Hemos perdido la cordura por completo por culpa del fanatismo ciego, repulsivo y asqueroso que nos invade? ¿En qué momento nos convertimos en esto? Tal vez sean preguntas con fáciles respuestas o tal vez no.

Lo que si tengo claro es que, mientras peleamos entre nosotros, los “de abajo” “los miserables” “los trabajadores” a tus espaldas un señor de corbata y traje manipula los medios de comunicación a su antojo, te hace creer cosas insólitas, te “lava” la mente y te convierte en un títere más, aliado de la violencia. Una mujer casi muere de un ataque al corazón por ver a sus hijos pelear entre ellos cual si fueran enemigos de toda la vida, niños llorando por ver a sus padres en esa situación, imagínense la escena…No hubieran querido estar ahí. Mi intención no es ofender a nadie ni mucho menos, solo quiero dar cuenta de lo loco que está el mundo, a modo de opinión basado en fundamentos propios por mi propia experiencia tratando de separar gente en medio de una fiesta familiar.

Tal vez un día, las cosas cambien, solo tal vez. Pero sin dudas eso no pasará si no se empieza por uno mismo. Si uno no se para frente al espejo y se pregunta ¿Qué estoy haciendo mal? Si no reconoce sus errores, si no aprende a pedir perdón sintiéndolo, si no sabe tolerar el pensamiento del otro, sabiendo debatir como personas supuestamente civilizadas, nada cambiará e incluso todo será peor. Habrá que pensar, si esta es la sociedad que queremos dejar a nuestros futuros hijos, nietos y/o sobrinos. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 37
  • 4.53
  • 240

Escribo desde muy chico, no me considero un buen escritor, tampoco soy un cuentista, solo relato lo que vivo y escucho a diario. Además soy músico y compositor.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta