cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Sólo noche... casi demente
Amor |
26.01.16
  • 0
  • 0
  • 583
Sinopsis

Más allá de las locuras de una noche

No malinterpretes mis textos, cierto es que he venido hablarte, no se si haya una forma de empezar a darle forma a estas palabras o si exista alguna razón para hacerlo, pero para leerme te pido que abras tu mente sin mente. No se ni que pensar o tal vez es mejor no pensar.

En esta intensión manuscrita no presumo más que explicar varios pensamientos que se forman en mi mente, sin reclamos, explicaciones ni argumentos de la noche casi demente que cobijo tantos disparates.  Hoy queda solo el silencio, que hace estallar la noche fría helada, la noche que no acaba, sólo eso queda…

Las consecuencias son inevitables, evitable la forma cómo se desean llevar a cabo.  Primavera, invierno, verano… cada una, sin duda alguna, trae consigo una sonrisa espontanea de un alma en soledad. ¿Por qué siempre conviene alegrar a la gente? Tal vez porque de vez en cuando es bueno abrir los ojos y darnos cuenta que no estamos tan solos….

Se olvida poco a poco lo que antes amarraba a la razón y es que la razón no es más que la amiga hipócrita de la pasión, en qué punto nos perdimos, sólo pasión sin razón o tal vez presos de razones apasionadas.

De dos individuos alguna noche fue y ya nada de eso puede preocuparme porque sé y entiendo que eres dueño de lo que te pertenece y así es como debe ser.

Existe alguna hora para hablar de quimeras?, de otra vida, de aquello que no se opina ni se expresa, de tragedias y triunfos que duran un segundo, de, tal vez, alterar el destino o de la fábrica de hielo del olvido…

Los pasos solitarios que descubren el camino, terminan por perderse en la frialdad del los recuerdos vacíos, y entonces surgen escepticismos sobre la forma cómo se desea descubrir el encanto de un paisaje o como el hecho de sentir que la vida se abre a tus pies sólo con mirar el cielo o de cómo los ojos quieran admirar aquellas cosas que hacen de la cruel realidad un cuadro de otro mundo…

No se si alguna vez has sentido el silencio de una compañía sin ataduras. Esa que no pide más que descubrir motivos tan grandes como el silencio de una laguna o el rocío de la nieve sobre el pico de las montañas, aquella compañía sin tiempo, sin espacio, sin cómos ni por qués, tan desprendida de todo, como el sol mañanero de una madrugada confusa y callada… Aquella compañía que sólo es, sin necesidad de ser.

…Cada quien tiene una manera de percibir su destino y sus pasos, y sí en ti, la grandeza de la existencia está en la distancia, en continuar caminando como lo has hecho, por mi parte esta bien, sin trabas ni vídeos. Estas letras insulsas se quedaran simplemente plasmadas en el lector y no tienen que ser mas sino eso: letras. No estoy pretendiendo con esto confusiones ni objeciones,  tal vez sólo pretendo que comprendas que para mí el sentido de las cosas, del mundo de la vida, no es más que el de caminar sin ceñimientos.

Es volar entre mundos paralelos y encontrar por siempre una fantasía sin prejuicios ni estereotipos, los cuales de antemano no corresponden ni se relacionan con estas letras. Hay quienes dicen que las ideas no cambian, que todo tiene un solo orden en la vida… no sé de lo que hablan. No existe una sola posición o movimiento en el mundo,  porque siento que al desquitarme con la razón y dejar que fluya un poco de locura, intuición y hasta desaciertos, algunas veces puede ser mucho más divertido que dejar que los momentos se vayan sin explicación. Entonces será que la memoria aún encuentra fundamentos al recordar el tiempo que ha callado?… sin suspicacias ni ataduras a la realidad ni a lo común, sin la amarga verdad que el mundo intenta imponer.

Aquellas pequeñas cosas que la vida ha ignorado, por pretender la perfección de los actos, son las mas valiosas. Cada día me forjo la tarea de andar caminos sin mirar atrás y si me preguntas por qué, tal vez esa respuesta te sea insulsa y hasta inocente, pero prefiero un mundo lleno de colores que esa densa oscuridad conformista que da un vago bienestar de días monótonos.

Como Sabina dice…  existen muchas maneras de aguantar, de creer en la vida…. maneras de aprender, de sufrir, de palmar… maneras de vencer y sentir… y  cada quien tiene la opción de escoger la forma en la que quiere subir y bajar las nubes.

Después de tantas letras triviales e impulsivas no queda mas que decirte que…. a pesar de tratar de disfrazar la realidad con mentiras mas amenas y menos incomodas, es necesario que sepas que tampoco pretendo ser algo que no soy, ni una respuesta a mis pensamientos dispuestos de forma incoherente. Eres una persona agradable y aprecio más que cualquier otra cosa, que se hayan dado aquellas las charlas de viajes, experiencias, maíz pira y lugares maravillosos que espero aun podamos visitar sea de la forma que sea.

No se en qué instante ni como llego a pasar todo, bebidas destiladas algo confusas… Así crea que no fue el momento, el estado ni el lugar, pasó y la cabeza da algo de vueltas. Tal vez esto no pase más allá de un plano semiliterario, lo cual también entiendo, acepto y me agrada, porque no quisiera perder tu amistad. Si nada cambia o continua o si algo cambia o tomamos otros caminos, siempre será un placer llevar a cabo aquellos planes, andanzas y muchos otros lugares sin destino ni pies ni camino.

Palabras nada objetivas, objetivos nada claros, experiencias que motivan, motivos que desenfocan.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 19
  • 4.65
  • 2

Cuento historias de únicamente un par de ojos, los míos y de sus mas intensas miradas, de sus silencios, de sus sueños, de sus desventuras y mas felices instantes compartidos al lado de otros pares de ojos.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta