cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Sangre Joven.
Varios |
26.05.15
  • 4
  • 0
  • 1105
Sinopsis

En cada rincón del hospital se recuerda la ida de un niño. Una enfermedad se acomodó en él como si de su casa se tratase y los médicos no consiguieron desahuciarle por mucho que lo intentaban. Las paredes de la habitación donde el niño dejó su cuerpo para cruzar la línea invisible entre mortales e inmortales, añoran los dibujos y las risas que éste hacía y soltaba. ¿No se supone que todos tenemos un ángel de alas plumadas blancas y vestidos de sedas nevados hasta los tobillos con cabellos de oro y ojos color cielo? Pues éste niño, tenía una. Pero no era una ángel cualquiera. Ella no creía en vestidos nevados tan largos que llegaban a los tobillos, ni sus cabellos eran como tiras sacadas de lingotes de oro, ni creía ojos color cielo. Más bien, sus cabellos eran como el carbón que se extrae de las minas. Sus ojos eran de un color chocolate y sus ropajes eran una blusa lisa y blanquecina, con pantalones vaqueros azules y rasgados y botas militares negras y gastadas. Sus alas sí eran plumadas y blancas, y muy voluminosas. Era una ángel diferente al resto de los ángeles, y por ello, era juzgada de malas formas. Pensaban que no podría llevar a cabo su trabajo en el mundo mortal defendiendo a aquel pobre niño. No tenía amistades con quienes compartir pequeños secretos y sus padres eran dos completos signos de interrogación, llenos de dudas. Bajo tanta presión, ésta ángel no pudo luchar contra la malvada y eterna viuda negra, no pudo salvar a ese niño de las frías y duras garras de su mayor enemiga. Cuando la ángel vio que su trabajo había fracasado y que no había sido capaz de salvar una vida tan inocente y vivaracha, decidió ayudar a todos los ángeles amigos que tenía en aquel hospital. Algunos no necesitaban ayuda, ya que eran auténticos expertos, pero otros eran principiantes y no sabían como luchar. Aunque ella se sentía bien por ayudar a todos esos ángeles y niños, honrando así la memoria de aquel pobre niño, sabía que eso no iba a durar tanto como ella deseaba. Las agujas del reloj corrían deprisa, el tiempo no se detenía y ella se iba agotando poco a poco. Sus alas se oscurecían cada vez más... No podía seguir encargándose de mortales que no estaban asignados a ella. Pero ella, seguía intentándolo. Seguía posando su manos en el peso de aquellos críos inocentes y traspasando su sangre joven para que ellos viviesen. Hasta que un día, sus alas se volvieron negras y sus plumas empezaron a caer, y ella, a debilitarse. Sabía que iba a desaparecer, esfumarse de forma literal. Así pues, con mucho esfuerzo, fue a la habitación del difunto niño y se tumbó en su cama. Cerró los ojos y dejó que las últimas plumas negras cayesen. Notaba como su cuerpo se desintegraba de los pies, ascendiendo por las piernas, el cuerpo, los brazos y finalmente la cabeza. Desapareció entre millones de partículas brillantes, tumbada en aquella cama, pensando en como nunca pudo salvar a aquel niño, pero sí a millones.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 171
  • 4.35
  • 505

Poetisa empedernida en busca de ser todo lo que el mundo siempre quiso tener.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta