cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
RELATO REAL LA CÁMARA PERDIDA
Terror |
23.07.15
  • 5
  • 5
  • 1008
Sinopsis

¿Que harías si encontraras una cámara de fotos perdida en algún lugar? Pues a nuestro protagonista le sucedió algo parecido y no vas a creer lo que este encontró dentro de la memoria de la misma.

RELATO REAL

LA CÁMARA PERDIDA                    

Un día caminando por el bosque haciendo mis ejercicios cotidianos me encontré una cámara. Estaba tirada bajo unos escombros. La levanté y miré para todos lados para ver si podía ver a su dueño; pero no vi a nadie. Regularmente a esas horas, muy pocas personas transitaban por ese lugar. Pensé que su propietario podía andar cerca, así que decidí caminar un poco más y preguntarles a las personas que encontrara si habían perdido alguna cámara.

Caminé por varias horas pero ninguna persona me dio razón del objeto, así que me lo llevé a casa. Tomé una ducha y me fui para el trabajo. Llevé la cámara dentro de mi mochila para juzgar su contenido en mi tiempo libre; pero ese día no me fue posible revisarla, ya que tuvimos mucho trabajo en la empresa y no tuve tiempo. Seguía con la intriga de saber que contenía la cámara, ya que se encontraba en buen estado y a simple vista se veía que aún funcionaba.

No podía ingresar a su contenido porque la cámara se había descargado. Quizá llevaba mucho tiempo de estar en ese lugar o posiblemente el dueño la había descargado usándola en el bosque, no sé, habían muchas explicaciones.

Al siguiente día me levanté un poco más temprano de lo normal y fui a una venta de accesorios para cámaras fotográficas, haber si encontraba un cargador que le hiciera. Los de la tienda me dijeron que los cargadores para ese tipo de cámara eran muy raros y difíciles de encontrar; ya que únicamente se usaban para hacer tomas bajo tierra. Parece que aquel artículo electrónico era muy valioso y alguien seguramente lo andaba buscando.

Esa misma tarde, sentí como si alguien me siguiera a todas partes. Estando dentro de la oficina pude ver un auto que esperaba a las afueras. Nunca había estado en ese lugar estacionado, y algo me decía que quién lo manejaba quería hacerle daño a alguien. Rápidamente me vino a la mente la imagen de la cámara y tuve miedo.

Respiré por unos minutos y me calmé, quizá solo era mi paranoia  y mi imaginación; pero mi cuerpo sentía algo que me causaba mucho miedo. Le pedí a un compañero de trabajo que me llevara a un centro comercial cercano y fue entonces cuando confirmé mis sospechas. Aquel auto que esperaba estacionado a las afueras de la oficina, comenzó a seguirnos.

Entré al centro comercial y rápidamente comencé a mezclarme entre la gente. Me ubiqué en un lugar donde no pudieran encontrarme y me quedé vigilando aquel auto. No se movió por mucho tiempo. Esperaba con angustia que todas aquellas ideas locas que llegaban a mi mente, solo fueran producto de mi imaginación. Pero cada vez que las horas pasaban, se hacía más real aquel supuesto.

Llevaba la cámara conmigo, abrí la tapa lateral y extraje de ella la memoria SD. Supuse que todo lo que importaba de la cámara estaba dentro de esa memoria. Dejé la cámara en un basurero y salí por la parte de atrás del centro comercial. Me fui corriendo hacia mi casa, casi me quedaba sin aliento por lo rápido que iba; pero ya estaba seguro dentro de mi habitación. Inserté la memoria en mi computador portátil y lo que vi dentro de ella me dejó sin aliento…

ESTA HISTORIA CONTINUARÁ…

P. Cardona     

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Queridos amigos, ya está publicada la segunda parte de nuestra historia, ya pueden pasar a disfrutar de la continuación.
    Oye, me ha enganchado desde las primeras líneas. Espero la continuación, que yo ya estoy haciendo mis cábalas jeje.
    espero el final, quede intrigado...
    Quede muy intrigada, quiero la segunda parte.
    No es malo el comienzo, amigo. Todo es empezar y luego llega el caminar, y al final la recompensa, la leña en la hoguera, el dulce frotar de las manos cansadas. No digo que no haya que trabajar un poco más el texto, si me permites el atrevimiento. Quién soy yo, después de todo, para decirte palabras que quizá no debieran pronunciarse. Me ha entretenido, querido compañero, estas letras que nos has puesto. Mejor el leer que el pederse, mejor la alegría que el aburrimiento. Si el rabo de Satanás ves moverse, canta una canción que le haga volver a distraerse. Salutem.
  • ¿Qué harías por la persona que amas? ¿Estarías dispuesto a olvidar por amor?

    A veces solo basta una mirada para saber que es lo que siente el corazón. Quizá alguno de ustedes asimile esta historia a un acontecimiento que conmovió al mundo.

    No es una historia sencilla. No es un cuento ficticio. No es algo que me inventé. Es algo tan real como tu respiro de la mañana.

    Si tuvieras el privilegio de ver espectros o cualquier otro ente, ¿Vivirías tranquilo?

    Si te encontraras en una camilla, atado y desesperado ¿Qué pensarías?

    ¿Sientes que te mueres en los sueños? ¿Sientes como la vida se te escapa? Quizá sea una respuesta a tantas preguntas sin resolver...

    Si fueras una criatura indefensa que solo ve el sol durante las mañanas, porque resplandece e ilumina toda tu habitación ¿Qué harías si un día ves el infierno de cerca?

    Si este fuera tu último día sobre la tierra ¿Qué harías?

    Bienvenidos sean ustedes al gran final de la historia “LA CÁMARA PERDIDA” publicada en este espacio desde la semana pasada. Es un gusto y un placer para mí llevarlos de la mano para que vivan las emociones que nuestro protagonista está a punto de vivir. Disfruten de este gran final y de ante mano nuevamente, muchas gracias a todos por su paciencia y su lectura.

    Aquel hombre había pagado todo para nuestro protagonista. ¿Quién era aquel hombre misterioso? ¿Tenía algún interés sobre el contenido de la cámara? Veamos que fue lo que sucedió después de bajar del taxi.

  • 27
  • 4.33
  • 513

Soy una persona que disfruta redactar historias cotidianas y un poco extrañas. A veces están en mi mente y otras veces en el ambiente.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta