cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Sacrilegio
Reales |
30.01.18
  • 4
  • 3
  • 3154
Sinopsis

Incidente con los Sagrados Evangelios...

         CAPÍTULO  XVI  :  LA  BIBLIA  PROFANADA

En alguna ocasión señalada, el sacerdote don Manuel acudía a la Escuela Hogar a decir misa, especialmente durante el mes de mayo.

La pequeña y pintoresca capilla, con su retablo Rococó del siglo XVIII, se encontraba atestada rebosando de menudos y forzosos feligreses. La directora, doña Matilde, nos entregaba una Biblia a los encargados de hacer las lecturas para que fuéramos practicándolas. Aconteció que una venturosa jornada tal menester me fue adjudicado en colaboración con Norberto Vior.

La Biblia en cuestión era un Nuevo Testamento en edición de lujo con aterciopeladas tapas rojas, rotuladas con filigranas en pan de oro, y las hojas más finas que el papel de fumar. Abandonar esa maravilla de la imprenta en nuestras peligrosas manos infantiles suponía una más que evidente temeridad. Y así, haciendo el tonto, como teníamos por costumbre de vez en cuando, rasgamos un par de hojas del libro sagrado.

Podíamos haber ocultado el incidente y aquí paz y después gloria, pero yo, imbécil de mí, creí que si confesábamos el delito suavizaríamos la segura reprimenda, y evitaríamos el castigo haciéndonos acreedores a un indulto como premio a nuestra honestidad y buena fe, y en reconocimiento de nuestro sincero y espontáneo arrepentimiento.

Nada más lejos de la realidad. Doña Matilde montó en cólera y presa de iracunda furia nos echó una bronca de las que hacen época. Por un momento, la mujer de cuerpo menudo pareció crecer ante nuestros acongojados semblantes y cernirse sobre nosotros como el ángel exterminador del Apocalipsis empuñando su terrible espada flamígera.

Ni que decir tiene que después de aquel penoso incidente, tanto mi colega Norberto como yo quedamos dispensados ad aeternum y cesados per saecula saeculorum del arriesgado oficio de lectores evangélicos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 122
  • 4.54
  • 179

Desde niño, he tenido en los libros a mis mejores amigos y "quién tiene un amigo, tiene un tesoro " ; al día de hoy, sigo buscando cofres enterrados y disfrutando del botín. Os invito a conocer mi blog: castroargul3.blogspot.com.es

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta