cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Tensa espera
Drama |
04.09.19
  • 4
  • 1
  • 842
Sinopsis

.

El teléfono comenzó a sonar de madrugada. Llevaba horas esperando frente a él, con unas pronunciadas ojeras y rastros oscuros del rímel difuminado por las lágrimas, sentada en una incómoda silla, donde le venció el sueño. Con gesto indefinido, entre temor y esperanza, contestó a la llamada, cambiando el semblante al escuchar la deseada noticia.


Trastabillando entre las sillas corrió al aseo a lavarse la cara para liberarse de las legañas que se le acumulaban en los lagrimales. Cogió la áspera toalla para secarse, aunque más que secar arañaba; estaba allí colgada desde ni se sabe el tiempo.

Era tal la prisa que llevaba que corrió escaleras abajo sin peinar, con la blusa a medio abotonar, cerrando la puerta tras de sí de un portazo, sin siquiera apagar las luces.

A aquella hora la ciudad aún dormitaba, por lo que atravesar la avenida Constitución, la arteria que divide la ciudad en dos partes casi iguales, fue cuestión de minutos. Aun se preguntaba cómo es que había llegada hasta allá, tan lejos de casa, sola, a esas horas. No era la primera ver que salía de casa, pero, hasta entonces, siempre había rondado con otros como ella, en torno a las calles cercanas del barrio. Lo de marcharse tanto tiempo y, encima, aparecer en la otra punta de la ciudad… ¿Con quién se fue? Se preguntaba, saltándose los semáforos que ni siquiera veía.

Todavía le remordía la conciencia haberla dejado sola para ir al cine, total para ir a ver una película de medio pelo y todo por no despreciar, una vez más, la invitación de su vecino de escalera que, por lo que podía intuir, estaba más interesado en ella que en la película. Sí, un muchacho atractivo, pulcro y hasta simpático, pero no sabía, o  no quería saber nada de animales. Escuchándole, en ocasiones imaginaba a aquel guapetón como uno de esos chicos de ciudad a los que le da grima caminar haciendo ruido al pisar la hojarasca o que no va al campo porque huele mal ¿A qué se cree que va a oler el campo? ¡A eso, a campo!

Con ese sentimiento de culpabilidad y multitud de pensamientos entremezclados rebobinándose a toda velocidad en su cabeza llegó a la puerta de la comisaría, jadeando por la carrera que había echado desde el parking, con los ojos saliéndoseles de las órbitas clavados en el interior, con bruscos y continuos movimientos de cuello a un lado y a otro buscando a la pequeña Piti, portando la documentación en la mano para no perder tiempo al identificarse.

Respiró hondo cuando, mezclado con el sonido de la oficina, la escuchó, aunque todavía no podía verla. Mientras rellenaba el impreso, uno de los policías se alejó por el pasillo oscuro del fondo. Tardó unos minutos en volver con ella en brazos. A María se le iluminó la cara. Piti se esforzaba por liberarse de los brazos de aquel extraño hombre que la sujetaba hasta que, en un movimiento brusco, se le escapó de entre las manos, abalanzándose sobre María cuando ésta se enseñó su lata preferida de Wiskas

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Con el paso de los años vamos reuniendo vivencias que, en ocasiones, nos apetece compartir. Sin la más mínima pretensión, unas reales, otras ficticias, aquí están algunas de las mías.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta