cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Si tuviera alas
Reflexiones |
23.04.19
  • 4
  • 6
  • 363
Sinopsis

Si tuviera alas volaría, volaría tan lejos que me perdería, me perdería y no podría volver nunca más.

 Y el viento, el aire, me haría olvidarlo todo eternamente.
No podría recordar nada, no podría escuchar los reproches, las discusiones,el sentimiento de culpa que casi siempre carece de sentido.
Solo volaría sin pensar en nada ni en nadie.
Sintiéndome libre, olvidando quien soy, quien fui o quien tal vez sea algún día.
Solo me quedaría con tus Te Quiero y los yo Te Quiero mucho más en lo más profundo de mi alma.
Me quedaría con lo más importante de mi vida que es el Amor que siento por ti.
Con esos Te Quiero que me dices a todas horas como si cada uno de ellos fuera el primero que me pronuncias en tu corta pero intensa vida.
Pero a pesar de todo lo que Te Quiero no podría llevarte conmigo porque tú eres muchísimo mejor que yo y encontrarías la manera de ser inmensamente feliz en este caótico mundo.
Espero de todo corazón que la hucha de deseos que hicimos se hayan hecho  realidad.
Y espero que sepas disculpar mis errores porque solo intentaba darte una vida mejor.
Y no, no es una carta de despedida, solo imagino como sería volar, olvidar, y verte sonriendo desde arriba, solo eso.
Pero para eso tendría que ser egoísta y como no puedo serlo, me quedaré aquí a tu lado intentando hacer tu vida lo más feliz posible aunque por dentro esté cansada y rota de dolor.
Y porque tus Te Quiero no se van a quedar sin respuesta, porque valen demasiado, incluso más que el poder volar.
Así que solo soñaba despierta, nada más.
Aquí te espero una vez más con los brazos abiertos y con una respuesta que ya sabes cual es.  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Volviste a desaparecer
    Si los clamores volaran tal como los pensamientos, tal vez llegaría el consuelo que liberara los tormentos. Como una doble vida. Gloria a tu prosa como manifestación de pensamiento. Saludos.
    Gracias por los comentarios , entiendo lo que queréis decir. Pero escribo siempre según el día , ese instante que mi alma se deja llevar como un barco a merced de las olas del viento y lo plasmo para compartirlo con vosotros. Sin valorar las consecuencias, sólo lo disfruto. Gracias por leerme y estar siempre ahí. Un abrazo, Nora.
    A veces, tener alas no es lo que en realidad necesitamos...me gustó! Un saludo!
    Fragilidad, dependencia, conformidad y mucho amor por dar. El sentido común a veces no tiene demasiado espacio. Vuela cuando lo necesites. Respira y disfruta cuando nos veas como hormigas. Olvida lo difícil que es caminar. Ya regresaras. Y al partir un beso y una flor un te quiero una sonrisa y un adiós. ...
    Una reflexión muy sincera. Cuando en la vida predomina una situación caótica, más anhelamos el amor, que frecuentemente es algo muy difícil de conseguir.
  • Si tuviera alas volaría, volaría tan lejos que me perdería, me perdería y no podría volver nunca más.

    La tristeza que me invade es tan grande que me asusta.

    No vuelvas porque me desordenas la vida, y es curioso porque eres con diferencia, la persona más ordenada que conozco.

    Abrázame fuerte, déjame llorar sin consuelo en tus brazos, no ser nadie por un rato, que el tiempo se pare y sienta la quietud de mi alma.

    Siento muchísimo haberte hecho daño, siento las lágrimas, los temblores, el desasosiego que te causé. Las ilusiones rotas, los esfuerzos en vano, las dudas, las noches sin dormir, los cigarrillos de más, las charlas infructuosas, mi mirada perdida, mis pocas ganas de seguir, mi melancolía, mi tristeza, los dolores de cabeza.

    El sueño, parece no querer abandonarme, ha vuelto el letargo a apoderarse de mí. Es la sensación de estar en un receso momentáneo de los días, de las horas, de la vida…

    Por fin ha llegado el día, por fin me encuentro conmigo misma y con mis palabras de nuevo...

    He pensado tantas veces en que sería de mi presente si hubiera elegido otros caminos que la sola idea de volver a intentar valorarlo me aburre.

    Los pájaros que cada día visitaban mi soleada terraza aún no habían venido, todos los días hacía lo mismo, sacaba al perro a la misma hora y la misma pregunta a horas distintas.

    Cada día huele más a verano y todavía es invierno, un invierno que se ríe del frio. Un invierno que no quiere serlo, un invierno que quiere ser primavera, como cuando una mujer siendo morena decide que es rubia.

  • 30
  • 4.57
  • 177

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta