cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Ser vampiro en mayo
Humor |
31.03.15
  • 4
  • 7
  • 820
Sinopsis

En la vejez, desde su mullido sofá, desde la hamaca tal vez; un vampiro recuerda como empezó su historia. No, no es una historia de un amor adolescente, lamento desilusionar.

Elegí esta carrera hace muchos años por que es lo que amo hacer, o al menos lo que amaba.
En aquel entonces, lo cierto es que desde hacía un tiempo no conseguía nada bueno, nada que me gustase como para enorgullecerme y de paso callar a mis padres y sus reclamos pero al menos tenía trabajo, era vampiro.
Desde principios de mayo me encontraba en esa situación, vestía de negro, tenía la cabeza rapada y la piel matizada de colores tenebrosos y deprimentes, era perturbador estar frente al espejo, nadie me miraba raro salvo yo mismo, estaba muy ansioso por terminar esa travesía y lograr mis metas, por que aquello sería algo momentáneo y esporádico, pensaba. 
Pero no fue así, terminó el mes de mayo y pensé que todo había acabado, no había hecho mas que empezar, fue una locura. 
La gente, que nunca supo mi nombre hasta antes de convertirme en "El señor de los murciélagos", empezó a reconocerme en la calle y no se conformaba con saludar, quería fotos, un abrazo, que les sonriera, sospecho incluso que había quien quería que le mordiera el cuello. Admito que al principio aquello me encantó, me gustaba ser alguien importante, aunque fuese por algo muy estúpido. 
Algún tiempo después, digamos un mes, busqué de nuevo empleo, fui donde los que han triunfado tanto como yo o más van, a las grandes empresas, a la industria. Solo fue más de lo mismo, al verme llegar sabían quien era y me felicitaban por ello, un vampiro adorado, pero no podía ser otra cosa, eso fue lo que me dijeron. No me aceptaron como el detective perspicaz de una serie nocturna, me consideraron disfuncional como piloto de aviones de una película de guerra, ni siquiera me creyeron capaz de ser un soldado de solo una escena. 
El verdadero problema fue el éxito, la critica y el publico aclamaron mi actuación en "El conde Dracula", la caracterización que realizó el equipo de maquillaje fue excepcional y el guión era tan bueno que ganó tres premios en tres concursos diferentes, con todo eso fue más fácil adoptar el papel, de ahí que fuese considerado por unanimidad la persona perfecta para interpretar a un vampiro e incapaz de ser un personaje diferente. 
Mis padres no volvieron nunca a descalificar la elección de mi carrera desde aquello, lo que es más, presumían de mi, de su hijo el famoso. Yo jamás pude realizar mis metas, el ser un actor de mil pieles, en cambio siempre conserve ese estigma de "Señor mucielago".
Con sesenta y ocho años encima, uno se pone a recordar cada vez con mas frecuencia, cada año las memorias cobran un valor más alto, más entrañables. Esa anécdota de mi gran triunfo histrionico me deja claro varias cosa, puedes grabar en solo un mes toda una película, puedes envejecer mucho en treinta años, y que la leyenda de los vampiros es cierta, una vez que eres uno no puedes ser cosa distinta, estás fregado y para siempre.
Lo peor de todo es el legado, hoy es martes 4 de mayo y mientras desayunaba me enteré de algo terrible, Dani, mi nieto Danielito de cuatro años es alérgico al sol, maldita sea, es hereditario.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchas frases funcionarían mejor con puntos en lugar de comas. Por lo demás, es una historieta agradable. Solo una pregunta: si era un vampiro de verdad, ¿necesito un gran trabajo de maquillaje para la película? Tampoco me extrañaría mucho: a veces la realidad es menos creíble que la ficción.
    ¡¡Enhorabuena Cesar!! Es un relato de hace tiempo pero yo lo valoro ahora porque soy un recién aterrizado por esta web... Me parece un relato muy original y divertido... Además de alguna falta de ortografía, permíteme aconsejarte que sigas trabajando en este relato para hacerlo más grande aún... Como idea podrías situar al vampiro en una época algo más distante y que, por tanto, su lenguaje chocara con el de la época presente; y añadiría alguna anécdota con respecto a su modo de alimentarse... Lo dicho, me ha gustado mucho... ¡¡Suerte y a seguir escribiendo!!
    Brillante. Original, divertido y bien escrito.
    Me parece original y además crítico por ese aspecto que suele ocurrir a muchos artistas. Te adelantaste a Birdman Jeje.
    Gracias por sus comentarios. Lo mejor es saber que les agradó, gracias también por la observación sobre las faltas de ortografía, hice ya las correcciones observadas.
    Encantador César. Un vampiro diferente.
    Cool!! la verdad me gustan los textos asi cortos y divertidos
  • En el centro hay una tienda que vende todo tipo de cosas para las parejas y para todo tipo de parejas, no te imaginas…

    De pie, frente a una pequeña ventana desprovista de cortinas y en cambio cubierta por el polvo, está la certeza de un gato blanco.

    Cuando alguien, quien sea, tiene habilidades que nadie más en el mundo posee, y estas habilidades resulta que son útiles para alguien más, se dice que son superpoderes. ¿Pero cómo saber si estas habilidades son útiles?

    En la crueldad de nuestros actos, está la clemencia que merecemos.

    Hay amores que son para siempre, aunque nadie te dice para siempre que. Algunos son para siempre odiarse, para siempre acompañarse y otros...

    Existen mundos, donde casi todo puede volverse real, casi...

    En la vejez, desde su mullido sofá, desde la hamaca tal vez; un vampiro recuerda como empezó su historia. No, no es una historia de un amor adolescente, lamento desilusionar.

Escritor por convicción, lector por necesidad.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta