cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
su igual, su idéntico, o si mismo?
Ciencia Ficción |
19.07.21
  • 5
  • 6
  • 746
Sinopsis

La humanidad finalmente demostró que no había un solo universo sino varios, es decir que nos encontrábamos sumergidos en un multiverso.

Estaba en discusión la cantidad de ellos, aunque la teoría mas aceptada era que había 16 en los que transcurrían diferentes vidas de todos nosotros.

El medio de paso, pero no de comunicación, entre uno y otro era a través de los agujeros negros.

Se programó una expedición de un solo astronauta para introducirlo en el agujero central de nuestra galaxia, entendiendo que al no ser excesivamente masivo era menos probable que, al ser engullida por su infinita gravedad, la nave se destruyera. También se eligió ese para que encontrar el duplicado del astronauta fuera menos complicado.

Se teorizaba que la vuelta sería por la misma vía.

Comenzada la aventura el viajero empezó a sentir el tremendo tirón de la gravedad hacia la que se dirigía.

Una vez traspasado el horizonte de eventos perdió toda posibilidad de comunicación y de retorno y ya dentro de la singularidad fue expulsado hacia su destino.

La ansiedad de encontrar a su igual, o sería su idéntico, o sería a si mismo lo devoraba,

Pero no lo logró. El habitante original de ese nuevo mundo había desaparecido. Las leyes físicas prohibían la coexistencia de el consigo mismo en un mismo universo. El intruso se encontró con su familia duplicada, que no reconoció diferencia. Su retorno era imposible por lo que decidió seguir su vida como si fuera el original.

El desaparecido se materializó inmediatamente en el universo de origen del viajero y ocupó su lugar sin recordar nada de su anterior vida.

Los científicos nunca se explicaron como fue que el astronauta regresó y porque no recordaba nada de su viaje.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bueno tu relato, Jovato. Me hace pensar me hace pensar a otro nivel en todos los universos y facetas que tiene cada ser Humano, los yoes, los conscientes los inconscientes etc Saludos
    Original relato con fundamento.Leyes físicas que rigen el.cosmos, tema complejo.Se cuestionan teorías y el Big Bang refuerza el multiuniverso. Un saludo Jovato.
    Un estupendo relato, con una acertada base científica, que por lo que parece esto es así. Según la mecánica cuántica, apunta a varios universos paralelos y nuestra realidad contiene otras realidades.
    si algo nos ha enseñado la ciencia ficcion es que algunas veces es la historia de nuestro futuro, un saludo
    La incógnita existirá siempre, ante las interrogantes de un enigma. Sigues corroborando que eres un genio de la creatividad, ahora de la ciencia ficción. Me gustó!! Feliz día y recibe el abrazo afectuoso de siempre.
    Ahí le has dado: las teorías no implican certeza... de todas formas mi solitaria neurona nunca ha sido capaz de entender eso de los saltos espacio-tiempo. Quizá mi original está en la dimensión desconocida... con el astronauta! Un beso, Jovato! (al Jovato de aquí, esté donde esté).
  • ya lo dijo Einstein

    Los canales de Marte son líneas que varios astrónomos han creído ver en la superficie del planeta Marte. Casi desde el principio, las observaciones telescópicas habían mostrado formaciones rectilíneas de color oscuro; se les dio el nombre de “canales”. Realizando observaciones de Marte entre 1895 y 1908, el astrónomo estadounidense Percival Lowell, investigador de gran prestigio en el mundo de la ciencia, llegó a la conclusión de que los canales habían sido construidos por seres inteligentes para llevar el agua, que escaseaba en la superficie marciana, desde los casquetes polares hasta las regiones desérticas. Hoy en día, los canales artificiales de Marte ya solo existen en la Historia (por poco tiempo)

    Este escrito pretende ser la continuación del cuento La Secta del Fénix de Jorge Luis Borges. Aclaro que en lo único que puedo llegar a parecerme al insigne escritor es que dentro de algún tiempo probablemente usaré bastón o quedaré medio ciego. No es necesario leer ese cuento antes de hacerlo con lo que publico, pero tampoco estaría demás.

    disculpen pero este escrito es muy localista

    sobre el poder de síntesis

  • 147
  • 4.58
  • 29

tengo formación y vocación de ingeniero... por lo tanto racional.... y ya a mi edad es hora de ser mas subjetivo.... por eso exploro esto de escribir...

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta