cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Soledad ahogada en whisky
Drama |
03.07.12
  • 4
  • 3
  • 955
Sinopsis

Pues no hay más soledad que la que promete su ausencia.

Cerré la puerta tras de mí. Escupí restos de alcohol. Suelo borracho. Empecé a comerme las uñas. Fumé tabaco que encontré en mi bolsillo y no sabía de dónde había sacado. Me senté en un banco de la calle. Las cenizas me cayeron en el pie. Joder. Quise creerme que habría alguien esperando en casa si volvía. No había nadie. Yo lo quería, pero estaba solo. Golpeé el banco con todas las fuerzas que consigues tener cuando estás tan hecho mierda. Las piedrecitas sobresalientes se me clavaron en los nudillos, las hendiduras entre tales. Sangre. Qué más da. Nadie sufre para que no te cortes. Escuché el sonido vago de Ella baila sola proveniente de algún intento de bar de carretera. Recordé tiempos de antes. Me mordí la sangre. Nostálgico. Loco. Bruto. Era julio, pero hacía frío. Era de noche. Tenía hambre y la nevera vacía, pero no dinero. Golpeé de nuevo. Ahora no sangré. Incluso la sangre había decidido escapar de mí. Así que golpeé más fuerte. Golpeé hasta reventarme los puños. La miré en mis pensamientos. Joder. Pero no debí haberlo hecho. Despedí la colilla de mis labios. No me importó no apagarla. Vagué calles desconocidas arriba y abajo. Calles por las que había caminado cientos de veces. Aparqué mis pensamientos en el encanto de lo vacío. Ese irónico encanto del dolor. Aparqué mis pies en el asfalto también. Me giré para mirar de frente la puerta de madera hortera de la que se creía mi casa. Pero ya no lo era. No es tu casa el lugar donde duermes de vez en cuando. Sólo cuando Laura no te deja beber hasta que asoma el sol y te echa del bar a patadas porque estás babeando demasiado la barra. A ella no le gustan las babas. Pero le gustan los babosos. Le gustan los babosos que hacen como que no lo son. Después se los lleva a algún rincón. Laura tiene cara de mojigata. La pone adrede cuando te sirve el whisky. Es para que te pongas más cachondo y babees más. Pero no le ensucies la barra. A Laura no le gustan las babas. Se me olvidó todo. Repasé la puerta sin dueño y sus grietas. Pareció más extraña de lo normal. Desconocida. La madera ajada. Rota. Antigua. Vulgar. Pasaporte hacia lo que jurisdiccionalmente es tuyo. Maldita llave llena de mierda. No la encontré en el bolsillo. Me arrepentí de haber babeado demasiado la barra de Laura. Sólo hasta que recordé que la dejaba colarse perezosamente en el calcetín derecho a veces. O siempre. O cuando me acordaba de que si la llevaba en el bolsillo la perdería. O no recordaría dónde estaba. O alguien podría descubrir que no vivo de la noche. Subí las escaleras roñosas de la roñosa vivienda. Mediotropecé con el onceavo escalón. Exploté en el desastre de reponer sus caricias en mi cabeza. Sentada en los escalones te canturrea que bajes a desayunar. Joder. Pero no debí haberlo recordado. Me retorcí en el sofá para olerlo. La primera vez que me di cuenta de que, en un sofá tan pequeño, es más bonito estar apretujado. Tenía hambre. Y sed de whisky. Y ganas de vomitarlo. Se me cayeron los párpados sin remedio. Y todo se quedó negro. Pero yo no ansié más negro que el de sus ojos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.45
  • 401

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta