cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Quítate la venda de los ojos
Fantasía |
10.10.14
  • 4
  • 8
  • 923
Sinopsis

Un apenado espantapájaros luchará por quitarse aquella venda que no le deja ver cómo es su situación realmente.

Quítate la venda de los ojos


 

El triste espantapájaros veía con el sol naciente de cada día cómo los cuervos sobrevolaban la zona hasta aterrizar con suma habilidad sobre la fértil tierra del huerto en el cual se hallaba. Motivados por una voraz hambre, se limitaban a destrozar y engullir los preciados cultivos del granjero, quien se encontraba reposando en casa a esas tempranas horas. Él fue su inventor, su creador, el que le dio la vida para que tratase de ahuyentar a estas molestas aves, tarea que no conseguía llevar satisfactoriamente. Cada día, el inhumano ser soportaba los agravios y vejaciones por parte de su amo, el cual le recriminaba que no sabía desempeñar su trabajo y no servía para nada. Postrado sobre su estructura fija y con la tez totalmente inerte, veía la feroz y hostil expresión del granjero dirigiéndose hacia él. Después de unos minutos repletos de insultos y maltrato, el granjero se disponía a regar sus todavía intactas hortalizas y retirar las malas hierbas adyacentes a sus cultivos. El viejo trozo de madera bajaba su mirada y contemplaba como los hierbajos crecían y se arraigaban en sus piernas, no dejándole así moverlas. Tras finalizar la jornada diaria, el enfurecido agricultor decidió llevar más allá su ira y le propinó un empujón que dejó al pobre espantapájaros tirado sobre la hierba. Fue en aquel mismo instante cuando un amplio cúmulo de sentimientos estallaron dentro de su vacía cabeza.

 

La luna llena lucía blanquinosa en el cielo reflejando la vergüenza que sentía el ser sobrenatural sobre su misma imagen, allí entre la hierba desechada. Un pequeño río de escaso caudal comenzó a deslizarse sobre sus mejillas, por primera vez manifestó su sentimiento de tristeza. Él nada entendía de aquella situación puesto que no disponía de capacidad de entendimiento en su hueca mente. Fuertes fuerzas afloraron en su interior, sintió rápidamente la necesidad de ponerse en pie, de volver a su antigua postura derecha. Notó cómo algo desconocido presionaba y empujaba su brazo izquierdo hacia arriba, se trataba de una ramita verde que brotaba de la humedad que sus lágrimas cristalinas habían causado en la tierra. La tierna rama crecía y se alzaba sobre los demás hierbajos hostiles del campo, había sido capaz sin duda alguna de crear vida. Se enderezó con dificultad y se acercó al tallo para contemplarlo mejor, quería ver más de cerca su creación. La palpó débilmente por miedo a romperla y vio cómo ésta seguía creciendo lentamente, alejándose así de las demás vulgares y endiabladas compañeras que nada esclarecedor habían aportado en su temprano crecimiento. Fue en ese momento cuando el espantapájaros comprendió que él debía seguir el ejemplo del tallo, debía alejarse de aquel vulgar sitio en el cual su amo le confinó fijándole a aquel soporte de madera sin darle alternativa alguna.


El ser animado se fue levantando con sumo cuidado al compás que la pálida luna se deslizaba suavemente entre las nubes y estrellas del cielo, ocultándose por momentos para luego dejarse ver con total fulgor. Se giró y contempló la silueta de la oscura casa del granjero completamente insonora, dormida. Una tímida sonrisa empezó a esbozarse en su frío rostro, sabía que todo su sufrimiento se había acabado, volvió sobre sus talones y comenzó el lento camino hacia el inexplorado horizonte que se presentaba desconocido aunque esperanzador allá en la lejanía. Por fin aquel maltratado ser que vivió una pesadilla durante toda su vida caminaba ahora desprovisto de la venda, que no le dejaba ver el maravilloso interior que en él residía.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy buen relato y una gran moraleja. Saludos.
    Muy conseguido tu relato. Saludos
    ¡Me alegra mucho de que hayas conseguido un importantísimo objetivo en la escritura, esa capacidad de meterse en la piel del personaje y que me lo hayas hecho saber mediante un comentario!
    Muy buen relato sobre este ser tan especial. Tu manera de escribir hace que la lectura sea amena, pero también inmersiva. Durante unos minutos te sientes como el espantapájaros, incapaz de permanecer por más tiempo anclado. Buen trabajo iancm.
    ¡Gracias por vuestras palabras compañer@s de letras!
    ¡Grande, Ian! No dejes nunca de escribir. Es lo tuyo. Se nota. Sólo el tiempo y tu talento saben lo que te espera. Tienes un Ferrari en la mano y gasolina de sobra... Un saludo.
    Muchas gracias Lucio, comentarios como estos me animan a seguir día a día en este difícil pero gratificante arte.
    historia de la que probablemente deberíamos todos aplicarnos la moraleja. Escribes bien, sobre todo teniendo en cuenta lo joven que eres. Un saludo.
  • El mundo que conocemos se haya envuelto en frío y desolación. La humanidad trata de sobrevivir día a día al hostil entorno. (Breve introducción a una serie de relatos que iré introduciendo.)

    Utilizamos el término "salvaje" para referirnos a ciertos aspectos de la naturaleza, pero ¿La entendemos realmente?

    Microrrelato que intenta lidiar con la cruda realidad que concierne la violencia de género.

    Microrelato emotivo donde un hombre lucha contra las fuerzas opresoras de un amor fallidamente correspondido.

    Breve relato que describe una sociedad avanzada y equilibrada.

    Un aterrador monstruo vive en el sótano de una tranquila casa. La hija pequeña pronto sentirá curiosidad y empezará a indagar y entablar contacto con el malvado ser.

    Tercer y último capítulo de este relato donde el payaso Risón emprenderá un viaje para alejarse de todos los problemas que conseguían martirzarle y así tratar de encontrar alivio.

    Un extraño navío aparece repentinamente en las costas caribeñas. Un grupo formado por tres investigadores se desplazará al lugar para tratar de averiguar qué misterios esconde esta aparición.

    Segunda parte del relato "El payaso Risón". En esta ocasión vemos de primera mano, contada por el protagonista del relato, su perturbada visión sobre la oscura existencia que padece diariamente y de la cual no logra ver la salida.

    Permítanme presentarme, soy un hombre que ha recorrido el mundo entero, sabio y esclarecedor camino junto a vosotros. He robado el alma y la fortuna de muchos seres, no sin haber disfrutado haciéndolo debido a mi picaresca personalidad.

  • 29
  • 4.71
  • 91

Joven de 20 años aficionado a la escritura que trata de llevar al papel sus más interesantes cavilaciones.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta