cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Sabes amar?
Amor |
23.03.08
  • 5
  • 2
  • 907
Sinopsis

Incapacitados para amar

Aquellos a quienes antes les llamábamos incapacitados, después de grandes lecciones de vida que nos han dado, ahora con justa razón se han ganado el título de personas con capacidades diferentes, incluso, personas con capacidades especiales. Porque nos han demostrado tanto en actividades deportivas, en centros de trabajo, en múltiples labores que realizan, que en realidad no están incapacitados, sino más bien, con coraje saben explotar otras áreas y manifiestan con ello que todo se puede aunque existan barreras. Y más aún, algunos han demostrado tener capacidades especiales, pues a parte de las labores que realizan a pesar de sus disfunciones, tienen la capacidad de despertar los más nobles sentimientos, pues arrancan de nosotros admiración, respeto, alegría, esperanza y hasta sonrisas y optimismo por la vida cuando a pesar de que nosotros en apariencia estamos completos y saludables (físicamente hablando) hemos perdido el sentido y el amor por ella. Y a eso lo podemos llamar un don, carisma o capacidad especial, porque no todos la tenemos.
      
      Una de las funciones que todo ser humano está llamado a realizar es la de amar. Sabemos que todos tenemos la necesidad de amar y de sentirnos amados. Sin embargo, como dice la canción, “pocos sabemos amar”. Podemos apostarle a una profesión, porque está de moda o porque es la más remunerada; podemos dedicarnos por placer a un deporte y adquirir las habilidades necesarias para, incluso, vivir de ello; podemos tener muchas aficiones, gustos, algún hobby, o algo a lo que nos dedicamos con toda la pasión de la que somos capaces. Pero a la función de amar, en verdad, le invertimos poco o nada en realidad. A pesar de saber que en ello está nuestra felicidad. Porque todas estás actividades podrán darnos alegrías, placeres, satisfacciones, que son buenas, pero no tan plenas y duraderas como lo es el verdadero amor. ¡Qué tontos somos! Porque todos estamos hambrientos de amor, pero ponemos toda nuestra dedicación y empeño en cosas que no lo son. Esto se debe, según mi amigo Erich Fromm, a tres factores que parecen muy simples, pero que cambian toda la perspectiva que tenemos, pues todos creemos que el amor es cuestión de suerte y que tarde o temprano lo encontraremos.
      El primer error es buscar ser amados: de ahí que muchos pongamos todo nuestro empeño en lograr este objetivo. El hombre puede buscar la riqueza, el poder, la erudición. La mujer puede buscar ser atractiva por su belleza física. Y cuando a ninguno se le reconoce por estás u otras características vienen la frustración.
      El segundo error es creer que el problema del amor es el un objeto y no de una facultad: la gente cree que amar es sencillo y lo difícil encontrar un objeto apropiado para amar. De ahí que una mujer o un hombre atractivos son los premios que se quiere conseguir.
      El tercer error radica en la confusión entre la experiencia inicial de enamorarse y la de permanecer enamorado: todos podemos en un momento determinado experimentar un enamoramiento, de hecho así inicia toda relación, pero una vez que esa etapa tan bonita termina y nos encontramos con la realidad, pocos tenemos el valor de decidir amar o seguir amando a esa persona.

      Muchos somos los que vivimos encerrados y aferrados en alguno de estos errores o en los tres. De ahí que continuamente nos demos de topes en la pared y nos estiremos los cabellos. A esto se le conoce como frustr
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Como le dije hoy a un amigo: el amor que no comprende las miserias humanas, no es digno de llamarse amor. Qué fácil pronunciamos la palabra y con que facilidad también la solemos retirar. Excelente, tu escrito.
    Me ha gustado muchisimo. Esta muy bien escrito y descrito. Buen analisis. Totalmente cierto. Estoy deacuerdo con tus ideas. Creo que muy poca gente sabe valorar el amor al projimo sin idealizaciones, pero es lo que nos han enseñado, que lo que vale es lo "perfecto", y lo "imperfecto" hay que desecharlo. Muchas gracias por el texto.
  • 4
  • 4.4
  • -

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Ranking Relatos (ver más)
+ Valorados
+ Leídos
Encuesta
Rellena nuestra encuesta