cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Se nos murió el amor
Amor |
21.07.14
  • 5
  • 1
  • 868
Sinopsis

"Se nos murió el amor entre taza y taza de café..."

Se nos murió el amor entre taza y taza de café. 

Se nos fueron los besos del despertar y las caricias de la noche. Nos olvidamos poco a poco del latido desbocado de nuestros corazones al palpitar a la par, nos olvidamos de todo excepto del dolor de la ruptura.

Dejamos de ser nosotros para comenzar a firmar con un tú y un yo desvaídos por las mentiras, el rencor y la nostalgia. Nunca más fuimos uno, sino las mitades que conformaban una naranja deforme. Las sábanas no olieron jamás al sudor dulce del placer, y la cama no volvió a quedar deshecha tras una pasión desenfrenada.

Se nos escapó de las manos sin que nos diéramos cuenta, rápido pero dejando en la piel bien marcadas las secuelas. Nada quedó de la historia de amor, de las palabras buscadas para enamorar, de los remilgos ni de los rubores. No hubo anillos de compromiso ni gemelos de rendición. No más caídas de ojos ni más sonrisas torcidas.

Un punto y final a una historia terminada deprisa y corriendo, sin un broche elegante ni una buena despedida. Cuatro voces y un moretón por cada te quiero recibido. Cuatro voces y cien taconazos clavados en el abdomen sin ningún cuidado. 

Fuimos crueles y vengativos, demasiado henchidos por el dolor como para rectificar o esbozar un simple "perdón". Confiados en la valía personal y en el ego comedido del otro. Ilusos como humanos. Idiotas, ciegos, tontos.

Se nos rompió el amor de madrugada, entre botellas de alcohol, sueño y almohadas. Un nido quebrado por el desequilibrio, corroído por lo impersonal y la rutina.

Lloramos por separado las penas de pareja y recompusimos al azar las grietas del corazón. Descansamos en paz las riñas absurdas y tratamos de imitar con otros cuerpos lo que habíamos errado al estar juntos.

Fuimos carne de cañón, llanto amargo y polvo tóxico. Quisimos, y nos dejamos querer, pero lo no supimos mantener por imbéciles, avariciosos y viciosos. Fuimos dos enamorados más en este mundo de ociosos. Dos equivocados más entre los locos. 

Ahora, sangre nueva en nuestras venas, y "superglue" en los cimientos para no derrumbarnos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 20
  • 4.63
  • 7

Estudiante. Juntaletras a tiempo parcial, estrés con patas.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta