cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Sobredosis (adicciones modernas)
Reflexiones |
02.07.15
  • 0
  • 0
  • 421
Sinopsis

Advertencia: la siguiente reflexión fue concebida y escrita bajo la influencia de 3 gramos de hongos alucinógenos (de esos a los que llaman con cariño “pajaritos”).

Se sabe que la vida no es más que un ciclo.

La felicidad no existe; es tan sólo un concepto al que recurrimos como única esperanza de encontrar una explicación al absurdo de la existencia. Lo más cercano a la felicidad, es la búsqueda de la felicidad misma. Al sentir la determinación y certeza de saber por cuál camino encontraremos la tranquilidad, nos volvemos susceptibles al dolor; aceptamos los infortunios como necesarios. Es decir, nos permitimos engañarnos a nosotros mismos, para así sentirnos –aunque sea por un instante– felices.

El optimismo, pues, es el placebo al que tenemos más fácil acceso (dado que somos nosotros nuestros propios proveedores). Y es algo tan común, tan recurrente, tan sobrevalorado (además de ser, en ocasiones, completamente nocivo para la salud), que el optimismo en una realidad deprimente, es lo mismo que una droga. Un psicotrópico que no sólo se permite, sino que incluso se promueve a diario.

Entonces, ¿puedo yo –en mi libertad de elección– NO sucumbir ante un arponazo de optimismo cada día para sobrevivir, y en su lugar darme un pasón de ácido para negar la asfixiante realidad a MI manera? ¿No es acaso un sentimiento similar el ser optimista y creer que el mundo es mejor si sonrío y pienso positivo, que el de ser un pacheco y creer que lo que vivimos no es más que una ilusión creada por la necedad de nuestra conciencia, y que el mundo sería mejor si rechazáramos lo que vemos con los ojos y comenzáramos a aceptar lo que vemos con el subconsciente?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 11
  • 4.65
  • 210

Escritor de formación autodidacta. El gusto por la lectura y la escritura apareció en mi vida como un modo terapéutico de refugio contra el absurdo éste al que insistimos en llamar realidad. Los invito a leer mi Blog: https://elsuenodegerzso.blogspot.mx/

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta