cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

7 min
¿solo un juego?
Amor |
19.02.15
  • 0
  • 0
  • 363
Sinopsis

Daniel y Ana son mejores amigos... pero un juego podría poner a prueba sus sentimientos.

Tras un suspiro volví a hacerme un ovillo sobre mi cama, cerré los ojos intentando que la tranquilidad y la cordura volvieran a mi cuerpo, sin embargo a penas lo hice me arrepentí… los recuerdos me invadían y la culpabilidad crecía  ¿Qué demonios había hecho? ¿Cómo fue que permití que sucediera? Recuerdo haber dicho no pero… en verdad tenia curiosidad y una vez más “la curiosidad mato al gato”

Mordí mi labio nerviosa y un nuevo suspiro salió de mi boca, yo no quería que esto pasara ¿Por qué con él? Si tan solo hubiese sido alguien más, alguien por quien no sintiera atracción, pero no mi pasado me alcanzaba y con él una atracción que creía muerta.

Flash back

  • ¿cómo estás? –pregunte mientras caminábamos sin rumbo fijo, evitaba mirarlo por sé cuánto le molesta que lo hagan pero mi curiosidad fue mayor y no resistí, una fina capa de barba había comenzado a crecer, grandes ojeras decoraban sus ojos y  sus labios se encontraban lo suficientemente apretados como para parecer una  línea.

 

  • Lo mejor que se puede estar en estos casos –respondió encogiéndose de hombros –supongo que mejorara cuando se lleve todas sus cosas.

 

  • ¿enserio se acabó todo? –inquirí preocupada, mi amigo siempre es positivo, sonriente y gracioso y hoy frente a mí solo está un hombre enojado, amargado y decepcionado.

 

  • Ella lo decidió así y yo voy a respetarla… tengo que dejarla ir –me miro serio por un momento y después sonrió – ¿Qué hay de ti? ¿Qué paso con…? –me alzo las cejas en un intento de coqueto logrando que riera.

 

  • Terminé con él hace mucho –conteste sin entender muy bien que esperaba que le dijera.

 

  • ¿Aún sientes celos?

 

  • No, solo estoy molesta, creí que la relación le había importado más y aparentemente no fue así, duele darte cuenta que todas las promesas que te hacen no eran verdaderas y que solo lo decía para que no me enojara –expliqué recibiendo a cambio una mirada llena de comprensión y reproche, sabía que tenía mil cosas que decirme y que seguro tendría razón en varias pero se quedó callado lo cual yo agradecí… he tenido suficiente de regaños.

Fin del flash back.

 

Aquella tarde caminamos sumidos en un silencio algo incómodo, cada uno pensaba en sus problemas, lo cual era extraño ya que cada vez que lo veía él se encargaba de que olvidara los míos, quizá por eso es mi mejor amigo, no me trata como a una niña o como si quisiera conquistarme, solo me hace reír y hacer rabietas, rompió mi mascara de niña buena y se ganó gran parte de mi confianza por lo que no temo decir groserías, equivocarme o incluso mencionar cosas privadas, me agrada la forma en que nos tratamos, él incluso ha llegado a llamarme “cuate” lo cual solo termina de confirmar  que a mi lado está  un amigo y no alguien que solo pretende serlo para después rebelar sus verdaderos sentimientos; es tan cómoda nuestra amistad que  casi olvido que en algún momento ambos sentimos atracción el uno por el otro, incluso llegue a considerarlo como un potencial a un buen novio, claro está que después esas ideas se fueron, cada uno encontró pareja y nuestro afecto fue meramente el que se le tiene a un amigo. Pero el destino es caprichoso y tenía una trampa preparada para nosotros, una prueba que no pude esquivar por mi maldita curiosidad, si tan solo él no hubiera terminado con Julia yo no estaría hecha un ovillo en mi cama.

Flash back

Esa misma tarde terminamos recargados en la pared de un kiosco conversando, jamás espere que me dijera siete palabras que provocarían un desastre en mi mente.

  • Siempre me he preguntado cómo sería besarte –aquella simple oración llevo a que un nerviosismo se apoderara de mí, sé que le había gustado pero eso era pasado, no entiendo cómo podía estar pidiendo mi permiso para un beso si acababa de terminar la relación más seria de le había conocido… la respuesta llego poco después: despecho. Él se encontraba tan resentido que quería librarse, no pensaba claramente y yo siendo una chica a su lado y además una que conoce a su ahora ex novia, soy la candidata perfecta para que se liberé un poco de su frustración.

 

  • No, estas despechado –la incomodidad surgió y él pareció aceptar mi negativa ¿cómo esperaba que yo dijera un sí? Sabía que solo lo hacía por despecho, o por no sentirse solo pero eso no evitaba el que hubiera sembrado la curiosidad en mí, si me atraía, es verdad que quise besarlo en más de una ocasión pero eso fue hace mucho ¡Dios! ¿Por qué me hace esto? Me preguntaré nuevamente cómo sería besarlo.

 

 Volvimos a caminar sin rumbo fijo y llegamos a un árbol, a él le gustó la idea de acostarse y pensar y yo reuní fuerzas para aceptar, un aparte de mí sabía que sucedería, la incomodidad volvería y las preguntas con ella pero ya había dicho que no así que me mantendría firme en mi decisión, o al menos eso creí, antes de que lo notara el tema del beso salió a flote y los nervios se apoderaron de mí … ya está me había besado, no hice nada para detenerlo, fue tan rápido que ni siquiera cerré los ojos, mi corazón se aceleró y mi estómago se contrajo ¿qué se supone que haga? Sentí bonito sí pero no le quería no tanto de esa manera, además ahora sentía el calor en mis mejillas, fue solo un beso, bonito, corto, simple, solo un beso no había razón para que me apenara tanto… cosa que él utilizo para gastarme algunas bromas, sabía que él también estaba apenado pero era tan sínico que repitió la misma acción más de una vez en el día y yo tan torpe que le deje que siguiera, no sé si fue mi soledad, o la decepción, o el simple hecho de que me gustaron su besos que empecé a jugar su mismo juego y a pesar que sentía mucha pena no le puse un alto a la situación… él no me quiere, yo no lo quiero, no tiene novia, no tengo novio ¿qué hay de malo?

 

Fin del flash back

Claro que había algo malo ¡Besaba a mi mejor amigo sabiendo que estaba despechado y que no había amor de por medio! ¿Qué clase de personas soy? Me tengo bien merecido el estar nerviosa y avergonzada queriendo que las mantas de mi cama me escondan por siempre… aunque claro esta esto fue un error que no volverá a ocurrir, Daniel y Julia saldrán mañana y seguramente se reconciliaran y este será un recuerdo nada más, seguiré mi vida tranquila y listo. Con ese pensamiento me permití dormir sin tener que preocuparme, al día siguiente vería a Julia en la mañana y le tantearía terreno, seguro aún quiere a Daniel y termino con él por alguna tontería.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Porque todos hemos tenido un corazón roto.

    Daniel y Ana son mejores amigos... pero un juego podría poner a prueba sus sentimientos.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta