cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Salvados por la poesía
Reflexiones |
21.05.15
  • 0
  • 0
  • 600
Sinopsis

Todo tiene que tener un sentido.

Todo tiene que tener un sentido. Tiene que haber una meta en nuestro horizonte. ¿Por qué? Es absurdo. Es la eterna zanahoria, y nosotros vamos detrás como estúpidos. ¿Por qué necesitamos que la vida tenga un propósito? Intentad imaginar una vida sin objetivos o metas. No hablo ya a nivel espiritual o metafísico, sino a un nivel inferior. Carrera profesional, relaciones personales, autorrealización, etc. Si nos desprendemos de todo eso… ¿qué nos queda?

La experiencia. Life for life’s sake.

¿Qué tiene eso de malo? Lo experimentamos cada día. Los placeres cotidianos y los no tan cotidianos. El infinito conocimiento que nuestra mente puede abarcar. Las sensaciones que recorren cada uno de nuestros cinco sentidos, y quizás seis, siete o incluso ocho que podremos obtener en un futuro no muy lejano. Es fantástico.

Y aún así, con todos esos beneficios, hay algo que falta. Necesitamos esa última pieza que resuelva el acertijo. No nos importa tanto el camino como el saber porque caminamos, y más importante, a dónde nos dirigimos, si es que existe tal lugar.

Lo curioso y perturbador de la situación es que solo necesitamos ese propósito cuando reflexionamos sobre la vida y nuestro lugar en ella; pero cuando estamos de hecho viviendo, ya sea hablando con amigos, resolviendo problemas, viajando, viendo una peli; esa pregunta se escapa de nuestra mente. ¿Por qué?

Creo que es porque cuando experimentamos la vida el pensamiento de la muerte desaparece de nuestra mente y con el la idea de un propósito. Estamos tan acostumbrados a que todo lo que tiene un principio y final debe tener una causa y una función que cumplir que lo hemos extrapolado a nuestra propia existencia.

Quizás lo que falla en nuestro razonamiento es la propia idea de la mortalidad. ¿Y si no podemos encontrar un sentido a la vida porque esta no tiene causa? ¿Y si en realidad somos eternos? La eternidad no necesita ni causa ni propósito para existir. Quizás por eso no podemos concebir la muerte. Yo puedo concebir la muerte de mi cuerpo, pero me es imposible concebir la de mi propia consciencia.

No sé que pensar. Igual es el miedo el que habla. Probablemente una persona más inteligente que yo podría desmontar mis argumentos en cuestión de segundos. Pero en mi interior tengo una sensación, una intuición de que estoy en lo cierto. No sé como explicarla.

Hace tiempo leí un poema de William Blake que conectó de lleno con esta intuición. Es lo más cercano que he encontrado en palabras a tal extraña sensación. Cada vez que lo repito en mi cabeza, esta se llena de una paz extraordinaria. ¿Si el alma humana no es eterna como es capaz de producir semejante belleza?:

To see a World in a Grain of Sand
And a Heaven in a Wild Flower,
Hold Infinity in the palm of your hand
And Eternity in an hour.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 99
  • 4.55
  • 333

Estudiante de Filosofia con aspiraciones literarias. Más relatos y pensamientos en mi blog: http://sinpalabras.ghost.io/

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta