cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
SOMOS PEQUEÑAS PIEZAS DE AJEDREZ
Reflexiones |
30.09.08
  • 3
  • 4
  • 1170
Sinopsis

A veces pienso que no somos más que pequeñas piezas en un gran tablero de ajedrez, victimas de un juego al que nunca nos invitaron, pero al cual debemos jugar sin elección…

Debemos pensar bien cada movimiento, cada jugada, porque como en todo buen juego de estrategia que se precie, la paciencia es una virtud necesaria si queremos sobrevivir.

Pero este juego es mucho más complicado, ya que a diferencia del ajedrez tradicional, al empezar a jugar, no nos entregan un librito con las instrucciones, nadie nos dice cuales son las reglas para poder ganar la partida, aquí debemos aprender nosotros solos cómo comer y no ser comidos.

Y aunque parezca sencillo no lo es, resulta complicado y más aún para un simple peón, aprender a moverse entre reyes y torres que te miran con recelo, esperando a que cometas el más mínimo fallo para aplastarte sin contemplación alguna…

Llegados a este punto, debo confesar que nunca fui buena jugando al ajedrez. Quizás se deba a que, a diferencia de las demás piezas, yo no me muevo por lógica ni por razonamientos, sino por sentimientos, y ya se sabe que en este tipo de juegos, esa no es una opción muy adecuada.

La verdad esque siempre he pensado que yo no pertenezco a este juego, creo que en realidad, yo era una pieza del parchís, pero cuando nací se equivocaron de tablero y me pusieron en este por error…Aunque si lo miramos así, no hay mal que por bien no venga, puestos a elegir, prefiero que una torre me mire con recelo a ir por la vida comiéndome una y contándome veinte.

En fin, esta visto que aunque las cosas sean difíciles, siempre podrían ser peor, así que creo que lo mejor es avanzar sin miedo, ya que a diferencia de las verdaderas piezas del ajedrez, aunque nos coman una y otra vez, tenemos la suerte de poder levantarnos y seguir adelante.
Y en definitiva, si nos paramos a pensarlo, ¿Cuál es el verdadero objetivo de cualquier juego? ¿Ganar? No, eso es sólo una parte, el verdadero objetivo es JUGAR.

Así que… Juguemos :)

--A veces me pregunto si realmente somos nosotros los que jugamos la partida, o es la partida la que juega con nosotros…--


Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 11
  • 4.33
  • 553

Leer, soñar despierta, escribir, la música, el cine, pasear...

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta