cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
Redención inesperada (I)
Drama |
27.05.15
  • 0
  • 0
  • 652
Sinopsis

Primera parte del relato.

Sus hombros se movían animadamente mientras caminaba con paso tranquilo por las calles de esa extraña ciudad. Estaba a punto de entregarse a la policía. Le buscaban desde hacía años por fraude, extorsión, prevaricación y asesinato. Se arrepentía de todo, pero lo que más le dolía era lo último. La cara de ese niño al otro extremo de la escopeta no se le olvidaría jamás. Quizás era esa cara la que le había acabado convenciendo de que se entregara.

Hace solo un par de meses estaba seguro de que jamás se entregaría. Estaba a salvo en un piso franco en una isla perdida del Pacífico. Jamás le hubieran encontrado. Tenía ya cincuenta y cinco años. Todos esos crímenes los había cometido hace más de diez. Con toda seguridad le caería la pena máxima, treinta años. No saldría vivo.

Quizás era mejor así. Una penitencia sin posibilidad de salvación. ¿Qué mejor redención podría haber? El suicidio era demasiado fácil. Se merecía algo peor que eso. Se merecía sufrir.

No le dio tiempo a mediar palabra. Nada más entrar por la puerta de la comisaría todas las pistolas se desenfundaron y le apuntaron a la cabeza. No puso ningún inconveniente. En unos minutos se encontró contemplando el techo del calabozo, preguntándose, no si lo había hecho bien, ya que de eso estaba seguro que sí, sino más bien si podría aguantar la mirada de todos los perjudicados cuando declararan en el juicio; y sobretodo la mirada de esa madre que había perdido a su pequeño a manos de un demonio. “Yo jamás me perdonaría si fuera ella. Solo espero que mi sufrimiento le recompense lo máximo posible”.

Al cabo de un par de días un furgón lo llevaría a la prisión a la espera del juicio. La prensa se reuniría alrededor de la comisaría para intentar hacerle el mayor número posible de preguntas. El, deseoso de contestar a cada una de ellas, solo tendría tiempo de articular una frase:

- Nunca más.

Seguramente muchos ojos sorprendidos le observaban. Nunca lo sabría, ya que los flashes le habían cegado por unos instantes. Solo sentía su cuerpo ser arrastrado por la acera, para luego introducirse por la puerta trasera del furgón.

Llevarían varios quilómetros recorridos cuando a través de la ventanilla vio a un niño idéntico al que le había volado la cabeza hace tantos años. Su corazón se encogió de golpe y por un momento estuvo seguro que le iba a dar un infarto. El niño se perdió en la distancia y sus palpitaciones volvieron al ritmo normal; pero su mente no pararía de darle vueltas hasta el día siguiente.

“Claramente es una alucinación. Le vi desplomarse delante de mí. Su cabeza quedó como una masa caótica de huesos y materia gris. Es imposible. Es simplemente mi mente traumatizada recordándome por qué estoy en la parte trasera de un furgón de policía. Es completamente normal. Bueno, sí es que hay algo en mí normal”.

Las puertas de la prisión se alzaban ante el y sus impávidos acompañantes delanteros cuando un pensamiento cruzó su mente. “¿Y si estoy soñando? ¿Y si ahora me despierto y aún estoy perdido en el gran océano? ¿Y si…?”.

Un grito le obligó a interrumpir su tren de pensamiento. Provenía del asiento del conductor. Solo le dio tiempo a ver las caras asustadas de ambos policías. Un segundo después el furgón estaba dando vueltas de campana. Antes de aterrizar ya había perdido el conocimiento. Horas más tarde se enteraría que un camión les había embestido y que el era el único superviviente.

Su redención había comenzado.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 97
  • 4.54
  • 326

Estudiante de Filosofia con aspiraciones literarias. Más relatos y pensamientos en mi blog: http://sinpalabras.ghost.io/

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta