cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

10 min
Tierras de magia - Capítulo 4: El inicio de un viaje
Fantasía |
23.07.15
  • 0
  • 0
  • 448
Sinopsis

Después de que Melia e uniera a Roberto y a Alistair, el grupo se dirige al monte Paals para averiguar como finalizó el conflicto que pasó hace tres capítulos. Pero, después de eso; ¿cuales serán los planes del grupo?

-    En resumen – dijo Melia.- Roberto es un mago del CÍRCULO que se fue de expedición al Monte Paals con un grupo formado por otros magos, y tu Alistair eres un templario que estabas con otro grupo de templarios que se encargaba de vigilar al grupo de Roberto. De repente la ayudante del maestro de Roberto inició una rebelión contra los templarios a pesar de que el maestro y Roberto estaban en contra. Los magos comenzaron a atacar a los templarios y por accidente tanto tú como Roberto os caísteis al bosque que había bajo el barranco de donde estabais. En ese bosque os encontrasteis con el amo del bosque que envenenó a Roberto y luego buscaste ayuda para salvarlo y así fue como llegasteis a mi casa. ¿Me dejo algo?
-    No, eso fue todo lo que pasó. – dijo Alistair.
-    Y  ahora volvemos al campo de batalla de esa rebelión para saber que ha pasado y cuál ha sido el resultado, ¿no?
-    Exacto.
Después del incidente con el demonio, Melia se unió a Alistair y a mí en nuestro viaje de vuelta al monte Paals. La verdad es que tener a Melia era un placer. Era una chica amable y bondadosa; me recordaba mucho a mi hermana. A veces discutía un poco con Alistair ya que ella tenía un carácter fuerte y Alistair digamos que tiene una personalidad única; pero ese carácter fuerte me recordaba aun más a mi hermana. Serah, ¿que ha sido de ti? Solías venir a visitarme al CÍRCULO pero hacía tiempo que no venías. ¿Es que te ha pasado algo, o  simplemente me has abandonado igual que lo hizo tío Cullen? Pasara lo que pasara, una cosa estaba clara; los echaba de menos a los dos, y a mi padre también. Ojala nunca hubiera pasado esta guerra.
-    Roberto, ¿seguro que vamos por el buen camino?- preguntó Alistair.
-    Por supuesto, este era el camino que hicimos al ir la primera vez.
-    Roberto, ¿puedo hacerte una pregunta? – preguntó Melia.
-    Claro, ¿qué pasa?
-    ¿Quién es Serah?
Me quedé sorprendido ante la pregunta de Melia. ¿Cómo sabía ella la existencia de mi hermana y cómo sabía que ella era mi hermana? Pero al igual que con Alistair, le mentí y no revelé nada sobre mi identidad.
-    No tengo ni idea de quién es. ¿Por qué lo preguntas?
-    Cuando te cuidaba, cuando estabas inconsciente por el veneno parecía que tuvieras una pesadilla y no parabas de gritar su nombre.
-    Ah, lo habrás escuchado mal.- dije intentando persuadirla- Seguramente estaría gritando Sarah.
-    Creo que estabas gritando Serah. Bueno, si tú lo dices. ¿Y quién es Sarah?
-    Mi hermana. Cuando ingresé en el CÍRCULO era la única de  mi familia que me quedaba. Ahora seguramente esté muerta. Hace tiempo que no tengo noticias de ella.
-    Vaya, lo siento. 
-    Por favor sigamos con el viaje y dejemos de hablar de mi familia.
Durante un momento me puse nervioso, tenía miedo de que descubrieran quien soy de verdad. No obstante, creo que Melia no se acaba de convencer de lo que le he dicho. 


Continuamos con nuestro pequeño viaje y finalmente llegamos a la rocosa falda del monte Paals. En la falda, había muchos agujeros grandes y Melia se quedó mirando uno de ellos. 
-    Cuesta creer que los paalsinos vivan en estas cuevas. – dijo Melia.-  ¿No salen nunca de ahí?
-    Según tengo entendido, los paalsinos creen en que la tierra forma parte de ellos y por eso viven dentro de ella. Forma parte de su cultura. – añadí yo. – Además, la cordillera que forma el país, tiene un valle en el centro de ella, formado por las aguas turbulentas del río Paals nacido en esta misma montaña. Por lo que tienen un gran espacio verde en su país, lo que responde a tu pregunta. Sí, salen de las cuevas.
-    He oído que en Paals, los caballeros son muy buenos.- dijo Alistair.
-    En Paals, la cordillera es rica en minerales resistentes y de buena calidad como el Mitrilo o el Oricalco. Por esa razón los trabajos donde hay más demanda son los de minero, herrero, sastre y caballero. Los mineros para extraer el material, el herrero para crear buenas armas con los minerales, el sastre para crear ropajes y armaduras resistentes y con toda esa materia prima, ser caballero es lo mejor que puedes ser. Tienes una buena espada y un buen escudo y una buena armadura para protegerte.


Los tres seguimos caminando por el camino rocoso hasta que llegamos al barranco, ahí Alistair y yo nos quedamos mirando el lugar por donde caímos.


-    Oh, ¡por el Hacedor!- dijo Melia. - ¿Qué crueldad es esta?
Alistair y yo miramos y vimos los cuerpos de los templarios y de los magos que nos acompañaron a las ruinas.
-    Esto… es horrible. – dijo Alistair.
Yo estaba en estado de shock, no soportaba ver a tanta gente muerta. Por un momento, volví a sentir lo que sentí el día en que asediaron Barranco Rojo y cuando la guerra empezó. Además estaba intrigado por saber que le había pasado al Maestro Ferdinand.
-    Roberto, ¿a dónde vas?- preguntó Alistair.
-    A contar y a mirar los cuerpos. No me hace nada de gracia, pero quiero saber si mi maestro está aquí.
Me fui a contemplar los cuerpos y a investigar un poco y a ver si encontraba al Maestro mientras Melia y Alistair se quedaron hablando.
-    Lo siento Alistair. – dijo Melia.
-    La mayoría de estos chicos eran aún muy jóvenes. Muchos eran unos capullos, pero aun así; ninguno se merecía morir. 
-    Lo siento mucho. Nos debes odiar.
-    ¿Por qué? 
-    Los magos hemos hecho esto.
-    No, unos magos que fueron sometidos por los templarios hicieron eso. Además, solo se rebelaron contra sus agresores que somos nosotros. Los templarios les fastidiamos la vida a los magos. Yo no os odio. Al igual que Roberto y tú, sois magos que sufristeis las consecuencias de los templarios y aun así no nos odiáis.
-    Roberto, ¿ya estás? – preguntó Melia; asentí.
-    ¿Qué tal? – preguntó Alistair. 
-    Cuando vinimos éramos 40 templarios y 20 magos. Hay 39 cadáveres de templarios, lo que significa que tú Alistair, eres el único superviviente. – Alistair se quedó con una cara triste. – Lo siento; respecto a los magos, aquí solo he visto 15 cadáveres, es decir; faltan 5 magos. Uno soy yo. Tampoco he encontrado el cuerpo de mi maestro ni de Yuna, por lo que ellos dos también forman parte de esos 5. Y sobran dos magos que seguramente habrán seguido a Yuna. Estoy preocupado por Maestro Ferdinand.
-    Chicos, si no os importa; me gustaría velar por los caídos. – dijo Alistair.
-    Claro. No te preocupes. – le contesté yo.
Reunimos los 54 cuerpos y yo utilicé mi magia para quemarlos, tal como indica el ritual militeño.
Los tres nos quedamos en silencio durante unos minutos  y poco después abandonamos el monte Paals.
-    Ya está. Ya deben de estar con nuestro líder Níveo. – dijo Alistair.
-    Ojalá el tigre albo de Milites trate bien a sus almas.- dije yo.
-    Chicos – dijo Melia. – Ahora que ya habéis visto que ha pasado aquí, ¿qué vais a hacer?
Era verdad. Estaba tan ocupado pensando en que había pasado y en saber como acabó la batalla, que no había pensado en que iba a hacer una vez acabáramos con esto. Aunque tampoco tenía mucho que elegir; es más, creo que solo me tenía una opción.
-    Yo- dije yo.- no voy a volver al Círculo. Los templarios seguramente me tomarán como compinche de este incidente por lo que no sería una buena idea volver, y aunque no me guste la idea de ser un fugitivo, creo que a partir de ahora seré un apostata. 
-    Yo iré contigo Roberto, también soy una apostata y tampoco tengo a donde volver.
-    Os acompaño.- dijo Alistair.
-    ¿Estás seguro? – preguntamos los dos.
-    Después de esto, no quiero tener nada que ver ni con los templarios ni con nada de esta guerra; así que me convertiré en un desertor y dejaré a los templarios. Además, os he cogido cariño. – dijo riéndose un poco.
-    Melia, Alistair; gracias.
-    Oye, ahora que somos amigos y compañeros de fugas me puedes llamar Al.
-    Muy bien Al, pues ahora que somos amigos, por favor sígueme llamando Roberto, Ni Robert ni Rob y sobretodo no me llames Roby. 
-    Desde luego. Con vosotros no me aburriré. – dijo Melia. – Y, ¿a dónde vamos a ir?
-    He pensado en dos opciones. – dijo Al. – Barranco Rojo, o la sede de los Tigres Blancos. 
-    ¿Quiénes son los TIGRES BLANCOS? – preguntó Melia.
-    Es una cooperativa creada por Cullen Rutherford, el  ex - general templario. Lo creó justo después de la guerra para ayudar a aquellos que sufrieron las consecuencias del conflicto. – respondió Al.
-    Los Tigres Blancos ayudan a magos inocentes y a la gente y luchan por la paz del país. Creen que la rebelión va en contra de Níveo, que como sabréis es el espíritu protector de Milites, ya que  creen que él y cada espíritu defensor de cada uno de los países de Oriemce desean la paz.- le expliqué yo.- La forma materializada de Níveo es el tigre albino; por esa razón el emblema de Milites es un tigre albo y el nombre de esta cooperativa es LOS TIGRES BLANCOS.
-    ¿Cómo es que no sabía de su existencia?- dijo Melia.
-    Por qué es un grupo secreto. Como ayuda a muchos magos, los templarios irían a por Cullen; ejem, digo… el ex – general  Rutherford y al resto del grupo ya que va en contra de las leyes templarias. – dije yo.- Por esa misma razón, se mantiene en secreto y actúan desde las sombras. 
-    Roberto, ¿tú que dices? – preguntó Al.
Es verdad, ¿yo que quería? Por una parte quería ir a Barranco Rojo ya que es mi ciudad natal, pero por otra banda, tenía muchas ganas de ver a mi tío, ya que han pasado 5 años desde la última vez. No obstante, aun seguía enfadado con él por no haber venido a visitarme. Además, tarde o temprano tendré que decirles a Melia y a Al quien soy. ¿Qué debía hacer?
-    A mí me da igual. Elegid vosotros. Oye, ahora que caigo; ¿qué tiene barranco Rojo que nos pueda ayudar?  – dije yo.
-    Tengo algún que otro contacto allí. Así que en ese caso, vayamos  Barranco Rojo primero. – dijo Al. . Es el que está más cerca. 
-    Decidido entonces. Pongámonos rumbo  a Barranco Rojo.- dijo MElia.
Y así fue como Alistair, Melia y yo abandonamos el monte Paals, y empezamos nuestro largo viaje y nuestra vida como fugitivos. ¿Qué nos deparará el futuro?


TO BE CONTINUED…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Hola! AHora mismo los cuatro jovenes están de camino a Costa Calma, pero este capítulo la historia avanzará muy poco ya que se trata de una especie de tutorial.

    Después de haberse desmayado, el joven con amnesía se despierta en una enfermería junto a una maga blanca que le ha estado curando. Se despierta en la sede de Los Guardianes con muchas preguntas de las cuales quiere saber la respuesta.

    Hola a todos, hoy vengo con una nueva historia. Sé lo que estaréis pensando, ¿y Tierras de magia? Bueno, me he quedado en blanco con esa historia, así que puede que no la vuelva a subir durante un tiempo. ¡Espero que os guste esta! PD: Algunos personajes son los mismos como Cullen, Roberto y Víctor XD

    Azulea, una chica que ha de cumplir su cometido al salir de la tribu donde siempre estuvo hasta su décimosexta primavera. Ahora iniciará el camino para traer conocimineto, gloria o riquezas a su hermandad. Recuerde lector, usted podrá guiarla por un camino u otro. Tome sabias decisiones.

    Azulea, una chica que cumple su decimosexta primavera emprenderá un viaje para traer conocimiento, gloria o riquezas a su tribu. El lector será su guía y decidirá, en ocasiones, que camino ha de tomar. Escoga con sabiduria.

    Roberto y su grupo consiguieron salir de Fyenza con Víktor, que se ha unido al viaje. Pero el camino a Barranco Rojo sigue siendo muy peligroso. Nuestros queridos héroes han de atravesar una cueva donde unos terribles arácnidos habitan en ella. Pero parece ser que es la única opción para llegar a su destino.

    Sinopsis corta: Esta es una historia donde el lector pordrá decidir que camino seguirá la heroïna. Azulea es una chica de dieciséis años de la Tribu Errante que emprenderá un viaje hacia la Capital tal y como dicta la tradición. Aunque sea una gran tribu conocida por todos los rincones del reino, Azulea deberá pasar a través de las adversidades sin la ayuda de su comunidad para así poder demostrar su valía y volver a ella con conocimiento, gloria o riquezas. ¿Qué obsequio mostrará a la tribu? Pero eso no es todo, aunque sea una aventura que en un inicio emprenderá sola, en sus viajes conocerá a Fayira una maga de estirpe élfica con una gran capacidad cognitiva, a Jack el guerrero destacado por su brutal fuerza y por la brillante ausencia de su inteligencia. Al final de cada episodio habrá una pregunta con multi-respuesta. Está en la mano del lector escoger algunas de las acciones que llevará a cabo Azulea, guiándola así por un camino u otro. Más largo o más corto, el efecto mariposa creado por el lector lo decidirá. ¿Será el lector capaz de escoger sabiamente las acciones correctas para que Azulea cumpla su misión sin morir en el intento? Atentamente: Vuestro humilde “game master”

    Tras perderse en la ciudad de Fyenza, Roberto insiste en buscar al ladrón que le robó y recuperar lo que le fue robado, pero su búsqueda le hará encontrarse con un mercenario misterioso del país de Concordia. Mientras tanto, Serena, Melia y Alistair están buscando una manera de encontrar a su amigo

    Había pensado de hacer una sinopsis de la historia

    Después de que Serena se uniera al grupo, Roberto y compañía llegan a Fyenza; una ciudad llena de pobreza y muerte donde no encontrarán nada más que problemas.

Soy un gamer novato que hace videoguías de juegos tipo Final Fantasy en youtube y que le gusta mucho las novelas fantásticas y de ciencia ficción. Soy de Barcelona y estudia física en la UB.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta