cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Sin dolor.
Reales |
25.08.16
  • 5
  • 1
  • 998
Sinopsis

Y si no pudieras sufrir?

No tengo dolor, quizás por eso estoy donde estoy, solo.

No sufrir puede parecer una ventaja, pero también te priva de empatía, lo que te impide formar una familia, o lazos importantes, por que simplemente no puedes entender el dolor de los demás.

Tampoco noto el dolor físico, lo que no es una ventaja, suelo encontrarme objetos clavados en mi carne, me quemo con cosas hasta que siento el olor, y el sexo...

El sexo es pura dominación, si exacto, no siento nada, pero por alguna razón empalmo.

Además, arrastro horribles cicatrices de mi niñez.

Fracturas expuestas que me dejaban hasta medio año en el hospital, me rompía huesos constantemente.

Un invierno de esos tan fríos, me levanté de la cama y me quede dormido pegado a la estufa eléctrica, tenía seis años, mis padres se despertaron con el olor a carne quemada.

Pudieron salvarme el brazo, a los médicos les encanta trabajar con un niño que sonríe mientras arrancan trozos de carne quemada de su brazo sin anestesia.

Como imaginarán no quedo muy bonito, pero es funcional.

La semana pasada me despidieron de mi trabajo, y joder, no es por presumir pero soy el mejor en lo que hago, fue por la presión de unos absurdos extremistas. Colgué en facebook unas imágenes haciendo mi trabajo y  el titulo ¡que bebe tan rico! ¿por que les jode tanto que sea feliz haciendo mi trabajo? era una secuencia de 5 imágenes donde abrazaba tiernamente a un corderito de unos 3 meses blanco y peludito con unos enormes ojos redondos, siguiendo de una donde lo colgaba de la piernas, luego  cortaba su cuello para desangrarle, otra donde cortaba sus patas, esta  foto la hicimos de modo que se captara el movimiento, quedo muy artística, y finalmente lo abría en canal y caían sus tripas.

Por cierto, buenas fotos, hechas con una buena cámara, no se por que tanto escándalo.

La verdad, me importa una mierda, creo que he encontrado mi verdadera vocación, quiero ser policía.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta