cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Sigue de largo.
Drama |
23.01.18
  • 4
  • 7
  • 691
Sinopsis

Saludos, si quieres leer algo con buen contenido te invito a continuar con otro escritor. Hace meses que no escribo, tengo un bloqueo artístico. Sólo quiero desahogarme y al no tener con qué o quién acudo aquí.

Debo dejar de creer que las personas me deben atención. Debo dejar de pensar que soy indispensable para alguien más. Debo dejar de acostumbrarme a conversar con alguien día y noche, a diario. Debo dejar de encariñarme. Debo dejar de adelantar situaciones. Debo dejar de pensar. Si, pienso demasiado. Maldita sea, me duelen las manos. No he podido plasmar una sola línea rica en contenido. No soy capaz de describir realmente lo que pienso y/o siento. Llevo meses escribiendo y borrando. No he podido pintar absolutamente nada. No me sale una canción afinada. Justo ahora estoy luchando infinitamente por continuar con este relato porque siento como la ansiedad poco a poco comienza a abrazarme comenzando por mis dedos. ¿Cómo me siento? Mierda, no sé ni cómo sentirme. Comenzando enero hubiera dicho fervientemente que era feliz, pero justo ahora no sé ni quién soy. Estoy llorando, ¿por qué?

 Creí que todo iba a bien, pero siempre creo lo mismo hasta que la vida me juega una mala pasada y no sólo una cosa sale mal, no, a raíz de ello todo se desmorona. Tengo un rincón feliz, ¿saben? allí tengo cactus sembrados. No he sido capaz de darles cariño. Están feos, llenos de barro, con maleza al rededor. Rayos, me acabo de dar cuenta que justo como está "mi rincón feliz" estoy yo. Irónico.

Suelo confiar tanto en una persona, poner todas mis esperanzas en alguien y que de repente la vida me eche todo a la basura. Es toda mi culpa por creer que estamos destinados a darlo todo a alguien más. Es mi culpa por acostumbrarme.

¿Cuánto he perdido? He perdido demasiado. Sentimientos, personas, capacidad, claridad. Estoy perdida. Ya sé cómo me siento, no, cómo estoy... Estoy vacía. ¿Saben qué es lo peor? Que ultimamente he sido el paño de lágrimas de unas cuantas personas. Yo los escucho o leo tranquilamente. Intento darle lo que no tengo yo, estabilidad. Pero, ¿cómo se puede ayudar a alguien cuando no sabes cómo ayudarte a ti mismo?

Intento ser quién no soy. Me río, finjo perfectamente. No. No soy yo. Soy un cuerpo lleno de mierda. Ando por el mundo queriendo no andarlo. No puedo así. No puede ser que una persona tan jóven como yo esté tan desagradable, triste, vacio, sin luz ni brillo. Siento que mi pequeño mundo de girasoles, cactus, brillitos y luminosidad está lleno de barro, oscuro, lluvioso.

Estoy cansada de intentar ser cuando sé que ya perdí mi esencia. Estoy cansada de ver las mascaras de las personas. Estoy cansada de que me mientan. De ilusionarme. De reirme sin que me cause gracia. De andar sin querer. De aguantar queriendo gritar y escapar. 

Maldita sea, estoy cansada de estar escribiendo y no haber plasmado realmente ni el 1 % de lo que siento, creo, de lo que llevo dentro. No quiero tragarme nada más porque ya estoy a desbordar y no quiero explotar.

- - - 

Me ahogué. Fin.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • TU COMIENZO: "Debo dejar de creer que las personas me deben atención. Debo dejar de pensar que soy indispensable para alguien más. Debo dejar de acostumbrarme a conversar con alguien día y noche, a diario. Debo dejar de encariñarme. Debo dejar de adelantar situaciones. Debo dejar de pensar". MI CONSEJO "Escribo para mi, y porque me da la gana. No debo pleitesía a nadie, y por eso soy libre de hacerlo a mi modo. Mis historias y personajes son parte de mi (para bien o para mal). Y todo aquello que yo juzgo a través de las gafas de mi desesperación está mal juzgado. Porque sólo el lector tiene ese poder. En todo caso, escribir es mi felicidad... Y no debo pedir permiso a nadie para vivirla"
    Espero que supere pronto su bloqueo, pues me quede con ganas de seguir leyéndola. Un gran saludo.
    Creo que cada palabra en este relato es capaz de retratar todo lo que intentas decir, la misma desesperación de no saber que decir esta perfectamente retratado en cada punto y coma. Ciertamente el mundo se derrumba para ser creado nuevamente y por lo menos en el punto artístico y humano, encontrarse con la realidad genera dolor, ansiedad y tristeza, pero descubrirse así mismo en la adversidad lleva a una evolución, a encontrar mejores versiones de nosotros mismos, pero llevará tiempo, como todo en esta vida. Excelente relato, me encantó de principio a fin.
    Esto no es un relato, es un grito. El comienzo de una novela, un bucear en la sensibilidad de una vida en conflicto. Es el comienzo...
    Me encanta, en serio. Escribir es una buena forma de plasmar eso que no le podemos decir a los demás. Lo que escribiste es triste y por algún motivo tambien es hermoso.
    Siento que estés así. A mí también me pasa (aunque sé que no es consuelo). Escribir también me ayuda a no estallar, a no ahogarme, aunque muchas veces no encuentre las palabras y, lo que es peor, nadie a quién escribírselas. ¡Mucho ánimo!
    Felicitaciones!!! Me han encantado tus palabras! saludos desde las Islas Canarias.
  • Y es sólo un fragmento...

    (Quimérico) 🍁

    Saludos, si quieres leer algo con buen contenido te invito a continuar con otro escritor. Hace meses que no escribo, tengo un bloqueo artístico. Sólo quiero desahogarme y al no tener con qué o quién acudo aquí.

No recuerdo cómo llegué aquí pero desde entonces no me he ido. Poseo 20 años llenos de historia. Escribir espontáneamente se ha convertido en un buen hobbie. No dije que lo que escribo sea rico en contenido, sólo escribo, nada más. Y si, los Girasoles son mis flores favoritas.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta