cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
SIN DECIR ADIOS
Drama |
06.05.15
  • 5
  • 5
  • 892
Sinopsis

A veces el amor nos trastorna mal...

Te amaba tanto...pero tanto.

Cómo olvidar nuestra última vez juntos....esa tibia tarde de amantes al sol, cobijarme en tus brazos para darnos calor, bezarnos furiosamente hasta arder de deseo, jugar con nuestros cuerpos como niños mientras através de la ventana el sol entibiaba nuestro lecho.

Hubiese sido maravilloso mantener ese ardor, ese deseo y esa locura através del tiempo.

Tu cuerpo brillando e irradiando luz a mi lado, el mio deseándote y amándote con todas las fuerzas de las que era capaz.

Te hice el amor hasta quedar extenuado; por cierto lo nuestro no era solo deseo, era amor, pasión, ternura, alegría, cariño... y también una terrible obsesión por no perderte, porque no fueras nunca más de otro.

Esa tarde fué única y especial, estabas raramente encendida, bella e incansable, te entregaste a mi con cuerpo y alma. Y al llegar al climax, entre lágrimas dijiste "te juro que nunca voy a amar a nadie como a tí".

No sé bien porque pero esas palabras se aparcaron en mi mente. Te cobijé en mis brazos para no sentir frío, te acurrucaste en mí y exhausta caíste en un profundo sueño.

El sol ya comenzaba a caer, era hora de despedirnos y tu juramento persistía en mi mente. Fué entonces, en ese segundo, que lo resolví.

Me vestí lentamente, tomé mis cosas en silencio, lloré al mirarte dormida en nuestro lecho, aún tibio de amor, besé tus labios amados, observé tu silueta sudada y plácida entre las sábanas arrugadas. Dejé la rosa que había olvidado darte al llegar a tu lado, agarré mis llaves y salí de nuestro departamento.

Pero al llamar el ascensor sentí que me olvidaba algo, volví sobre mis pasos, entré a la habitación y sin más abrí la llave de gas del calefactor y cerré la puerta con llave.

No podía olvidar tu juramento....y soló quise asegurarme de que lo cumplieras...

 

Nunca más ibas a amar a nadie como a mí.

Y entonces, seguro de mí y de tus palabras, me fuí y te dejé durmiendo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 26
  • 4.68
  • 17

soy una habitual y constante lectora, de todo. Y una incipiente y simple escritora, de poco.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta