cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Ryron, nacido de Torun
Fantasía |
17.03.15
  • 5
  • 0
  • 478
Sinopsis

Odan, Empíreo de la Energía, Señor de las Lunas. Decidido con crear las razas que habitarían Magistion, determina sus actos y con la ayuda de Torun, la Gran Luna, engendra al primer Titán, defensor de la energía.

   Sin levantarse de las sillas, alzaron sus manos y comenzaron a conjurar un hechizo, uno por uno. Primero lo hizo Odan:

   "Seré el primero".

   Dicho esto, se levantó.

Odan, conforme abría sus brazos repletos de energía, formó un portal en el que se podía ver el frío abismo del espacio, de éste emergió una figura estelar. El Astral giraba sus manos, a lo que la figura respondía con un cambio de estética; su cuerpo se iluminó haciendo relucir aparentes circuitos energéticos en su interior que recorría desde los recién nacidos hombros hasta los primitivos pies, todo esto estaba dirigido por un núcleo en el centro que controlaba todos los posibles flujos que pudieran recorrer esas cavidades interiores de las que se componía la nueva figura.

   Tras esto, su forma se convirtió en humanoide. Odan giró su muñeca diestra hacia la izquierda y la figura se bloqueó en el aire con los brazos atrás y el pecho adelantado como si de pronto fuera a emerger una criatura; de pronto se formó una esfera en el aire de energía, atravesó el cuerpo del emergido del portal fundiéndose con su núcleo, lo que provocó unas grandes ondas expansivas y la salida del mismo núcleo hasta la superficie de su pecho, quedando así el núcleo expuesto al exterior. Ante la mirada de los Empíreos, Odan alzó su cabeza hasta mirar al cielo, sus ojos azules iluminaron el rostro de la figura estelar y lanzaron un láser hasta su rostro. Éste provocó que en su cabeza nacieran las cuencas visuales y del mismo hueco emergieran dos resplandores que cubrieron todas las cuencas. Se formó la nariz, la boca, las orejas y bajo la supervisión del Astral una masa de energía volátil nació de su cabeza y se asimiló a un largo pelo que descendía hasta sus hombros; una vez hecho todo esto el cuerpo, que desprendía relámpagos y aumentaba la presión del ambiente se desplomó hasta el suelo tras que Odan quitara sus ojos de él.

   El mismo Astral le observaba con determinación, esperando algo. La mirada de Valendhiel se cernió sobre el Iluminado al que le susurró mentalmente:

   - Está esperando a que se levante, no dudo de la determinación de Odan pero no siento que vaya a incorporarse esa figura que ha perdido todo su resplandor.

   - Aguarda querida hermana, confío en Odan. Sé que podrá hacer que esa forma se incorpore y viva como nosotros lo hicimos en su momento... Aunque no con tanta categoría, claro.-Respondió Tinorion mirando a la figura, solo lo escuchaban ellos dos puesto que era telequinesia. La Celestial bajó su mirada expectante hasta observar a la efigie aparentemente inerte en el blanco mármol de Arodis.

   Odan dirigió sus ojos donde se encontraba su creación y el portal, con otro giro de muñeca, en este caso la izquierda; se cerró. Levantó el brazo derecho y cerró el puño.

   - ¡Ilévanor!

   Con esta palabra el puño de Odan brillaba y de pronto una luz blanquecina, tranquilizadora se cernió sobre Arodis. Por un momento la luz de Thilnar desapareció, lo que llamó realmente la atención de Tinorion; el que miró hacia arriba a través de la cúpula que les cubría, entonces lo entendió. La Primera Luna Torun se interpuso ante la estrella...¡Era un eclipse!

   El Astral mantenía su puño alzado mientras Torun iluminaba al ente, de pronto, se alzó. La nueva figura se puso en pie mirando a Odan, el que lo observaba con su contundente mirada. Comenzó su transformación. Nawen miraba interesada este suceso. Su superficie se convirtió en piel dejando el núcleo a relucir y todas sus extremidades se convirtieron de forma similar a las humana. Realmente era un espectáculo de poder y luces ya que ondas energéticas irradiaban alrededor de la sala.

   Una armadura nació del cielo y bajó a una velocidad atronadora, se fijó a su cuerpo, era de color negro pero mantenía una iluminación en las hombreras. El yelmo cubrió su rostro y abrió una visera en sus ojos que, sin pasar un momento se iluminó de la energía procedente del nacido.

   -Ryron, joven procedente de mi energía -bajó el puño- Levántate para servir a la energía estelar. ¡Nacido de Odan, hijo de las Lunas, hermano de la galaxia, Titán de lo galáctico! Álzate. Álzate y ayúdanos a combatir a la oscuridad...¡Quebro, Lidun, Murtis! - Torun se apartó de Thilnar y de nuevo iluminó a Arodis. Odan había creado su prior, nacido de su poder, protector de la energía en su ausencia... Prior de Torun. Las palabras de Odan armaron de vigor a la nueva figura, que, mirándolo le respondió:

   -¡Quebro, Lidun, Murtis! - El eco se perdió en Arodis. Los Empíreos observaban a Ryron. Había nacido uno de los primeros titanes.

 

  Don Torres.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Apasionado de la historia y próximo universitario. Fervor por el latín, en mis gustos predominan la Edad Media y Moderna. Mucha imaginación y una fuerte pasión por los caballeros. Mi súper héroe de toda la vida, Don Rodrigo Díaz de Vivar. Me gusta el cine, soy fan de todo lo relacionado con la fantasía y en cuanto a tipo de música pues suelo escuchar música clásica y muchísimas bandas sonoras. Relatos de Magistion todos los domingos, menos en ocasiones extraordinarias.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta