cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
SECTOR AZUL-28
Ciencia Ficción |
08.10.17
  • 4
  • 2
  • 1898
Sinopsis

La historia de una invasión...

SECTOR AZUL-28

Fase 20 del 10º Mes.

La guerrilla rebelde se dirige a buena velocidad hacia el Sector Azul-28.

Son apenas veinte hombres, la mayoría de ellos no conoce el manejo de las armas de fuego, nunca han matado a nadie, pero les guía el afán de supervivencia, de lucha contra un enemigo común.

―Capitán Leroux, los hombres están cansados, necesitan reposo y alimento.

Marc Leroux, autonombrado Capitán al inicio de la guerra, mira a Tomás Rubio, y asiente con la cabeza.

―De acuerdo –se detiene y, con un gesto de su mano derecha, señala una porción del árido terreno―. Montad aquí el campamento –hace un gesto a Rubio para que se acerque―. Mientras, nosotros estudiaremos la estrategia a seguir en el ataque.

Y así, mientras los mercenarios montan y preparan el campamento, Leroux y Rubio se inclinan sobre un viejo mapa extendido encima de una roca plana.

Marc Leroux es francés, de cuarenta años, de carácter fuerte, pero de gran corazón. La guerra le ha arrebatado sus tesoros más preciados, su mujer Sophie y sus hijos, Jean y Marinne, muertos durante el llamado “Barrido” llevado a cabo por el ejército invasor.

Tomás Rubio es español de veinte años, tímido y poco hablador, aunque noble y desinteresado. A él la guerra lo ha convertido en huérfano; toda su familia murió en los llamados “Juegos de Sangre”, obligados a luchar entre ellos para diversión del ejército invasor.

Tan sólo han pasado diez meses desde la llegada del invasor, aunque parecen diez años.

Los invasores llegaron una noche de invierno. En veinticuatro horas, arrasaron la cuarta parte de la población mundial y establecieron su gobierno, sus costumbres: Calendario, cultura, etc. Y su idioma, una lengua muy similar a nuestro viejo latín, que han convertido en lengua oficial en todo el mundo mediante un implante general llevado a cabo tras el llamado “Barrido”.

Y allí estaban, un pequeño grupo de mercenarios, formado por hombres y mujeres de distintas razas y rincones Europa, África, Asia, América, unidos para hacer frente a un enemigo común.

―Creo que lo mejor será atacar por el lado este –Tomás dibuja una línea imaginaria sobre el mapa extendido―. Un grupo pequeño, de unos seis o siete hombres bien equipados y armados, puede hacer mucho daño. Mientras los demás, pueden servir como cebo y distracción.

―Aprendes rápido, muchacho –Leroux sonríe y palmea el hombro derecho de su subordinado con gesto amistoso.

―Gracias, Capitán.

Mientras, en el cuartel general del ejército invasor. Sector Azul-28

*―¿Está todo dispuesto para el segundo “Barrido”?

*―Falta ultimar unos pequeños detalles, Grand Qb

*―Bien, bien, bien; debemos enseñar a los habitantes de este planeta que, si no se unen a nosotros ―Qb, sonríe―. ¡Serán total y absolutamente erradicados!

Su compañera llamada Ms le dedica una extraña mirada y luego abandona el recinto dejándolo solo repasando los preparativos para el segundo “Barrido”

Ambos proceden del planeta Grattann, situado a unos veinte mil años luz de nuestro mundo.

Los Grattannianos son una raza de escasa estatura, oscila entre el metro y el metro y medio, pero de gran fortaleza física, capaces de desarrollar una fuerza tres veces superior a la del ser humano.

Conquistadores y guerreros natos, han extendido su cultura en más de un centenar de planetas, a los cuales han sometido a la fuerza.

Y ahora, están en el planeta Tierra, donde todavía encuentran cierta resistencia bajo la forma de grupos de mercenarios, como el pequeño ejército capitaneado por Marc Leroux, que luchan con valentía por la libertad del planeta.

Su forma de conquistar y subyugar mundos es bastante peculiar.

1ª Fase:

Los Grattannianos, tras escoger un nuevo planeta, usan sus aparatos de teletransporte para llegar hasta él.

2ª Fase:

Una vez en el planeta, los Grattannianos realizan un primer “Barrido” donde los habitantes más débiles son eliminados: Ancianos, niños, enfermos, tras lo cual, los supervivientes son separados por razón de sexo y edad: Las mujeres y hombres más jóvenes son obligados a luchar entre ellos en los llamados “Juegos de Sangre”, mientras que los más ancianos son convertidos en zombies sin mente para que sirvan de criados.

3ª Fase:

Los Grattannianos nos implantan su cultura en el planeta...

Campamento de Marc Leroux

Anochece.

Un pequeño grupo de seis hombres se reúnen alrededor de Leroux y Rubio para escuchar el plan de ataque contra el Sector Azul-28, base del Cuartel General del ejército invasor.

Todos ellos están preparados para luchar hasta la muerte contra los Grattannianos.

Armados con revólveres, recortadas, rifles automáticos y un lanzagranadas, los seis mercenarios inician la marcha hacia la batalla...

―Muchachos –Leroux saca su automática y le quita el seguro―. Vamos a dar a esos enanos su merecido.

―¡Sí! –Los seis valientes alzan la voz al unísono.

Medianoche.

Siete sombras, los seis hombres escogidos y el joven Tomás Rubio, armado con una Uzzi y tres cargadores avanzan a buen paso hacia el Sector Azul-28.

Mientras.

―Nosotros tenemos otra importante misión que cumplir –Marc Leroux, armado con su automática, habla a los doce guerrilleros restantes, reunidos en torno al fuego del campamento―. Debemos crear la distracción suficiente para que Rubio y los demás tengan el campo libre –hace una pausa, enciende un cigarro liado por él mismo y mira los rostros, tensos y sudorosos de sus hombres―. Para ellos hemos de rodear el Sector Azul-28 –hace otra pausa, da una calada al cigarro y añade―: Nuestros compañeros esperan nuestra señal para atacar el objetivo.

Tras estas palabras, los trece soldados marchan hacia el Cuartel General de los Grattannianos en la Tierra.

Mientras, en dicho lugar.

*―¡Grand Qb, Grand Qb! –Un pequeño soldado corre por el largo pasillo que conduce hasta la sala del Control de Mando―. ¡Un grupo de humanos se dirige hacia nosotros!

*―¿Qué estás diciendo? –El Jefe Supremo de los invasores deja caer la copa de cristal, derramando el amargo licor de savia de pino que estaba bebiendo―. ¡Maldita sea!

*―¿Qué hacemos, Grand Qb?

*―Avisa a Ms –Qb se alza del sillón y corre hacia la puerta―. ¡Que se preparen para la defensa!

*―¡Sí, Grand Qb! –El soldado sale del salón seguido del Grand―. Ahora mismo aviso a Ms.

En las cercanías del Cuartel General de los Grattannianos.

―Bien, muchachos, esperaremos a que Leroux y su grupo nos dé la señal. –Rubio y su pequeño grupo de mercenarios se encuentran agrupados a unos cien metros de la entrada Este del Cuartel General invasor―. En ese momento, tú y tú –señala a dos de sus guerrilleros―, abriréis camino con los bazookas.

Los dos mercenarios asienten con un enérgico cabeceo.

Tomás Rubio sigue hablando.

―Los cuatro restantes y yo mismo, os seguiremos. Intentaremos causar el mayor número de bajas entre el enemigo y tomar el control del Sector Azul-28.

Lado Oeste del Sector Azul-28

Un grupo de cuatro mercenarios se disponen para iniciar las maniobras de distracción.

En igual situación se encuentran los flancos Norte y Sur del Cuartel General enemigo.

Tres grupos de cuatro guerrilleros cada uno, todos ellos esperando la orden de Leroux, que guía la misión por radio, desde el campamento.

*―¡Grand Qb, están aproximándose por el Norte, Sur y Oeste!

*―¡Malditos humanos! –El grattanniano aprieta los puños con rabia―. Están pidiendo a gritos un “Barrido” fase “Omega”...

*―¿Grand..., qué es un “Barrido” Fase “Omega”? –El soldado retrocede asustado ante la furiosa mirada de su superior.

*―Pregunta a los marcianos –Qb se acerca a una de las paredes de la sala y oprime uno de los paneles de la misma. Al hacerlo una consola de mandos aparece ante él―. Si es que encuentras alguno con vida.

Zonas Norte, Sur y Oeste.

―¡Ahora! –La voz de Leroux llega hasta los cuatro mercenarios, alta y clara a través del Walkie―Talkie.

Y entonces...

―¡Bobbie, Dick, a cenar!

―¡Jo, mamá, estamos a punto de empezar una batalla!

―Nada de batallas, ¡a cenar ahora mismo!

―Ya vamos, venga Dick.

―¿Guardo la partida?

―¡Claro!

FIN

*TRADUCIDO DEL GRATTANIANO

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta