cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Tarde de rosas
Fantasía |
16.03.15
  • 5
  • 1
  • 470
Sinopsis

Este es mi primera publicación acá, Si pudieran tomarse el tiempo de dejar sus comentarios se los agradecería enormemente, espero les guste.

 

Me encontraba apreciando esta fría mañana de noviembre, antesala de mi época favorita en el año: el frio invierno. Los rosales yacían allí como un viejo viudo anhelante de su amada, sin rosas, despojados de todo esplendor. Las ramas secas del viejo y sabio sauce llorón parecían hacerle compañía a los deplorables arbustos, ya hace mucho que las elegantes azucenas, lirios florecientes y las ingenuas margaritas habían hecho su partida, recordando el colorido paisaje primaveral de aquel veintisiete de marzo, que aunque le llenará de dicha contemplar, no tenía comparación con la discreta belleza del invierno, blanca, pura y tan hostil e inhóspita, como una daga de plata bajo un lecho de rosas.

Se oyó el suave sonar de la madera, estaba aquí. Recibió a la dulce e inocente Anabelle, aprecio a detalle su delicada figura como trazada por dioses, la perfecta armonía entre la simpleza de la inocente niñez y la extravagante aura de sensualidad propia de toda mujer; sus rizos color oscuro casi negro con leves matices rojizos y esos ojos curiosos y temerosos verdes como el agua del arroyo.

 

 -Tengo sus rosas- Recitó con esa vocecilla burbujeante.

 

 Justo como lo quería rosas de un color rojo reservado con una intensidad invicta en el aura.

 

- Pasa querida, permíteme invitarte a una taza de té. Allá afuera debe de estar haciendo un frio terrible- ofreció con esa calidez y hospitalidad tan impropia del gélido ser frente a ella, aceptando con una sonrisa agradecida la joven se adentró en la morada

 

Quien diría que la calidez que infundio a la ilusa dama no perduraría por mucho más. Aquí la tenía los matices perfectos la ideal aura invernal que buscaba, aún en esta tarde de otoño se apreciaba el invierno en la majestuosa escena.

Yacía bajo un lecho de rosas el cuerpo inerte de Anabelle, blanco como la nieve imperturbable. Puro, lleno de la perfecta ausencia. 

Sumo esplendor de la encantadora escena que procedió a plasmar en el lienzo en blanco frente a él, ajeno a otra cosa que no fuese el cadáver de su diosa acompañado con el vibrante rojo sangre de las también muertas rosas Ya realizada su labor de recrear la hermosamente grotesca escena, tomó el cuadro sin antes agradecer a la amoratada musa que ya mostraba los primero indicios de su descomposición Dirigiéndose a la habitación destinada a la tremenda obra de arte que costándole la vida a la muchacha se exhibía junto a sus antecesoras, la galería de las floridas diosas.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta