cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
¡Mamá, se apagó el primus!
Reales |
03.08.15
  • 0
  • 2
  • 548
Sinopsis

Si quieres ver como era un primus, entra aquí: http://articulo.mercadolibre.com.uy/MLU-427269147-calentador-antiguo-marca-primus-sueco-_JM

Una doble hilera de plátanos interrumpidas regularmente por los caminos de ingreso a las viviendas, bordeaba la calle de mi niñez, escenario de juegos, peleas y bulliciosos partidos de fútbol de los varones. Las veredas no existían, sólo pequeños tramos de hormigón de tanto en tanto oficiaban de modestos puentes para el ingreso a los hogares, sorteando así las cunetas por donde circulaban las aguas servidas.

La bullanguera actividad en la calle era interrumpida brevemente en cada oportunidad en que aparecía el ómnibus de la única línea que por allí circulaba, “saludando” decíamos nosotros pero más bien pidiendo paso con su ruidosa bocina a los protagonistas de aquellos enconados partidos.

Era común ver abuelas en los umbrales, con sus clásicos delantales, escobas en mano, vigilando el entorno, intercambiando de paso alguna información sobre otras vecinas ausentes.

Las puertas de calle no se cerraban hasta muy entrada la noche, manteniendo de esta manera una comunicación permanente con los vecinos, quienes podían entrar cuando quisieran si era necesario.

«Vecina, me puede prestar una taza de azúcar para la torta»; «me pone un poquito de alcohol en la alcuza para el primus»; «¿una cebadurita para el mate no tendrá doña Tota?» y tantos otros pedidos clásicos del momento.

 

Hoy, la vida ha cambiado…  y mucho.

Y las comodidades modernas que tanto nos facilitan las tareas domésticas, nos hacen olvidar aquellos épocas increíbles que ahora cuando los evocamos, nuestros hijos y nietos ríen a carcajadas.

Como un recuerdo que simboliza aquellos momentos, siempre les cuento, que el único elemento que teníamos para cocinar era un calentador «Primus», Aquellos que con una alcuza había que echarles alcohol azul en su pequeña cubeta circular., Luego encender el alcohol para calentar la boquilla y por fin, cerrar la llave del depósito de queroseno de la parte inferior y dar bomba enérgicamente para que pasara el gas del queroseno a presión a través de un pequeño orificio. Sin pérdida de tiempo, había que arrimar un fósforo encendido al «sombrerito» del Primus en la parte superior del artefacto (adonde llegaba el gas) para que encendiera y de esa manera tener disponible la fuente de calor para cocinar.

Todo un operativo que llevaba su tiempo y que había que repetir una y otra vez al cabo del día.

A pesar de esas «pequeñas» dificultades, todo era paz y se respiraba tranquilidad en el entorno barrial.

 

Hoy, de tanto en tanto, cuando enciendo mi cocina con solo girar la llave y presionar el encendido electrónico, o cuando necesito calentar agua para el té y solo tengo que apretar el botón de la jarra eléctrica, no puedo menos que esbozar una sonrisa.

También hoy, cuando miro por las ventanas de mi casa, veo  la  reja perimetral, la cerca eléctrica alrededor del predio y los sensores en el jardín y en el fondo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta