cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Sitios donde amé la Vida. ( Té Rojo)
Amor |
19.03.15
  • 4
  • 2
  • 545
Sinopsis

Sitios donde amé la Vida. Serie de relatos que forman una historia completa, contada desde los puntos de vista de los personajes.


Era un día marrón, y en realidad no había nada por lo cual afligirse, era sólo el gusto por la nostalgia el que llamaba a estar en cama el día entero; en su mente las razones para preparar té crecían poco a poco, y el mundo no hacía nada para que aquello no sucediera; el teléfono no sonó, nadie llamo a la puerta, tal vez si aquella mañana el espejo le hubiese dado una mejor imagen habría estado más dispuesta. Sirvió aquella sustancia rojiza en una enorme taza y con ambas manos en ella volvió a la cama.
Era quizá que nadie pensaba que era bonita, que nunca tuvo demasiados amigos, que siempre resultó mal en las relaciones amorosas, o que hasta su mejor amiga pensó que era un bicho raro. Recordó cuando su gato huyó, el día en el que todos rieron a su costa por haber confiado, la ocasión en el que dio todo, cuando nadie dio nada y se encontró sola, el vacío en el estómago cuando lloró frente a él explicando su sentir y él sólo se fue.
Un agudo dolor la despertó de sus pensamientos, soltó la taza y entonces notó la grave herida en su dedo provocada por sus uñas, la ansiedad se la estaba comiendo. Se quitó las cobijas húmedas con olor a té y comenzó a curarse frente al espejo del baño, derramando sangre en el lavamanos. Se miró de nuevo y enfureció, vendó su dedo y entró con rabia a la ducha, pasó una hora entera decidiendo que ponerse, como peinarse y maquillarse, al final se enchufó los jeans de siempre, la misma camisa blanca, unos botines cafés y chaqueta a juego, bufanda, gorro y guantes para el frío; Se miró al espejo, era bella.
Bajó los 23 escalones a saltitos y salió a la helada calle, caminó con seguridad esperando encontrar en la mirada de alguien lo que en la de nadie encontraba; caminó hasta entristecer de nuevo, su reloj marcaba las 3 pm, jamás encontraría nada; Paró en seco y corrió en dirección contraria, entró a la cafetería al lado de su apartamento y se dirigió de inmediato al mostrador.
-Un té rojo, en taza grande por favor- exclamó como si fuesen sus últimas palabras, pagó y lo recibió, con ambas manos en la taza eligió la última mesa al lado del ventanal, el dedo aún le dolía. Era ella, era el mismo sentimiento, la misma soledad, sonrió. Estaba donde debía estar…

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta